Revista de Prensa

Israel luchará en los tribunales contra el BDS

 

BDS.
"Jeques, activistas e intelectuales han organizado una protesta contra el líder de la organización terrorista chií libanesa de obediencia iraní, Hasán Nasrala, por su decisión de involucrar al Partido de Dios en la guerra de Siria al lado del dictador Bashar al Asad"

La ministra israelí de Justicia, Ayelet Shaked, ha decidido pasar a la ofensiva está decidida a llevar a los tribunales de todo el mundo a quien haga un llamamiento al boicot del Estado judío.

Las autoridades israelíes van a hacer descansar sus demandas en las legislaciones contra la discriminación y la incitación al odio existentes en numerosos países. Precisamente, el movimiento BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones) tiene por objeto marginar al Estado de Israel.

Los objetivos de los terroristas han sido varias mezquitas de la capital, Saná, así como el cuartel general de la guerrilla huzi, según han reportado fuentes oficiales a la BBC.

El Estado Islámico se ha atribuido las matanzas.

Un portavoz insurgente, Isam al Rayes, ha declarado que se ha forjado un pacto entre distintos grupos; pacto que sin embargo no incluye al Frente al Nusra, la filial siria de Al Qaeda.

La provincia meridional de Quneitra, vecina de los Altos del Golán –anexionados por Israel luego de la Guerra de los Seis Días (1967)– y distante apenas 70 kilómetros de Damasco, es un territorio de gran importancia estratégica.

Jeques, activistas e intelectuales han organizado una protesta contra el líder de la organización terrorista chií libanesa de obediencia iraní, Hasán Nasrala, por su decisión de involucrar al Partido de Dios en la guerra de Siria al lado del dictador Bashar al Asad.

Los manifestantes, un centenar, se concentraron este miércoles en una plaza de la capital, Beirut, y proclamaron su lealtad al Líbano y al Ejército libanés.