Revista de Prensa

"Israel es nuestro principal enemigo"

 

jibril_rajoub_ (1)
"La homosexualidad en Marruecos es un delito que acarrea penas de prisión de hasta tres años y multas de hasta 1.000 dirhams"

Así se manifestó ayer el vicesecretario general de Al Fatah, Jibril Rajub, quien abogó por mantener “cualquier forma de resistencia” contra Israel, es decir, que no no descartó el recurso a los atentados y demás formas de violencia.

Se da la circunstancia de que Rajub es uno de los firmantes de la Iniciativa de Ginebra, que pretende comprometer a israelíes y palestinos con la solución de los dos Estados.

Esta decisión de Benjamín Netanyahu podría responder a una petición del secretario de Estado norteamericano, John Kerry, como paso previo para reactivar las negociaciones de paz con los palestinos.

También queda bloqueado el proyecto E-1 (entre Jerusalén y Maale Adumim), por lo que no se podrán construir más asentamientos al este de Jerusalén.

El dictador baazista ha condenado las “aventuras israelíes” y denunciado la injerencia de Jerusalén en el conflicto sirio durante un encuentro con el ministro iraní de Exteriores, Alí Ajbar Salehi, celebrado en Damasco.

Los cuatro militares pertenecen al Ejército filipino, y fueron detenidos por un grupo armado sin identificar mientras patrullaban por la zona de exclusión determinada en torno a la frontera de ambos países en los Altos del Golán.

Según la agencia Reuters, un grupo rebelde sirio se ha responsabilizado del hecho aclarando que los soldados no están secuestrados, sino detenidos a fin de “salvarles la vida”.

De ahora en adelante, la cartera de Planificación estará en manos de Amr Darrag, la de Inversión en las de Yehia Hamed y la de Finanzas en las de Fayad Abdel Moneim.

Esta remodelación otorga más poder a los Hermanos Musulmanes, que pasan de tener 8 a 10 ministros.

Los dos jóvenes se encontraban, dentro del coche de uno de ellos, en un jardín público cuando fueron sorprendidos. Están siendo juzgados por el tribunal de Temara, en la periferia sur de Rabat, acusados de homosexualidad y de “atentar contra la moral pública”.

La homosexualidad en Marruecos es un delito que acarrea penas de prisión de hasta tres años y multas de hasta 1.000 dirhams.