Revista de Prensa

Israel decide intensificar la operación 'Margen Protector'

 

IAF
"El Canal 2 israelí cifra en 300.000 los residentes en el sur de Israel que han dejado atrás sus hogares. Al otro lado de la raya, la ONU estima que los desplazados en la Franja son 250.000"

El Gabinete de Seguridad israelí decidió ayer incrementar la presión sobre Hamás luego de que la organización terrorista islamista redoblara sus ataques con proyectiles sobre el sur del país.

Por otro lado, Jerusalén ha enviado una delegación a Egipto con vistas a explorar las posibilidades de conseguir un alto el fuego.

Aunque reconoce que las Fuerzas de Defensa de Israel toma medidas para informar a los habitantes de la Franja de los ataques que lanza, al reparar en el número de víctimas civiles que está cosechando la operación Margen Defensivo sostiene que está haciendo un uso desmedido de la fuerza.

Esta toma de postura ha sido expuesta públicamente por el vicesecretario general, Jan Eliasson, quien además ha condenado los ataques de las IDF a instalaciones de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina (UNRWA) y a una central eléctrica registrados esta semana.

Israelíes y gazatíes abandonan sus hogares por el recrudecimiento del conflicto

El Canal 2 israelí cifra en 300.000 los residentes en el sur de Israel que han dejado atrás sus hogares desde que, hace 24 días, se pusiera en marcha la operación Margen Protector. Al otro lado de la raya, la ONU estima que los desplazados en la Franja son 250.000, 200.000 de los cuales han encontrado refuegido en dependencias de la UNRWA.

El crimen tuvo lugar ayer en Baquba, una ciudad de composición mixta suníes-chiíes, distante 65 kilómetros de Bagdad.

Fuentes policiales consultadas por Al Arabiya creen que con actos de terror de estas características las milicias chiíes pretenden disuadir a los iraquíes de confesión suní de prestar apoyo a sus correligionarios del Estado Islámico, que se han hecho con buena parte del norte del país.

El veterano dirigente druso, líder del Partido Progresista Socialista, alerta de que el grupo terrorista está muy próximo al territorio nacional y llama a «extremar la vigilancia». Asimismo, ha expresado sus temores de que cuenten con el apoyo de habitantes de la zona que compartan su ideario.