Revista de Prensa

Israel acusa a la UE de alentar el terrorismo palestino

 

Benjamín Netanyahu, en la ONU (SEP 15).
"El jefe de las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF), Gadi Eisenkot, ha denunciado que el levantamiento de las sanciones contra Irán supondrá un aumento de la financiación iraní de organizaciones terroristas como Hezbolá y Hamás"

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea decidieron anoche que los acuerdos con el Estado judío no tendrán aplicación en Judea y Samaria (Cisjordania). Para la viceministra israelí de Exteriores, Tzipi Hotoveli, con esta medida la UE anima a los palestinos en su campaña de deslegitimación internacional de Israel y en su incesante llamamiento al “asesinato de civiles israelíes”.

Se trata de Morad Bader Abdulá Adais, palestino, de 16 años, que el domingo mató a puñaladas a la joven enfermera.

Por otra parte, una mujer embarazada fue apuñalada ayer en la comunidad judía de Tekoa. Afortunadamente, no se teme por su vida.

El terrorista suicida ha detonado sus explosivos junto a un puesto de control policial, provocando las referidas muertes y heridas a otras 20 agentes.

El ataque terrorista ha tenido lugar este martes en el noroeste del país, junto a la frontera con Afganistán, donde las fuerzas de seguridad paquistaníes combaten al Talibán y otros grupos terroristas.

Las nuevas sanciones del Tesoro estadounidense impiden a 11 entidades y personas vinculadas al programa de misiles balísticos de la República Islámica utilizar el sistema bancario estadounidense, y se adoptaron a las pocas horas del levantamiento de las que pesaban sobre Teherán por su programa nuclear.

Un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores iraní ha declardo que no tienen “ninguna legitimidad legal o moral”.

Por su parte, el jefe de las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF), Gadi Eisenkot, ha denunciado que el levantamiento de las sanciones contra Irán supondrá un aumento de la financiación iraní de organizaciones terroristas como HezboláHamás, así como la potenciación de su propia industria bélica.

Se trata de un ciudadano marroquí de ascendencia belga que estaría vinculado a los terroristas que llevaron a cabo los atentados del pasado 13 de noviembre. Fue detenido cerca de Casablanca, adonde habría llegado procedente de Siria (a través de Turquía, Alemania, Bélgica y Países Bajos). En Siria formó parte del Frente Al Nusra antes de unirse al Estado Islámico.

Si bien no se ha facilitado oficialmente la identidad del detenido, algunos medios de comunicación apuntan a que se trata de Gelel Atar, de 26 años.