Contextos

Israel acude al rescate de 10 niños de Kiev enfermos de cáncer

Por Marcel Gascón 

siret-rumania-israel-saranga-080322
"'No es fácil ver unas imágenes que, y lo digo como diplomático judío y representante del Estado judío, nos hacen pensar, queramos o no, en lo que pasó en la II Guerra Mundial' (David Saranga)"

(Siret, frontera de Rumanía con Ucrania)

Tras huir con sus padres del Kiev asediado por los rusos, diez niños ucranianos que sufren de cáncer y otras enfermedades graves fueron trasladados este martes en un vuelo privado israelí a Tel Aviv, donde recibirán diálisis y todos los tratamientos que necesitan en el prestigioso hospital pediátrico Schneider. “La operación es el resultado de los esfuerzos comunes de las autoridades, entre ellas las de los ministerios de Asuntos Exteriores y Transportes de Israel, y de la contribución de decenas de personas y empresas que se han volcado en ayudar a estos niños”, ha explicado la embajada de Israel en Rumanía.

Los diez niños y sus familias fueron recibidos en la frontera por el embajador de Israel en Rumanía, David Saranga (en la imagen, con uno de los niños evacuados). En declaraciones a El Medio desde Siret, Saranga contó que el Gobierno de Israel ha desplegado a sus representantes en la zona para asistir a todas las personas que llegan de Ucrania, sean judías o no.

Hasta el momento han entrado en Rumanía desde Ucrania unos 4.000 ciudadanos israelíes, y miles de judíos ucranianos a los que la embajada israelí y varias organizaciones judías ofrecen alojamiento y transporte hasta Israel u otros destinos en Europa o América. Muchos de estos judíos declararon a El Medio que planean hacer aliá.  Entre los judíos de Ucrania asistidos por el Gobierno de Jerusalén están el centenar de niños de un orfanato de Zhitómir, unos 150 kilómetros al oeste de Kiev, que aterrizaron el domingo en Israel tras pasar varios días en Rumanía.  

“El miércoles de la semana pasada, un grupo de más de cien huérfanos cruzó la frontera”, dijo el embajador Saranga sobre el rescate a la cadena i24NEWS. “No fue una operación fácil, porque muchos de ellos no tienen pasaporte o cualquier otro tipo de documento”, explicó el embajador, que agradeció la cooperación de las autoridades rumanas

Preguntado sobre lo que está viendo en el paso fronterizo de Siret, al que cada día llegan miles de mujeres, niños y ancianos que huyen de la ofensiva militar rusa contra Ucrania, Saranga declaró:

No es fácil ver unas imágenes que, y lo digo como diplomático judío y representante del Estado judío, nos hacen pensar, queramos o no, en lo que pasó en la II Guerra Mundial.