Revista de Prensa

Irán e Israel, en rumbo de colisión

 

alerta-roja

En el Council on Foreign Relations, Elliott Abrams advierte de que las maniobras iraníes en torno a Siria hacen prácticamente inevitable un conflicto entre Israel e Irán y pide a EEUU que preste especial atención a este asunto.

(…) mientras nosotros debatimos, Irán actúa. Y también lo hace Israel. Israel ha atacado objetivos en Siria un centenar de veces en los últimos cinco años, bombardeando ante cualquier esfuerzo iraní por transferir material de alta tecnología a Hezbolá (…) El mes pasado Israel bombardeó el denominado Centro de Investigaciones y Estudios Científicos en Masiaf, una ciudad del centro de Siria, una instalación militar donde se dice que se producían armas químicas y bombas de precisión. Ahora, hay informaciones de que (…) Irán planea construir un aeródromo militar cerca de Damasco (…) Y de que Irán y el régimen de Asad están negociando para que Teherán tenga su propio muelle en el puerto de Tartus. Y de que Irán podría desplegar una división [de su propio Ejército] en Siria.

Estos desarrollos serían inaceptables para Israel, que trasladará este mensaje a Rusia y a EEUU.

(…)

(…) Israel podría estar a sólo una década de verse en una situación en la que Irán tenga armas nucleares y bases en Siria, donde lógicamente podría instalar armamento atómico, sólo a unos kilómetros de la frontera israelí.

[El periodista Alex Fishman, decano de los corresponsales militares israelíes] ha escrito: “Si la diplomacia israelí no consigue réditos, nos encaminamos a un conflicto con los iraníes”. Esta conclusión, y las maniobras iraníes que la hacen crecientemente posible, debería estar en la mente de los funcionarios de la Administración Trump mientras trazan una nueva política ante la incesante lucha iraní por la supremacía en Oriente Medio.

Esta es la pregunta que trata de responderse el analista Rafael Castro en la versión en inglés del diario israelí Yediot Aharonot. Al hacerlo, acude a las raíces teológicas del sionismo y aboga por la ilustración desprejuciada de la opinión pública musulmana.

Para acabar con el conflicto árabe-israelí se precisa el reconocimiento musulmán de la significación histórica y espiritual de Israel para el pueblo judío. Ese reconocimiento sólo sucederá cuando la opinión pública musulmana sea expuesta a la historia, la arqueología y la escritura preislámicas. El contacto musulmán con los textos religiosos judíos es fundamental para que los derechos humanos de los judíos sean respetados en Oriente Medio. Mientras se niegue la legitimidad religiosa del judaísmo, la gran mayoría de los musulmanes seguirán rechazando una paz y una reconciliación genuinas con Israel.

El periodista saudí Abdulramán al Rashid afirma que su país está más amenazado que nunca en los tiempos recientes y que eso, unido a la no mitigada desconfianza de Riad en su tradicional aliado norteamericano, es lo que ha hecho que el Reino quiera disponer en su arsenal de armamento procedente de varias potencias, no el deseo de enfrentarse a Washington.

Arabia Saudí está afrontando las peores amenazas externas potenciales debido a dos factores: la amenaza iraní se está incrementando y el compromiso americano con su defensa está menguando.

(…)

(…) es la creciente amenaza lo que está forzando a Riad a ser más fuerte que antes. La compra de armas rusas y chinas la liberará de la presión americana. En caso de que EEUU suspenda el suministro de municiones o impida que se usen sus armas en cualquier guerra que se plantee, Riad tendrá otras opciones.