Imaginario

Irán, contra el rey del pollo frito

 

Halal KFC (Teherán).

Sólo un día después de su inauguración, las autoridades de la República Islámica de Irán han dictado el cierre de un restaurante de Teherán denominado Halal KFC alegando que operaba bajo licencia falsa.

“Se trata de un malentendido”, ha declarado Abás Pazuki, gerente del establecimiento. “Nosotros formamos parte de una marca conocida como Halal KFC, que viene de Turquía. Pertenece a musulmanes y su mercado son los países musulmanes”, ha enfatizado.

Pazuki ya no es que niegue que su establecimiento tenga relación alguna con el célebre Kentucky Fried Chicken; es que sostiene que Halal KFC es “rival” de la compañía norteamericana.