Revista de Prensa

Hamás, proscrita en Egipto

 

Hamás

La decisión ha corrido a cargo del mismo tribunal que el pasado mes de septiembre puso fuera de la ley a los Hermanos Musulmanes, con quienes la organización terrorista palestina mantiene estrechos lazos.

El tribunal, que acusa a Hamás de colaborar en ataques terroristas contra las fuerzas de seguridad egipcias, ha ordenado la confiscación de todas las propiedades que la organización tiene en el país.

Tras varias semanas de silencio y filtraciones contradictorias, el jefe del Ejército ofreció ayer la señal más clara de que su propósito es presentarse a las próximas elecciones presidenciales. Así, Sisi aseguró ante soldados y oficiales que no puede «dar la espalda» a «la gran mayoría de los egipcios» que, a su juicio, quieren que se postule.

La advertencia la ha realizado el ministro de Exteriores de la República Islámica, Mohamed Javad Zarif, este mismo miércoles en Tokio, donde ha reiterado que Teherán no tiene la menor intención de cerrar su reactor de agua pesada. 

El presidente de los Estados Unidos ha asegurado al premier israelí que ejercerá presión sobre el mandatario palestino para que adopte «decisiones duras» en el marco de las conversaciones de paz.

Washington quiere que Ramala asuma el acuerdo marco y extienda la fecha límite para las negociaciones.

El ataque se ha desarrollado en el marco de la batalla por el control de la localidad fronteriza de Yabrud, clave para las comunicaciones con Damasco.

Al parecer, no se han producido muertes en la operación.

Es la respuesta al último atentado registrado, que ha provocado la muerte a tres oficiales de policía.

Las tres principales organizaciones proscritas son la Coalición 14 de Febrero, las Brigadas Al Ashtar y las Brigadas de Resistencia.

El ministro de Interior, jeque Rachid ben Abdulá al Jalifa, justificó la medida por el «alto nivel de riesgo» que tendrían dichas organizaciones.