Revista de Prensa

Hamás amenaza a Israel con la aniquilación

 

Terroristas de Hamás.
"El papa Francisco expresó ayer sus mejores deseos para que la conferencia de Ginebra "marque el comienzo del deseado camino hacia la pacificación" de Siria"

Esa es la predicción que ayer formuló el ministro del Interior de Hamás, Fazi Hamad, en el transcurso de un acto militar conmemorativo del conflicto que hace cinco años enfrentó a la organización terrorista que detenta el poder en Gaza con el Ejército israelí.

Según Hamad, las fuerzas palestinas están persiguiendo a los «sionistas» con todos sus líderes y soldados, lo que le ha llevado a sentenciar: «Os quedan sólo ocho años en tierra palestina antes de vuestro fin».

El vicepresidente estadounidense aprovechó un encuentro con el presidente de Israel al término del funeral del exprimer ministro Ariel Sharón para pedir un esfuerzo que haga fructificar los intentos de paz con los palestinos.

Ante Simón Peres, Biden insistió en que el proceso de paz iniciado es «una oportunidad, uno de esos momentos de la historia que ha de ser aprovechado«.

Moscú y Washigton realizaron ayer un llamado conjunta para que los dos bandos de la guerra siria declaren un alto el fuego, a fin de facilitar las conversaciones de paz de Ginebra, que tendrán lugar la próxima semana.

El ministro de Exteriores ruso se refirió a la necesidad de que el régimen de Damasco permita abrir un corredor de ayuda para la población civil de las áreas más devastadas, mientras su homólogo norteamericano, el secretario de Estado, John Kerry, animó a los dos bandos a acordar un alto el fuego, especialmente en la zona de Alepo, una de las más castigadas.

Las organizaciones feministas de Siria han solicitado al enviado especial de la ONU y la Liga Árabe, Lajdar Brahimi, estar presentes en la trascendental reunión internacional que tendrá lugar en la ciudad suiza para buscar una solución al conflicto sirio.

Las asociaciones de mujeres piden integrar al menos el 30 por ciento de todos los bandos negociadores y que la futura Constitución siria garantice la igualdad de los dos sexos y penalice cualquier forma de discriminación o violencia.

El líder de los católicos del mundo expresó ayer sus mejores deseos para que la conferencia de Ginebra «marque el comienzo del deseado camino hacia la pacificación». Asimismo, denunció los ataques que padece la población civil del país y urgió a que se garantice «de todas las formas posibles la asistencia humanitaria«.