Revista de Prensa

¿Ha bombardeado Israel instalaciones militares sirias?

 

F-15 de la Fuerza Aérea de Israel.
"El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, organización radicada en Londres, que afirma haber recibido informes que acreditan el uso de cloro por parte de las tropas de Asad en los combates contra los integrantes del grupo yihadista"

Los objetivos estarían localizados en las inmediaciones del aeropuerto de la capital, Damasco, y en la localidad de Dimas, de gran importancia por su proximidad a la frontera libanesa.

Si bien Jerusalén no ha hecho el menor comentario al respecto, podría tratarse de una operación destinada a impedir la transferencia de misiles del régimen baazista a la organización terrorista Hezbolá.

Es lo que asegura el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, organización radicada en Londres, que afirma haber recibido informes que acreditan el uso de cloro por parte de las tropas de Asad en los combates contra los integrantes del grupo yihadista.

El Ejército sirio habría utilizado armas prohibidas para evitar que los terroristas del Estado Islámico se hicieran con la importante base aérea de Deir Ezzor (este).

Se trata de Adnán el Sukriyumá, jefe de operaciones exteriores de Al Qaeda, que habría estado implicado en un plan para cometer atentados suicidas en el metro de Nueva York en 2009.

Su muerte se produjo en el transcurso de un operativo del Ejército pakistaní en Waziristán del Sur, que limita con Afganistán.

Sukriyumá era natural de Arabia Saudí, tenía 39 años y era uno de los terroristas más buscados por EEUU.

El periodista estadounidense Luke Sommers y el cooperante sudafricano Pierre Korkie fallecieron durante una operación de rescate fallida a cargo de fuerzas norteamericanas y yemeníes en la región de Shabwa (sur). Ambos fueron asesinados por sus captores, pertenecientes a Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA).

El presidente de EEUU, Barack Obama, ha calificado de “bárbaro asesinato” este nuevo crimen de AQPA.

Entre las acusaciones que pesan sobre ellos se cuentan las de reclutamiento para grupos terroristas, financiación del terrorismo y fabricación de explosivos. Según el Ministerio del Interior, 26 son extranjeros: 16 sirios, tres yemeníes, un egipcio, un libanés, un afgano, un etíope, un bahreiní y un iraquí.

El secretario de Estado estadounidense se declara “decepcionado y preocupado” por la presentación de cargos no especificados contra Jason Rezaian, corresponsal de The Washington Post, y la negativa de la Justicia iraní a ponerlo en libertad bajo fianza.

Rezaian, que tiene la doble nacionalidad iraní y estadounidense, lleva detenido desde el pasado mes de julio y, según la denuncia de la que se ha hecho eco John Kerry, las autoridades judiciales le impiden acceder a un abogado.

Abdelá Baha falleció en la tarde de ayer cuando un tren arrolló su vehículo en un paso a nivel. Diputado por Rabat, Baha era uno de los líderes más influyentes del Partido de la Justicia y el Desarrollo y la mano derecha del primer ministro, Abdelilá Benkirán.