El Blog

Friends of Israel, contra la tendenciosidad judeófoba y antiisraelí de la Unesco

 

A continuación, traducimos las misivas que la Friends of Israel Initiative ha enviado a la directora general de la Unesco, Irina Bokova, y a la presidenta del Comité del Patrimonio de la Humanidad de la referida institución, Lale Ülker, a propósito de la resolución adoptada el pasado día 13 por el Comité Ejecutivo de la misma –y que ha sido confirmada esta misma mañana– en la que se niega cualquier vínculo entre el judaísmo y el Monte del Templo de Jerusalén, el lugar más sagrado para el judaísmo.

Jerusalén

***

Doña Irina Bokova
Directora general
Unesco
Place de Fontenoy, 7
75352 París Cedex 07
Francia

Estimada señora:

Los abajofirmantes condenamos enérgicamente los términos de la resolución aprobada el pasado 13 de octubre por el Comité Ejecutivo de la Unesco sobre la Ciudad Vieja de Jerusalén. Yendo contra toda la evidencia histórica, el texto ha dañado el prestigio y la credibilidad de la Unesco. Además, la integridad de la organización que usted dirige y representa es innecesariamente puesta en duda a causa de su sostenido trato tendencioso a Israel, que no sólo es injusto, sino que se basa en premisas puramente ideológicas que no se ajustan a los objetivos de la Unesco.

Además de negar el vínculo histórico judío –y también cristiano– con Jerusalén, la resolución asimismo omite deliberadamente que Israel protege la libertad de culto en su jurisdicción; olvida que Israel garantiza la libertad de acceso a y la protección de los lugares sagrados de las tres confesiones en la Ciudad Vieja de Jerusalén; distorsiona la realidad acusando a Israel de dañar la integridad de la Vieja Ciudad y, por último, pero no menos importante, da la espalda a la paz y el diálogo entre los israelíes y los palestinos.

Supuestamente, la Unesco se dedica a “contribuir a la paz y la seguridad promoviendo la colaboración internacional mediante reformas educativas, científicas y culturales”; sin embargo, ahora está promoviendo resoluciones que desprecian cualquier rigor histórico y arqueológico, que insultan a todos los judíos del mundo y que aleja las posturas de israelíes y palestinos sobre el conflicto. Al aprobar esta resolución, la Unesco ha perdido el contacto con la realidad y traicionado uno de sus principales objetivos: “La paz debe basarse en la solidaridad intelectual y moral de la Humanidad”.

Así las cosas, la Unesco está perdiendo su prestigio como organización intelectual de Naciones Unidas. En este sentido, la Unesco ha sido secuestrada por una estrategia que persigue el aislamiento internacional de Israel y llevada a cabo por la Autoridad Palestina y sus aliados, como se puede comprobar en los resultados de la votación. La verdad depende de un análisis objetivo; la verdad no depende de un mal uso de la Historia o del prejuicio político, un prejuicio contra Israel y el legado judío que la Unesco ha hecho suyo.

Por desgracia, este punto de vista no es nuevo en los organismos de la Unesco. A este respecto, la Comisión Ejecutiva de la Unesco ya adoptó una resolución unilateral el pasado 15 de abril en los mismos deplorables términos.

Condenamos firmemente la actitud de la Unesco hacia Israel, y declaramos que es absolutamente perniciosa: va contra la historia y la arqueología, contra el inquebrantable vínculo del pueblo judío con Jerusalén y contra los valores de la paz y la coexistencia.

Por lo tanto, le instamos a que disuada a la Unesco de asumir este tipo de discursos y hechos, que no hacen más que socavar la posición de la organización, insultar a los judíos de todo el mundo y alejar aún más la posibilidad de la paz entre los israelíes y los palestinos.

Atentamente,

Hble. José María Aznar, expresidente del Gobierno de España.
Hble. Lord David William Trimble, ex primer ministro de Irlanda del Norte. Premio Nobel de la Paz en 1998.
Hble. John Howard, ex primer ministro de Australia.
Hble. Alejandro Toledo, expresidente de Perú.
Hble. Luis Alberto Lacalle, expresidente de Uruguay.
John Baird, exministro de Asuntos Exteriores de Canadá.
Uri Rosenthal, exministro de Asuntos Exteriores de Holanda.
Embajador Giulio Terzi, exministro de Asuntos Exteriores de Italia.
Prof. Andrew Roberts, historiador y escritor británico.
Richard Kemp, coronel en la reserva del Ejército británico.
Allen B. West, teniente coronel en la reserva. Miembro del 112º Congreso de EEUU.
Bill Richardson, exgobernador de Nuevo México.
Roberto F. Agostinelli, director general de Rhône Group y Rhone Capital.
George Weigel, profesor distinguido del Ethics and Public Policy Center.
Carlos Alberto Montaner, exiliado cubano, escritor y periodista.
Prof. Marcello Pera, filósofo y político italiano.
Dña. Fiamma Nirenstein, política, periodista y escritora italiana.
Carlos Bustelo, exministro de Industria de España.
Rafael L. Bardají, director ejecutivo de la Friends of Israel Initiative.


Doña Lale Ülker
Presidenta
Unesco. Comité del Patrimonio de la Humanidad
Place de Fontenoy, 7
75352 París Cedex 07
Francia

Estimada señora:

Considerando la posición adoptada por el Comité Ejecutivo de la Unesco en su borrador de decisión 200EX/PX/DR.25.2, aprobado el pasado 13 de octubre, sobre la Ciudad Vieja de Jerusalén, le rogamos tome en consideración los siguientes argumentos con vistas a la próxima Convención del Patrimonio de la Humanidad, que se celebrará los días 24, 25 y 26 en la sede central de la Unesco, en concreto a cuenta de la resolución La Ciudad Vieja de Jerusalén y sus murallas (c148 rev – Decision 40 COM7A.13).

1. La Ciudad Vieja de Jerusalén es un territorio en disputa y, según los Acuerdos de Oslo, su estatus final debe acordarse en negociaciones directas y bilaterales.

2. Las más prestigiosas autoridades de los campos de la arqueología y la historia reconocen el ancestral vínculo del pueblo judío con Jerusalén. En este sentido, Jerusalén aparece mencionada en el Antiguo Testamento en 665 ocasiones; se convirtió en la capital del primer reino judío en el año 1004 a. C.; y, como dijo en 2001 el filósofo y profesor Sari Nuseibeh, ex representante en Jerusalén de la Autoridad Palestina y presidente de la Universidad Al Quds: “Sería de ciegos negar la conexión judía con Jerusalén”.

3. Desde que Israel retomó Jerusalén Este y la Ciudad Vieja en 1967, la autoridad religiosa en Monte del Templo la ha ostentado el Waqif jordano –al igual que durante la ocupación jordana (1949-1967)–, a fin de respetar los santos lugares musulmanes de la Ciudad Vieja. Desde entonces, Israel ha garantizado el acceso al Monte del Templo a todos los ciudadanos musulmanes y ha salvaguardado la integridad de la Ciudad Vieja (y la ha mejorado).

4. Todos los proyectos de ingeniería civil y de obra pública que son objeto de controversia tienen el objetivo de mejorar la vida de los jerosolimitanos y las infraestructuras de la Ciudad Vieja. Todos ellos respetan los lugares sagrados de las tres confesiones presentes en la Ciudad Vieja, como viene haciendo Israel desde 1967.

5. Las autoridades israelíes garantizan también la libertad de acceso al Monte del Templo, donde se ubican la mezquita de Al Aqsa y la Cúpula de la Roca. Israel es el único país de Oriente Medio donde se respeta y promueve la libertad de culto. Se han tomado determinadas medidas con el único fin de garantizar la seguridad de los ciudadanos y los visitantes en Jerusalén. A este respecto, vale la pena recordar la ola de ataques indiscriminados contra civiles israelíes que persiste hasta hoy, y que empezó en octubre de 2015 en el Monte del Templo, por lo que las condiciones de seguridad son aún frágiles y precisan de control y vigilancia.

Debido a todas estas consideraciones, rogamos encarecidamente al Comité del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco que adopte una posición imparcial y rigurosa para con la historia y la política en lo relativo a la Ciudad Vieja de Jerusalén, porque es, precisamente, uno de los núcleos de conflicto entre israelíes y palestinos.

Atentamente,

Hble. José María Aznar, expresidente del Gobierno de España.
Hble. Lord David William Trimble, ex primer ministro de Irlanda del Norte. Premio Nobel de la Paz en 1998.
Hble. John Howard, ex primer ministro de Australia.
Hble. Alejandro Toledo, expresidente de Perú.
Hble. Luis Alberto Lacalle, expresidente de Uruguay.
John Baird, exministro de Asuntos Exteriores de Canadá.
Uri Rosenthal, exministro de Asuntos Exteriores de Holanda.
Embajador Giulio Terzi, exministro de Asuntos Exteriores de Italia.
Prof. Andrew Roberts, historiador y escritor británico.
Richard Kemp, coronel en la reserva del Ejército británico.
Allen B. West, teniente coronel en la reserva. Miembro del 112º Congreso de EEUU.
Bill Richardson, exgobernador de Nuevo México.
Roberto F. Agostinelli, director general de Rhône Group y Rhone Capital.
George Weigel, profesor distinguido del Ethics and Public Policy Center.
Carlos Alberto Montaner, exiliado cubano, escritor y periodista.
Prof. Marcello Pera, filósofo y político italiano.
Dña. Fiamma Nirenstein, política, periodista y escritora italiana.
Carlos Bustelo, exministro de Industria de España.
Rafael L. Bardají, director ejecutivo de la Friends of Israel Initiative.