Revista El Medio http://elmed.io Noticias de Medio Oriente en español Fri, 22 Mar 2019 09:23:23 +0000 es-ES hourly 1 https://wordpress.org/?v=4.2.23 Carta abierta a los simpatizantes del BDS http://elmed.io/carta-abierta-a-los-simpatizantes-del-bds/ http://elmed.io/carta-abierta-a-los-simpatizantes-del-bds/#comments Fri, 22 Mar 2019 09:23:23 +0000 http://elmed.io/?p=26406 Espero que reflexionéis sobre lo que estáis apoyando y en qué invertís vuestro valioso tiempo.

La entrada Carta abierta a los simpatizantes del BDS aparece primero en Revista El Medio.

]]>
No estimados simpatizantes del movimiento BDS:

Me dirijo a vosotros porque, si bien mucho se ha dicho y escrito ya sobre vuestro movimiento, me veo en la obligación de seguir intentando despertaros a la realidad.

Ante todo, me interesa ayudaros a descubrir la máscara que esconde su real objetivo: la destrucción del único y diminuto Estado judío.

Y no lo digo yo, lo dicen vuestros propios líderes. Omar Barguti, uno de sus fundadores, admitió que el objetivo del BDS es la destrucción de Israel. Norman Finkelstein explicó que, si se logra lo que busca este movimiento, “no hay Israel. De eso se trata”.

Hamas y Fatah también lo reconocen:

Tawfiq al Tirawi, miembro del Comité Central de Fatah: “El Estado palestino en las fronteras de 1967 [es decir, en la Margen Occidental y Gaza], con Jerusalén como capital, es solo una fase”.

– Mahmud Abás, presidente de la Autoridad Palestina: “No aceptaré un Estado judío”.

Ese objetivo que compartís con los líderes de los grupos terroristas fue también revelado por Mosab Hasán Yusef, hijo del fundador de Hamás, en la ONU.

La Autoridad Palestina dice a los niños: “Seguid siendo refugiados”; porque no le interesa procurar una vida digna a su pueblo, quiere seguir presionando para atacar a Israel y recibiendo los miles de millones de dólares que le da la comunidad internacional (dinero que en Gaza se destina a la fabricación de misiles y la construcción de túneles para atacar a la población civil israelí, mientras Israel continúa proporcionando a los palestinos medicinas, educación, trabajo, electricidad, etcétera).

Hay muchos mitos perpetuados por el BDS que revelan vuestro antisemitismo disfrazado de antisionismo, la negación del derecho del pueblo judío a vivir en paz y seguridad en su propia tierra.

Para dar algunos ejemplos:

1. El BDS pide el boicot a los productos de la “invasión” israelí sobre Palestina hasta que Israel entregue las tierras árabes “ocupadas” en junio de 1967.

La realidad: los judíos no invadieron, ocuparon ni robaron la tierra de nadie. Miles y miles de judíos vivían en la región antes del establecimiento del Estado de Israel, y esos judíos se llamaban a sí mismos palestinos. Los judíos son indígenas de Sión/Judea/Palestina/Israel. Palestina fue el nombre que pusieron los romanos a Judea para evitar que se relacionase la tierra con sus habitantes, precisamente los judíos.

Jerusalén fue siempre la capital del pueblo judío y nunca lo fue de ningún otro. Incluso durante el Mandato Británico, billetes, monedas y sellos postales tenían las letras EI, por Eretz Israel (“Tierra de Israel” en hebreo). Los judíos que inmigraron a esa tierra como reacción a la limpieza étnica y el genocidio en Europa y los países musulmanes compraron las propiedades, como han ido haciendo todos los judíos que retornaron a Judea. Lo cual fue testificado incluso por uno de los más grandes antisemitas de la historia, el gran muftí de Jerusalén Haj Amín el Huseini: “Los judíos no robaron tierra árabe en Israel”.

Cuando se hizo la partición de Palestina en un 77% para los árabes palestinos y un 23% para los judíos palestinos, estos aceptaron, aunque lo que se les dio era un territorio muy reducido, con tal de vivir en paz y libertad. Los árabes también aceptaron su parte y crearon Transjordania –posteriormente denominada Jordania–, pero rechazaron la existencia de un Estado judío. Cuando Israel declaró su independencia, Egipto ocupó ilegalmente Gaza y Jordania hizo lo mismo en Jerusalén Oriental, la región de Judea y Samaria (a la que renombró Margen Occidental); y expulsó a los judíos que habían vivido allí por miles de años.

2. El BDS acusa a Israel de haber expulsado a los árabes que vivían allí.

La realidad: los ejércitos de los países árabes que atacaron Israel en 1948 pidieron a los árabes que se fueran para facilitarles los ataques y les prometieron que retornarían una vez ganaran la guerra y se adueñaran de la tierra, lo que nunca sucedió.

Si no me creéis, escuchad esta compilación de trece testimonios árabes: ¿por qué los palestinos son refugiados?

Por otro lado, para comprender que no existió limpieza étnica por parte de Israel basta saber que el 20% de la población israelí es árabe; se trata de los descendientes de quienes no siguieron a los líderes árabes en la guerra del 48.

3. El BDS acusa a Israel de genocida.

La realidad: según la Oficina Central de Estadísticas de Palestina, la población palestina se cuadruplicó en los últimos 50 años y sigue creciendo.

4. El BDS dice que en Israel hay apartheid y pide iguales derechos para los árabes israelíes.

La realidad: como el Dr. Kenneth Meshoe, político sudafricano, presidente del Partido Demócrata Cristiano Africano, dijo: “Lo de que Israel es un Estado que practica el apartheid es mentira”.

Cada ciudadano israelí tiene iguales derechos y libertades que el resto de sus compatriotas. Los miembros de las minorías, empezando por los cerca de dos millones de árabes, pueden estudiar en las universidades, son profesionales, empresarios, incluso diputados. En este momento, en el Parlamento israelí hay 17 árabes. Como anécdota, tened en cuenta que fue un árabe, el juez Salim Yubrán, quien leyó la sentencia de la Corte Suprema contra el ex primer ministro Ehud Olmert. ¿Podría pasar esto si en Israel hubiera apartheid?

5. El BDS pide que Israel deje de bloquear Gaza.

La realidad: el bloqueo es totalmente legal, según la legislación internacional y el manual de San Remo, dado el conflicto armado entre Israel y Hamás –que gobierna en la Franja desde 2007–. Para más información, les recomiendo el artículo “La base legal del bloqueo naval israelí a Gaza”, de la profesora Ruth Lapidoth.

El bloqueo es necesario para evitar que los grupos yihadistas consigan más armas. La carta fundacional de Hamás recoge específicamente su deseo de destruir Israel. En los últimos años, decenas de miles de misiles fueron lanzados desde Gaza sobre la población civil israelí, dejando cientos de muertos y heridos y miles de millones de dólares en daños, a lo que hay que sumar tres guerras y los continuos ataques con cohetes y bombas incendiarias. En la Franja de Hamás es continua la incitación contra Israel en particular y contra los judíos en general, en la televisión, las escuelas y los campos de entrenamiento para niños y jóvenes.

6. El BDS critica la cerca de seguridad.

La realidad: la cerca es un método legal de autodefensa. Esta barrera (el 10% es muro, el resto es alambrada) ha logrado reducir los ataques terroristas en un 90%. Como reconoció en su día un capo de la Yihad Islámica Palestina: “La cerca de seguridad de Israel previene el terror”.

7. El BDS demanda el derecho de retorno de los refugiados palestinos.

La realidad: en 1989, el entonces presidente egipcio Hosni Mubarak dijo: “La exigencia palestina del retorno es poco realista. Habría que resolverla con compensaciones económicas y el reasentamiento [de los refugiados] en países árabes”. Barguti, por su parte, ha declarado: “Si Israel absorbiera los más de seis millones de árabes palestinos refugiados, desaparecería como Estado judío y democrático”.

La UNRWA, organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina, define como refugiados a las “personas cuyo lugar habitual de residencia fuera Palestina durante el período del 1 de junio de 1946 al 15 de mayo de 1948, y que perdieron sus hogares y medios de subsistencia como resultado del conflicto de 1948”, el cual comenzó cuando los países árabes atacaron al recién nacido Estado de Israel. Además, considera refugiados a los descendientes de aquellos. Aproximadamente 750.000 palestinos dejaron Israel por elección a causa del conflicto, y otros se fueron después de la Guerra de los Seis Días (1967), también resultado de la agresión árabe.

Por otro lado, si quisieran que se aplicase el retorno de los palestinos (autodenominados así desde 1964, hasta entonces siempre se llamaban a sí mismos árabes) a su verdadero lugar de origen, deberían escuchar lo que dijo Fathi Hamad, entonces ministro del Interior y Seguridad Nacional de Hamás, en 2012: “La mitad de los palestinos son egipcios y la otra mitad son saudíes. Los palestinos no son indígenas de Israel”.

Llegados a este punto, os pregunto, seguidores del BDS: ¿por qué no os importa la expulsión de 850,000 judíos de los países árabes?, ¿por qué no criticáis el muro construido por Egipto en su frontera con Gaza, el bloqueo egipcio de Gaza, la destrucción de barrios de Gaza para crear una zona neutral entre la Franja y Egipto?

Si os preocuparais realmente de los palestinos, deberíais estar peleando contra los abusos de la Autoridad Palestina y de Hamás sobre su propio pueblo. Pero no: en lugar de luchar por liberar a los árabes palestinos del yugo de sus líderes terroristas y corruptos, os volcáis en la destrucción de Israel.

Vuestro pedido de boicot, desinversiones y sanciones contra Israel no ayuda a los palestinos:

– Basem Eid, árabe palestino activista por los derechos humanos: “El BDS daña solo a los palestinos”.  “El BDS está dispuesto a luchar contra Israel hasta la última gota de sangre palestina”.

¿El BDS ayuda a los palestinos o promueve el odio?

Israelíes y palestinos trabajan juntos por la coexistencia económica, mientras el BDS pelea por quebrar ese esfuerzo.

Por qué el BDS destruye la posibilidad de un Estado palestino.

Vuestro movimiento no busca la paz:

El BDS no quiere paz, quiere destruir Israel.

El BDS es inmoral y un obstáculo para la paz.

El BDS es una amenaza inmoral a la paz.

Y debe considerarse socio del terrorismo:

Vínculos entre el BDS y organizaciones terroristas.

BDS: Terroristas en traje.

Cien conexiones entre organizaciones terroristas islámicas y organizaciones no gubernamentales antiisraelíes que promueven el BDS.

El BDS y su alianza con Hamás para la destrucción de Israel.

Y es que el verdadero objetivo del BDS no es otro que acabar con los judíos:

El BDS está “enraizado en el nazismo”.

El BDS es parte de la larga línea de odio antisemita.

El BDS está movido por el racismo.

El verdadero objetivo del BDS.

La verdad sobre el BDS.

La estrategia del BDS para exterminar al pueblo judío.

Lo que el BDS no quiere que sepas.

Diez razones contra el movimiento BDS.

Las mentiras del BDS.

Ah, y si aducís que muchos judíos apoyan el BDS, sí, tenéis razón, hay cientos de tontos útiles que sufren el síndrome de Estocolmo. Me adhiero a las palabras de Albert Einstein: “Dos cosas son infinitas: la estupidez humana y el universo; y no estoy seguro de lo segundo”.

Para terminar, os dejo lo que hace unas semanas dijo un imán en un centro islámico de Estados Unidos:

La causa palestina es islámica, pero debemos marcarla como humanitaria para obtener el apoyo de todos.

Espero que reflexionéis sobre lo que estáis apoyando y en qué invertís vuestro valioso tiempo.

Atentamente,

Silvana Goldemberg.

La entrada Carta abierta a los simpatizantes del BDS aparece primero en Revista El Medio.

]]>
http://elmed.io/carta-abierta-a-los-simpatizantes-del-bds/feed/ 0
Los gazatíes se hartan de Hamás: "¡Queremos vivir!" http://elmed.io/los-gazaties-se-hartan-de-hamas-queremos-vivir/ http://elmed.io/los-gazaties-se-hartan-de-hamas-queremos-vivir/#comments Thu, 21 Mar 2019 11:05:41 +0000 http://elmed.io/?p=26403 Los habitantes de Gaza han roto el muro de silencio que ha imperado en la Franja desde que Hamás expulsó a la Autoridad Palestina.

La entrada Los gazatíes se hartan de Hamás: "¡Queremos vivir!" aparece primero en Revista El Medio.

]]>
  • Los gazatíes quieren vivir
  • El analista israelí Edy Cohen reflexiona sobre las protestas que se están registrando en Gaza y recomienda encarecidamente al Gobierno israelí que no se deje llevar al terreno de las provocaciones de Hamás, la organización terrorista islamista que detenta el poder en la Franja.

    En los últimos días hemos visto protestas inauditas en Gaza por el coste de la vida (…) Se trata de un ‘movimiento popular’ cuyo eslogan, “¡Queremos vivir!”, enseguida se convirtió en un hashtag en las redes sociales. El objetivo es bien sencillo: [pedir] que mejoren las condiciones económicas (…) La terrible situación de Gaza se refleja en la recesión económica, la escasez de electricidad, el alto desempleo, la pobreza, el hacinamiento, el alto coste de la vida (…) y el régimen terrorista [que detenta el poder] (…)

    (…) los habitantes de Gaza han roto el muro de silencio que ha imperado en la Franja desde que Hamás expulsó a la Autoridad Palestina y se hizo con el control.

    (…)

    Son muchos los que creen que esta es la chispa que provocará una conflagración contra la organización terrorista, que gobierna con puño de hierro. (…) Aún no se sabe si las protestas cobrarán fuerza, pero lo cierto es que representan un dolor de cabeza para el liderazgo de Hamás, que por el momento calla. (…)

    Lo que suele hace Hamás en estos trances es incitar a la población contra Israel (…) Así pues, es probable que Hamás trate de provocar un deterioro de la situación en la frontera para desviar la atención (…). Israel debería actuar con sensatez y no intervenir esta vez en los asuntos internos de Gaza, para no dar excusas a Hamás.

    Shimon Stein, del Instituto para los Estudios sobre Seguridad Nacional de la Universidad de Tel Aviv, y su colega Shlomo Brom, ex vicedirector del Consejo Nacional de Seguridad israelí, consideran que sólo Moscú puede mediar entre la República Islámica y el Estado judío en Siria, territorio de trascendental importancia para ambas potencias regionales.

    Las perspectivas de concertar los contradictorios intereses de Irán e Israel en Siria parecen muy escasas. No es probable que Irán vaya a retirarse militarmente de Siria: es una parte importante de su línea de defensa contra Israel. E Israel hará todo lo que esté en su mano para impedir que Irán disponga de infraestructura estratégica de largo aliento en Siria, que junto con la presencia de Hezbolá en el Líbano representa una grave amenaza [para el Estado judío].

    (…)

    Ninguna de las partes tiene todo lo que quiere, pero el nuevo ‘statu quo’ es soportable para las dos. Ahora bien, siempre es posible que se produzca una escalada, por errores de cálculo o de comprensión, o por las presiones propias de las políticas domésticas, aun cuando las dos partes estén interesadas en evitarlas.

    (…) hay una necesidad crítica de una tercera parte en la que confíen las otras dos. Preferiblemente una que no tenga agenda propia. (…)

    A falta de ella, la siguiente mejor opción sólo puede ser Rusia. (…) Israel e Irán son conscientes de que Rusia tiene su propia agenda en Siria, y sus propias aspiraciones de dominio en la región, lo cual afecta a la confianza que Israel e Irán puedan tener en su integridad [como mediador].

    Ni Irán ni Israel aceptarían entusiasmados que Rusia ejerciera de árbitro, ni se sentirían seguros poniendo sus intereses de seguridad nacional más importantes en manos del Kremlin. Pero tampoco se pondrían de acuerdo en un tercer actor más confiable.

    La opción Putin dista mucho de ser perfecta, pero es mejor a no tener nada.

    Elhanan Miller escribe en Tablet sobre la controvertida decisión del más alto tribunal israelí de vetar la participación en las próximas elecciones de un candidato antiárabe y, en cambio, consentir la de partidos israelófobos, de la que también se ha ocupado Jonathan S. Tobin en este artículo que hemos publicado en la sección Contextos.

    La decisión ha provocado indignación entre políticos y analistas de derechas, en buena medida porque ha sentado un precedente: por primera vez en la historia de Israel un candidato [Michael ben Ari, de la formación Otzma] ha sido vetado por sus opiniones personales, no por el programa electoral de su partido.

    Para mayor escarnio, la Corte Suprema ha permitido presentarse a dos listas árabes vetadas por el Comité Electoral Central: la socialista Hadash-Taal y la nacionalista árabe e islamista Raam-Balad. Asimismo, ha dado el OK al agitador Ofer Casif, el único candidato judío de Hadash. En una entrevista reciente con ‘Haaretz’, Casif, profesor de ciencia política en la Universidad Hebrea, dijo que la actividad de las FDI [Fuerzas de Defensa de Israel] en los Territorios Palestinos equivalía a un “lento genocidio”, legitimó los ataques contra soldados de las IDF y abogó por el reasentamiento de refugiados palestinos en Israel.

    (…)

    “¿Os dicen que esto es una democracia? No, no lo es. Lo que tenemos es una junta judicial que trata de controlar nuestras vidas”, declaró Ben Ari en una conferencia de prensa que dio en Jerusalén tras conocerse su descalificación. “Balad y Ofer Casif están llamando a que ataquen a mi hijo, que se encuentra destinado en Hebrón como soldado (…) ¿Ellos sí pueden presentarse y yo no?”.

    La entrada Los gazatíes se hartan de Hamás: "¡Queremos vivir!" aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/los-gazaties-se-hartan-de-hamas-queremos-vivir/feed/ 0
    Tremendo error de la Corte Suprema de Israel http://elmed.io/tremendo-error-de-la-corte-suprema-de-israel/ http://elmed.io/tremendo-error-de-la-corte-suprema-de-israel/#comments Thu, 21 Mar 2019 10:03:39 +0000 http://elmed.io/?p=26401 Un tribunal que aplica un doble rasero socava el imperio de la ley.

    La entrada Tremendo error de la Corte Suprema de Israel aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    El más alto tribunal israelí acaba de hacer al primer ministro del país, Benjamín Netanyahu, un gran favor.

    El domingo, la Corte Suprema de Israel emitió sus resoluciones definitivas sobre quién puede presentarse a las legislativas del próximo 9 de abril. El comité electoral de la Knéset [Parlamento] había dado previamente el visto bueno a que miembros del partido Otzma, cuyos líderes son discípulos del difunto rabino Meir Kahane, concurrieran a las mismas, pese a las acusaciones de racismo que pesan sobre ellos. Asimismo, había vetado la participación de uno de los partidos árabes (Balad-Lista Árabe) y de uno de los candidatos de Hadash-Taal, la otra coalición árabe. Pero la Corte, que es quien tiene la última palabra, revocó tales decisiones prohibiendo la participación de Michael ben Ari, de Otzma, y garantizando la participación de las dos listas árabes con todos sus candidatos.

    Esto ha enfurecido a muchos en la derecha israelí, y provocado que muchos en la izquierda ensalcen a la Corte como salvadora de la democracia.

    Pese a que Netanyahu contribuyó a forjar la coalición de partidos derechistas que podría posibilitar a un militante de Otzma entrar en la Knéset, esta derrota inesperada no hará sino ayudarle.

    ¿Cómo?

    La descalificación de Ben Ari significa que es muy probable que no haya nadie de su formación en la próxima Knéset. Como el partido Hogar Judío, con el que se ha coaligado Otzma, necesitaría siete escaños para colocar a un miembro de Otzma en el Legislativo, puede que el Likud coseche los frutos de consolidar el voto derechista y a la vez se ahorre el bochorno de haber permitido a un seguidor de Kahane acceder al Parlamento.

    Pero es que además las decisiones de la Corte ayudarán a Netanyahu y a sus aliados porque recordará a sus votantes algo que los enfurece y les motiva a movilizarse.

    Si hay algo que una a quienes apoyan a la actual coalición de centro-derecha es la indignación ante el activismo de una Corte Suprema siempre dispuesta a intervenir en política, con independencia de la letra o el sentido de las leyes por las que se supone ha de velar.

    En las últimas tres décadas, el más alto tribunal del país se ha afanado en desbaratar los esfuerzos de la Knéset y de varios Gobiernos en ámbitos como el de la seguridad. En principio, esto suena bien, dado que en cualquier democracia es necesario un Poder Judicial independiente que contrapese al Legislativo y al Ejecutivo. Pero en lugar de velar por el cumplimiento de las leyes vigentes, la Corte Suprema de Israel viene tratando de imponer leyes de cosecha propia cuando desea frustrar los deseos de la Knéset. Por otro lado, la Knéset y, por extensión, los votantes israelíes no tienen la influencia que tiene el Senado norteamericano en la composición del Tribunal Supremo de EEUU.

    Hay veces en que parece que la Corte se cree una suerte de Superlegislativo que toma decisiones sobre la base de lo que considera oportuno o correcto, con lo que con frecuencia va contra su papel de árbitro imparcial que vela por el cumplimiento de la ley. Sus decisiones sobre quién pueda concurrir a las legislativas son un perfecto ejemplo.

    La base para las exclusiones es una ley aprobada en los 80 que tenía por objetivo a Kahane, que había conseguido un escaño en 1984. Para asegurarse de que no fuera reelegido en 1988, la Knéset aprobó una ley que prohibía los partidos racistas y antidemocráticos.

    Ese mismo argumento se ha aducido este año para echar atrás a candidatos de Otzma por su incitación antiárabe a lo Kahane. Como su mentor, Ben Ari rezuma odio a los árabes israelíes.

    Pero el problema de una ley así es que los kahanistas no son los únicos que pueden ser acreditadamente tachados de racistas o antidemocráticos. Hay razones de peso para aducir que los cuatro partidos árabes (el comunista Hadash, el islamista Raam y los laicos Balad y Taal) son racistas o antidemocráticos. Más aún: de que concurren pese a la prohibición que pesa sobre los partidos cuyos objetivos son antitéticos a los principios fundacionales de Israel.

    Prohibir alguno de esos partidos, o todos ellos (que concurrieron unidos bajo la denominación de Lista Conjunta en las dos últimas elecciones y que ahora se presentan en dos coaliciones distintas) sería antidemocrático y una calamidad para Israel en el terreno de las relaciones públicas, dado que en esencia dejaría sin representación a la minoría árabe, que disfruta de igualdad ante la ley pese al hecho de que la principal misión de Israel es defender los derechos del pueblo judío.

    Pero aunque podemos dar las gracias por que el Alto Tribunal haya comprendido que aplicar la ley y prohibir dichos partidos hubiera sido un error, su decisión de utilizarla contra Ben Ari es inconsistente e hipócrita.

    Sin kahanistas, la Knéset es un lugar mejor. Pero eso lo tiene que decidir la ciudadanía, no los jueces. Uno puede aducir que las naciones han de defenderse contra elementos antidemocráticos. Pero no se defiende la democracia dejando fuera de la Knéset a un racista, sino que se la socava y se permite a ese tipo de gente denunciar que el sistema está adulterado, especialmente cuando no se aplica el mismo baremos a los árabes que también dicen cosas odiosas.

    La ausencia de una Constitución escrita ha forzado en ocasiones a la Corte a intervenir cuando la ley no ofrece guías de actuación. Pero si los jueces de Israel quieren cubrir ese vacío, deberían imbuirse del espíritu de la Primera Enmienda de la Constitución norteamericana, en vez de concederse el privilegio de decidir quién puede ejercer sus derechos y quién no.

    Un tribunal que aplica un doble rasero socava el imperio de la ley. Eso es lo que tantos israelíes creen que debe cambiarse. Lejos de proteger al Estado judío, como dicen sus defensores, su arbitraria decisión no hará sino desacreditar a la Corte Suprema de Israel.

    © Versión original (en inglés): JNS
    © Versión en español: Revista El Medio

    La entrada Tremendo error de la Corte Suprema de Israel aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/tremendo-error-de-la-corte-suprema-de-israel/feed/ 1
    El 'Make Turkey Great Again' enfrenta a Erdogan con EEUU http://elmed.io/el-make-turkey-great-again-enfrenta-a-erdogan-con-eeuu/ http://elmed.io/el-make-turkey-great-again-enfrenta-a-erdogan-con-eeuu/#comments Wed, 27 Feb 2019 08:58:40 +0000 http://elmed.io/?p=26399 Calma extremadamente frágil entre Washington y Ankara.

    La entrada El 'Make Turkey Great Again' enfrenta a Erdogan con EEUU aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    El ápice de la crisis estival entre Turquía y Estados Unidos, en teoría dos aliados en la OTAN, ha dado paso a un pesimismo cauto. Pocos turcos recuerdan hoy los días de las multitudinarias protestas contra el presidente Donald Trump y su Administración; protestas a menudo pueriles, como cuando las turbas se reunieron para quemar dólares falsos o destrozar iPhones delante de las cámaras.

    Lo de ahora es una calma extremadamente frágil.

    Tras mantener vacante el puesto desde octubre de 2017, el pasado día 15 Washington propuso a David Satterfield, diplomático de carrera, como nuevo embajador en Ankara, nombramiento que aún ha de ser confirmado por el Senado norteamericano.

    En Ankara, al embajador Satterfield le espera un complejo puzle.

    No hay indicios de que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, vaya a reconsiderar –o incluso recalibrar– su asertiva agenda neo-otomana. Mientras el país se prepara para las trascendentales elecciones municipales del 31 de marzo, su popularidad se dispara entre unas masas que quieren que Turquía sea grande otra vez. Una derrota inesperada en las urnas podría ser el comienzo del fin para el régimen de Erdogan, que ya dura 17 años.

    Una de las prioridades de Erdogan en la escena regional, mientras las tropas estadounidenses se disponen a abandonar el norte de la vecina Siria, es evitar el surgimiento de un cinturón kurdo al sur de su país. La salida de las tropas estadounidenses podría dejar expuestos a los kurdos sirios –aliados de EEUU en la lucha multinacional contra el Estado Islámico– ante una incursión militar turca. EEUU apoya la existencia de una zona de separación en el norte de Siria para mantener a los milicianos kurdos y a los soldados turcos alejados, pero Erdogan insiste en el control exclusivo de Turquía sobre una franja que tendría 32 kilómetros de profundidad. El autócrata turco también rechaza el plan de Estados Unidos para crear una fuerza multinacional que vigile la zona.

    En el puzle turco-estadounidense hay un plan de Erdogan para convertir a Turquía en el primer miembro de la OTAN que despliega el sistema de defensa y antimisiles S-400, de fabricación rusa. Ankara ha rechazado en repetidas ocasiones las demandas de sus aliados occidentales de que abandone el acuerdo con los rusos y opte por una arquitectura de defensa fabricada en Occidente. Más recientemente, el pasado día 20, el subsecretario turco de Industrias de Defensa –a cargo de las adquisiciones del Ejército–, Ismail Demir, declaró que el S-400 estaría operativo en octubre.

    El S-400 es otra posible fuente de discordias entre Washington y Ankara. Las palabras de Demir parecían una respuesta oficial turca al vicepresidente Mike Pence, que sólo unos días antes reiteró sus advertencias a Turquía para que no siguiera adelante con la compra del S-400. Pence advirtió en la Conferencia de Seguridad de Múnich:

    No nos quedaremos de brazos cruzados mientras miembros de la OTAN compran armas a nuestros adversarios. No podemos garantizar la defensa del Oeste si nuestros aliados se hacen cada vez más dependientes del Este.

    La advertencia de Pence de “no quedarse de brazos cruzados” también afecta a otro plan turco para comprar equipamiento militar, esta vez de Occidente. Turquía forma parte de un consorcio multinacional, encabezado por EEUU, que está construyendo la próxima generación de aviones de combate F-35, y se ha comprometido a adquirir un mínimo de cien aparatos. El pasado día 19 Trump firmó una ley de gasto que bloquea la transferencia de los F-35 a Turquía. La entrega de los mismos seguirá bloqueada hasta que el secretario de Estado y el secretario de Defensa presenten una actualización del informe sobre la compra turca del S-400.

    Si Ankara sigue adelante con la adquisición del S-400, la ley del Congreso exige que los Departamentos norteamericanos incluyan una descripción detallada de sus planes para la imposición de sanciones de acuerdo con la sección 231 de la Ley para Contrarrestar la Influencia Rusa en Europa y Eurasia, de 2017 (Ley Pública 115-44).

    Los esfuerzos sistemáticos de Turquía para financiar a organizaciones islamistas en Oriente Medio, así como en otros lugares de la Cuenca Mediterránea, son motivo de preocupación para los países occidentales –incluido Estados Unidos– con una agenda estabilizadora para la región. Como resultado de la afinidad ideológica de Erdogan con organizaciones como Hamás y los Hermanos Musulmanes, Turquía está librando una guerra fría con una larga lista de países de la zona, como Egipto, Arabia Saudí, Emiratos e Israel. Recientemente se añadieron nuevas tensiones a la lista cuando Libia y Argelia intervinieron cargamentos de armas turcos a milicias islamistas.

    En diciembre, las autoridades libias informaron del hallazgo en la frontera libio-argelina de un cargamento turco de armas que incluía cohetes y 48 millones de municiones. Un funcionario argelino declaró al periódico Al Watan:

    El propósito de esa actividad [turca] no sólo es desestabilizar Libia, sino enviar arsenales a zonas inestables, incluida Argelia.

    La ideología antioccidental de Erdogan suele hacer extraños compañeros de cama para Turquía. El más reciente es Venezuela. Turquía se ha unido a Rusia, China e Irán en su respaldo al baqueteado régimen de Nicolás Maduro. Cuando, en noviembre, Trump firmó una orden ejecutiva que autorizaba las imposición de sanciones al oro venezolano –después de enviar a un emisario para advertir a Turquía contra su comercio–, una misteriosa empresa turca, Sardes, con sólo un millón de dólares de capital, había sacado metal precioso del país americano por valor de 900 millones de dólares.

    Con o sin embajador estadounidense en Ankara, hay pruebas más que suficientes para esperar unas muy accidentadas relaciones entre exaliados estratégicos que ahora son aliados sólo en teoría o, dicho con un léxico más realista, rivales ideológicos.

    © Versión original (en inglés): Gatestone Institute
    © Versión en español: Revista El Medio

    La entrada El 'Make Turkey Great Again' enfrenta a Erdogan con EEUU aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/el-make-turkey-great-again-enfrenta-a-erdogan-con-eeuu/feed/ 1
    Irán: arrecia la persecución contra los cristianos http://elmed.io/iran-arrecia-la-persecucion-contra-los-cristianos/ http://elmed.io/iran-arrecia-la-persecucion-contra-los-cristianos/#comments Wed, 27 Feb 2019 06:55:47 +0000 http://elmed.io/?p=26397 ¿Cuánto tiempo permanecerá callada la comunidad internacional?

    La entrada Irán: arrecia la persecución contra los cristianos aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    La persecución contra los cristianos alcanzó nuevas cotas en Irán en 2018, según un exhaustivo informe hecho público conjuntamente por Open Doors, Middle East Concern, Article 18 y Christian Solidarity Worldwide:

    El final de 2018 fue escenario de una inaudita oleada de redadas en domicilios particulares, que dio lugar a un gran número de detenciones. Muchos cristianos fueron condenados a prisión, o tienen sentencias pendientes de ratificación en el Tribunal de Apelaciones.

    A pesar de que los abusos y ataques contra los cristianos se han intensificado, la comunidad internacional sigue etiquetando al Gobierno iraní, comandado por el presidente Hasán Ruhaní, como “moderado”.

    Lo alucinante es que, a la vez que presumen de que en el islam los cristianos y las demás minorías religiosas son tratados con justicia, las autoridades iraníes están poniendo en la mira a los cristianos sólo por atreverse a practicar su fe de manera pacífica.

    Recientemente, en una sola semana fueron detenidos más de cien cristianos. También hubo un “repunte” inaudito

    durante noviembre y diciembre de 2018, cuando se reportaron arrestos en Ahvaz, Chalus, Damavand, Hamedán, Hashtgerd, Karaj, Mashad, Rasth, Shahinshahr y Teherán. Se ha informado de la detención de 114 cristianos en sólo una semana.

    Dos órganos del Estado parecen ser los responsables de este acoso a los cristianos. El Ministerio de Inteligencia y sus agentes asociados llevan a cabo sofisticadas acciones de vigilancia de las comunidades cristianas, cuyas actividades cotidianas documentan y registran. La información se transmite después a los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI), servicio de seguridad que ha mutado en organización terrorista. Informó The Guardian:

    Mohsen Sazegara fue miembro fundador del sepah de Jomeini [los CGRI], pero ahora es un disidente exiliado y un destacado crítico de la organización que ayudó a crear. “Creamos un ejército del pueblo para defender al país y ayudar en las emergencias, pero se ha convertido en un monstruo”.

    Con la información que reciben, los CGRI llevan a cabo redadas en la comunidad cristiana, y detenciones masivas. Los abusos no se limitan a la vigilancia y los arrestos; a esos ciudadanos inocentes se les niega después un juicio justo o el acceso a sus propios abogados. Para que confiesen, los interrogadores recurren a la violencia y, según Open Doors, al confinamiento en régimen de aislamiento, así como a una pluralidad de torturas físicas y psicológicas:

    Los presos son a menudo torturados física y mentalmente. Son sometidos a interrogatorios casi diarios, que incluyen grandes palizas, y obligados a soportar acusaciones amañados. En prisión, al profesor eclesiástico Morad los guardias le llevaban té pero no le dejaban ir al baño. Los expresidiarios denuncian privaciones del sueño y amenazas contra sus familiares, así como presiones para que renegaran de su fe.

    Los CGRI no van sólo a por los individuos. Irrumpen con frecuencia en los templos y los clausuran, o confiscan propiedades de cristianos. Así las cosas, cada vez son más los cristianos que practican su fe en sus domicilios, en lo que se conoce como iglesias domésticas. Ni siquiera el estar en sus propias casas les da seguridad: los CGRI no hacen sino intensificar su represión contra cualquier práctica religiosa cristiana.

    Las autoridades suelen fabricar acusaciones contra los cristianos, como la de “poner en peligro la seguridad nacional”. Shamiram Isavi Jabizeh, esposa del reverendo Víctor Bet Tamraz, fue condenada a cinco años de cárcel por “pertenencia a una organización que pretendía perturbar la seguridad nacional”. El tribunal de la sharía añadió otros cinco años de prisión por “reunirse y conspirar para cometer delitos contra la seguridad nacional”. Su única prueba fue que la vieron practicando su religión. ¿Cómo puede ser leer la lectura del Evangelio en un domicilio una amenaza tan grave para la seguridad de un país?

    Parece que uno de los objetivos de este tipo de atropellos es amenazar e intimidar a la milenaria comunidad cristiana, para que sus miembros huyan por temor a la cárcel, la tortura o la muerte. Se diría que la estrategia de los CGRI consiste en ejercer presión sobre la comunidad cristiana para reducir su número y que, en cambio, crezca la proporción de musulmanes en el país, para conferir así a la mayoría un nivel de control aún mayor.

    Otro objetivo sería condenar a las tinieblas la práctica del cristianismo. El maltrato no sólo instila el terror entre los cristianos, también les impide difundir el Evangelio en público y sumar fieles a su credo. El régimen iraní considera outsiders a los cristianos que viven en el país, y como tales los trata.

    Según la legalidad internacional, el Gobierno iraní tiene la obligación de respetar la libertad religiosa. Sin embargo, se están vulnerando los derechos de los cristianos a una escala nunca vista: ¿cuánto tiempo permanecerá callada la comunidad internacional?

    ¿Qué hará falta para que los moralistas eternamente engreídos actúen contra estos atropellos a los derechos humanos, para que la gente no tenga que esconder su fe, o deje de vivir con miedo a graves persecuciones? Si el Gobierno iraní se niega a tomar medidas para garantizar los derechos y libertades de los cristianos, estos individuos inocentes no pueden sino rogar por la ayuda humanitaria de la comunidad allende sus fronteras, con la esperanza de que algún día puedan vivir en una tierra donde sus creencias y oraciones no sean motivo de encarcelamiento y tortura.

    © Versión original (en inglés): Gatestone Institute
    © Versión en español: Revista El Medio

    La entrada Irán: arrecia la persecución contra los cristianos aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/iran-arrecia-la-persecucion-contra-los-cristianos/feed/ 2
    Adiós al canciller iraní mimado por Occidente http://elmed.io/adios-al-canciller-irani-mimado-por-occidente/ http://elmed.io/adios-al-canciller-irani-mimado-por-occidente/#comments Tue, 26 Feb 2019 11:38:21 +0000 http://elmed.io/?p=26395 Javad Zarif cede su puesto a Alí Lariyani.

    La entrada Adiós al canciller iraní mimado por Occidente aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>

    Muchas gracias por la generosidad del querido y bravo pueblo de Irán y sus autoridades a lo largo de los últimos 67 meses. Pido sinceras disculpas por la incapacidad para seguir sirviendo y por todos los errores durante mi servicio. Sean felices y dignos.

    Con estas palabras ha anunciado Javad Zarif su salida del Gobierno de la República Islámica, en el que se ha desempeñado como ministro de Exteriores y ha tenido gran relevancia mediática, sobre todo por su papel en las negociaciones que condujeron al denominado Plan de Acción Conjunto y Completo, el acuerdo entre Teherán y las principales potencias del mundo para legitimar el programa nuclear del régimen de los ayatolás, uno de los principales desestabilizadores del planeta.

    Zarif –en la imagen, rindiendo homenaje a Imad Mugniyeh, uno de los más despiadados terroristas de Hezbolá– será sustituido por el actual presidente del Legislativo iraní, Alí Lariyani.

    La entrada Adiós al canciller iraní mimado por Occidente aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/adios-al-canciller-irani-mimado-por-occidente/feed/ 1
    Los rivales de Netanyahu quieren gobernar con... el partido de Netanyahu http://elmed.io/los-rivales-de-netanyahu-quieren-gobernar-con-el-partido-de-netanyahu/ http://elmed.io/los-rivales-de-netanyahu-quieren-gobernar-con-el-partido-de-netanyahu/#comments Mon, 25 Feb 2019 09:57:52 +0000 http://elmed.io/?p=26393 "Nuestro partido formará un Gobierno de unidad que será nacionalista y sionista".

    La entrada Los rivales de Netanyahu quieren gobernar con... el partido de Netanyahu aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    El Partido Azul y Blanco, fruto de la unión del Partido de la Resiliencia de Benny Gantz y del Yesh Atid de Yair Lapid, pretende conformar un Gobierno de “unidad nacional sionista” con su principal rival, el Likud del primer ministro Netanyahu. “Nuestro partido formará un Gobierno de unidad que será nacionalista y sionista”, ha declarado al Jerusalem Post una fuente de la formación de Gantz y Lapid.

    Lo cierto es que el Partido Azul y Blanco tiene, en principio, poco margen de maniobra, pues buena parte de las formaciones políticas del país han proclamado que no pactarán con él. Es el caso de los partidos religiosos Shas y Judaísmo Unificado de la Torá, de la Unión de Partidos de Derechas, de Nueva Derecha, de Israel Beitenu y de los árabes Hadas-Taal y Lista Unida-Balad. Es decir, que apenas podría coaligarse con los izquierdistas Meretz y Avodá (laborista), que salen muy mal parados en las encuestas.

    Según los últimos sondeos, el Partido Azul y Blanco sería el más votado y obtendría 35 de los 120 escaños de la Knéset (Parlamento), 6 por encima de los que conseguiría el Likud.

    La entrada Los rivales de Netanyahu quieren gobernar con... el partido de Netanyahu aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/los-rivales-de-netanyahu-quieren-gobernar-con-el-partido-de-netanyahu/feed/ 1
    Los políticos más ricos de Israel http://elmed.io/los-politicos-mas-ricos-de-israel/ http://elmed.io/los-politicos-mas-ricos-de-israel/#comments Mon, 25 Feb 2019 09:04:03 +0000 http://elmed.io/?p=26389 Netanyahu, en el 4º lugar de la lista Forbes.

    La entrada Los políticos más ricos de Israel aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    Según la edición local de Forbes, el exalcalde de Jerusalén Nir Barkat es el político israelí más rico, con una fortuna estimada en 140 millones de dólares. Barkat, que el año pasado renunció a optar a un nuevo mandato como primer edil de la capital de Israel, busca ahora entrar en el Parlamento del país hebreo de la mano del partido Likud.

    nir-barkat

    Sigue a Barkat –que amasó su fortuna en el mundo de la alta tecnología– su cuñada Alona Barkat (127 millones), propietaria del equipo de fútbol Hapoel Beersheva y miembro del partido de nuevo cuño Nueva Derecha, comandado por los ministros Ayelet Shaked (Justicia) y Neftalí Bennet (Educación), que también se cuenta en la lista Forbes: en concreto, en el 5º lugar, con una fortuna estimada en 9 millones de dólares.

    El tercer político israelí más acaudalado es el ex primer ministro laborista Ehud Barak (33 millones), que ha invertido en el sector inmobiliario y en una compañía de producción de cannabis.

    Y en el cuarto lugar encontramos al actual gobernante del país, Benjamín Netanyahu (14 millones de dólares), que consiguió el grueso de su patrimonio durante los años en que estuvo apartado de la primera línea de la política, tras perder en las elecciones de 1999 ante Barak, precisamente.

    La entrada Los políticos más ricos de Israel aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/los-politicos-mas-ricos-de-israel/feed/ 0
    Europa trata de legitimar al régimen iraní http://elmed.io/europa-trata-de-legitimar-al-regimen-irani/ http://elmed.io/europa-trata-de-legitimar-al-regimen-irani/#comments Mon, 25 Feb 2019 08:25:51 +0000 http://elmed.io/?p=26387 Irán no necesita nuestro apaciguamiento, sino una nueva revolución.

    La entrada Europa trata de legitimar al régimen iraní aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    “Con la mirada puesta en el futuro, el ayatolá Jomeini habló de sus esperanzas de mostrar al mundo lo que un auténtico gobierno islámico puede hacer por su pueblo”, escribió Richard Falk, profesor de la Universidad de Princeton, en los albores de la revolución islámica iraní (1979). Fue uno de los numerosos intelectuales occidentales que, por una mezcla de malentendidos e ingenuidad, apoyaron al régimen del ayatolá Ruholá Jomeini. Esos sordos occidentales laicos sucumbieron al encanto de los clérigos que acaban de celebrar el 40º aniversario de su régimen. Es útil recordar a la opinión pública que Jomeini orquestó su revolución islámica desde Neauphle-le-Château, un pueblito de las afueras de París.  

    “Es tal vez la primera gran insurrección contra los sistemas globales”, recalcó el filósofo francés Michel Foucault mientras los revolucionarios iraníes derrocaban al sah Mohamed Reza Pahlevi. También fueron muchos los funcionarios y académicos estadounidenses que cayeron en la trampa. Andrew Young, embajador de EEUU ante las Naciones Unidas con la Administración Carter, dijo que Jomeini era un “santo” y comparó su revolución islámica con el movimiento por los derechos civiles norteamericano. El embajador estadounidense en Teherán, William Sullivan, equiparó al gobernante iraní con Gandhi, mientras que James Bill, asesor del presidente Carter, escribió que Jomeini era un hombre de “una integridad y una honestidad impecables”. El resultado, como tuiteó hace poco el presidente estadounidense, Donald Trump, han sido “40 años de corrupción. 40 años de represión. 40 años de terror. El régimen en Irán sólo ha producido #40AñosDeFracaso”.

    Ahora estamos siendo testigos, una vez más, de “la traición de Occidente a los disidentes iraníes”. Teherán arrestó el año pasado a más de 7.000 personas en el marco de su represión contra disidentes, manifestantes, estudiantes, periodistas, abogados, activistas en defensa de los derechos de las mujeres y sindicalistas, según Amnistía Internacional. La organización pro derechos humanos habló de una “desvergonzada campaña de represión”. Por otro lado, según documentos filtrados a Reporteros Sin Fronteras (RSF) el régimen iraní encarceló o ejecutó a al menos 860 periodistas en las tres décadas transcurridas entre 1979 y 2009.

    “Se trata de un registro de todas los encarcelamientos, detenciones y ejecuciones llevados a cabo por las autoridades iraníes en el área de Teherán durante más de tres décadas”, reportó RSF. Esto hay que añadirlo al registro de los 61.900 presos políticos desde la década de 1980, y aporta evidencias de una masacre perpetrada en 1988, en la que fueron ejecutados 4.000 presos políticos por orden de Jomeini. Según el activista pro derechos humanos Geoffrey Robertson,

    los guardias revolucionarios irrumpían en las cárceles y un ‘comité de la muerte’ (un juez islámico, un fiscal revolucionario y un funcionario del Ministerio de Inteligencia) se tomaba más o menos un minuto para identificar a cada prisionero, declararlo mohareb [enemigo de Dios] y dirigirlo al patíbulo, donde les ahorcaban en grupos de a seis.

    ¿Por qué Europa nunca ha intentado pedir cuentas a Irán por estos asesinatos múltiples, que se cree fueron ordenados por un Jomeini que tenía una lista de la muerte denunciada por RSF?

    El régimen iraní, que ostenta el récord mundial de ejecuciones en términos relativos, no ha perseguido sólo a periodistas. Un despacho de Wikileaks reveló que la República Islámica ha ejecutado a entre 4.000 y 6.000 gais y lesbianas desde la revolución de 1979. Amnistía Internacional calcula unos 5.000. El más reciente caso se produjo hace sólo unas semanas. Alireza Nader, de Nuevo Irán y afincado en Washington, declaró a Fox News:

    Parece que a la UE sólo le importan el acuerdo nuclear y las relaciones comerciales. Hace como si el régimen fuese legítimo y los iraníes no tuviesen más alternativa que vivir bajo su tiranía.

    El pasado mes de diciembre, en otra violenta oleada represiva, fueron arrestados más de cien cristianos. Muchos de los detenidos eran musulmanes conversos, y fueron acusados de “proselitismo”. Irán ocupa el noveno lugar en la lista negra de Open Doors de países que persiguen a los cristianos. ¿Por qué Europa, que tan a menudo afirma apreciar su libertad religiosa, nunca denuncia la persecución iraní de su minoría cristiana?

    Sólo 2018, al menos 112 defensoras de los derechos humanos fueron detenidas o puestas bajo custodia. Una mujer que fue arrestada tras ondear su hiyab en protesta por las leyes iraníes de vestimenta declaró que lo había hecho por su hija de ocho años: “Me decía a mí misma: Viana no debería crecer en las mismas condiciones en las que tú creciste”, declaró Azam Yangravi a Reuters. Bret Stephens escribió en el New York Times:

    Los liberales y los progresistas no deberían tener dificultades para unirse a los conservadores en la defensa de los derechos de las mujeres en Irán, en particular de las mujeres que se quitan la pañoleta en público y afrontan valientemente las consecuencias (…) Tampoco debería ser difícil para liberales y conservadores llamar la atención sobre el sufrimiento de los presos políticos de Irán, pues se sintieron impelidos a actuar ante el sufrimiento de los presos políticos en la Unión Soviética, China o Sudáfrica.

    Por desgracia, parece estar ocurriendo lo contrario. Escribe Mariam Memarsadegui:

    Los iraníes que anhelan la democracia y una sociedad abierta, próspera y en paz con el mundo se encuentran con una abrumadora indiferencia de los medios y líderes políticos de Occidente, por no hablar de las universidades, los sindicatos, las organizaciones civiles, las iglesias y las celebridades, las mismas personas e instituciones que históricamente han brindado su empatía, solidaridad y ayuda a la causa de la libertad en todo el mundo.

    Hace cuarenta años, el ayatolá Jomeini emitió una fetua exigiendo la cabeza de Salman Rushdie, el autor anglo-indio de Los versos satánicos. Los líderes iraníes reiteraron hace poco su apoyo a esa insólita sentencia de muerte. “El veredicto del imán Jomeini sobre Salman Rushdie se basa en los versículos divinos y, como tal, es sólida e irrevocable”, se tuiteó desde la cuenta oficial del Líder Supremo de Irán, Alí Jamenei. En 1990, el periodista iraní Amir Taheri escribió sobre la fetua:

    El hecho de que el ayatolá haya ejecutado a miles de personas, incluidos numerosos narradores y poetas, desde que se hizo con el poder en Teherán ha provocado sólo un leve rechazo de los Gobiernos y la opinión pública de Occidente. (…) Con la fetua contra Rushdie, pensamos que todo el mundo se movilizaría contra el ayatolá y convertiría su régimen en un paria internacional. Nada de eso ha sucedido.

    Desde entonces, la libertad de expresión está sometida a ataque en todas partes, no sólo en el mundo islámico, también en Europa. Poetas iraníes son ejecutados por “librar la guerra contra Dios”. Cuarenta años después de la fetua, “ningún joven creador de la categoría y el talento de Rushdie se atrevería a escribir una versión moderna de Los versos satánicos, y si lo hiciera ningún editor se atrevería a publicarla”, ha escrito el periodista británico Nick Cohen. Lo peor de todo es que el más alto tribunal de Europa ha adoptado de facto las ideas de Jomeini sobre la blasfemia. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos decidió recientemente que la condena a una mujer austriaca por llamar “pedófilo” al profeta del islam no vulneraba su libertad de expresión. El uso que de la blasfemia hace la sharia se ha convertido en una potente arma para reprimir y eliminar la libertad de expresión.

    En 1979, los líderes occidentales se reunieron en Guadalupe para celebrar una cumbre. El presidente francés, Valery Giscard d’Estaing; el de EEUU, Jimmy Carter, y el primer ministro de Gran Bretaña, James Callahan, decidieron apoyar a Jomeini en vez de al sah. En 2019, los líderes occidentales han celebrado otra cumbre sobre Irán. Hace unos días, los ministros de Exteriores de sesenta países se reunieron en Varsovia, pero esta vez Estados Unidos intentó formar una coalición para presionar a Irán. Lo más llamativo fue la ausencia de los ministros de las tres principales potencias europeas, Alemania, Reino Unido y Francia, los mismos países que en 1979 abandonaron a sus aliados iraníes en favor de Jomeini. Los maleables líderes de Europa eligieron otra vez el apaciguamiento y la indulgencia en sus relaciones con Irán.

    “Ha llegado el momento de que nuestros socios europeos dejen de socavar las sanciones de EEUU”, declaró el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, en la Conferencia sobre Seguridad de Múnich. No hubo la menor reacción. Cuando Pence dijo al auditorio que enviaba saludos del presidente Trump, ni una sola persona aplaudió. Europa ha elegido claramente el apaciguamiento con Irán, en vez de la confrontación.

    El 31 de enero, los ministros de Exteriores de Francia, Alemania y Reino Unido anunciaron vergonzosamente un acuerdo para ayudar a las empresas europeas que deseen seguir comerciando con Irán a sortear las sanciones estadounidenses. Es el Instrumento para el Apoyo de los Intercambios Comerciales, o Instex. La alta comisaria de la UE para los asuntos exteriores, Federica Mogherini, declaró:

    El instrumento lanzado hoy proveerá a los operadores económicos del marco preciso para hacer negocios con Irán legítimamente.

    Los funcionarios europeos no sólo están preocupados por el comercio. Mientras los escuadrones de la muerte iraníes tienen en su punto de mira a los disidentes radicados en suelo europeo, legitiman abiertamente al régimen de los ayatolás. El pasado verano se frustró un intento iraní de atentar contra un grupo opositor cerca de París, y en octubre Dinamarca llamó a consultas a su embajador en Teherán después de que se impidiera otro crimen iraní. Según ha informado el periódico alemán Bild, el ministro de Exteriores alemán mandó a un grupo de funcionarios a la embajada de Irán en Berlín para celebrar el 40º aniversario de la República Islámica. Y el exministro de Exteriores alemán Sigmar Gabriel viajó con una delegación económica germana a Teherán para impulsar el comercio entre los dos países. De nuevo según Bild, Gabriel se reunió con el presidente del Parlamento iraní, Alí Lariyani (que ha dicho que la existencia del Holocausto es una “cuestión abierta”), y con Husein Amir Abdolahian, encargado del apoyo iraní a organizaciones terroristas de Oriente Medio.

    “El régimen iraní aboga abiertamente por otro Holocausto y está buscando los medios para ejecutarlo”, afirmó Pence en la Conferencia de Seguridad de Múnich. Unos días antes, un comandante de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria, Yadolá Yavani, amenazó con “destruir Tel Aviv y Haifa hasta los cimientos”. El pasado noviembre, el presidente de Irán, Hasán Ruhaní, dijo que Israel es un “tumor canceroso”. Con su silencio, Occidente está haciendo todo lo que puede para minimizar estas amenazas de muerte.

    Después de que el régimen de los ayatolás ejecutara a uno de sus ciudadanos por su homosexualidad, el embajador estadounidense en Alemania, Richard Grenell, escribió en su cuenta de Twitter: “Muchos de nuestros aliados europeos tienen embajadas en Teherán. Este acto salvaje no debe quedar sin respuesta. Que hablen”.

    Lamentablemente, Europa ha optado por no hablar. Como ha escrito Eli Lake, de Bloomberg, Irán no necesita nuestro apaciguamiento, sino “una nueva revolución”.

    © Versión original (en inglés): Gatestone Institute
    © Versión en español: Revista El Medio

    La entrada Europa trata de legitimar al régimen iraní aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/europa-trata-de-legitimar-al-regimen-irani/feed/ 1
    La influencia de Qatar http://elmed.io/la-influencia-de-qatar/ http://elmed.io/la-influencia-de-qatar/#comments Fri, 22 Feb 2019 14:13:10 +0000 http://elmed.io/?p=26385 ¿No ha llegado la hora de que Occidente tome conciencia de la amenaza que representa este riquísimo emirato?

    La entrada La influencia de Qatar aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    Ya a mediados de la década de 1990 circulaba un acertijo en los mentideros del mundo de la política exterior: tras el colapso soviético, ¿cuáles son las dos mayores potencias del mundo? La respuesta era: Estados Unidos y Qatar. Es decir, que las desaforadas ambiciones de un país con una población nativa que en ese momento era de unas 150.000 almas son evidentes desde hace mucho tiempo.

    Hoy, esa influencia no es ningún misterio. Se siente en el Hotel Claridge’s y en el Quand te maries-tu de Paul Gauguin; en Al Yazira y en el mundial de fútbol de 2022; en el mundo de la piratería informática y en numerosos escándalos de corrupción. Doha contrapesa de manera llamativa sus conexiones externas, como queda perfectamente claro cuando uno repara en la gigantesca base aérea de Al Udeid, utilizada principalmente por EEUU, y en el Comando de la Fuerza Combinada Turco-Catarí.

    En buena medida, todo esto es posible gracias a la extraordinaria riqueza que le ha caído encima a la escasa población del país (que ahora se sitúa en poco más de 300.000 habitantes, o alrededor del 1% de la población de Shanghái). El vasto campo de gas Domo Norte reditúa a los súbditos del emirato (no a los extranjeros, muchos más numerosos) un ingreso per cápita de aproximadamente 500.000 dólares, unas cinco veces más que el del segundo país más rico del mundo, Luxemburgo.

    El desproporcionado influjo de Qatar se refleja también en la propia geografía del emirato y en sus líderes. Al igual que en Arabia Saudita, en Qatar impera la ideología extremista del wahabismo, que confiere a la población local un propósito y una ambición bastante fuera de lugar para su tamaño. Sus últimos dirigentes –el emir Hamad (que reinó entre 1995 y 2013) y ahora su hijo Tamim (2013…)–, así como sus familiares y ayudantes, se entregan a una majestuosidad evanescente perfectamente simbolizada por la palabra Hamad, trazada misteriosamente en una de las islas cataríes por el emir del mismo nombre… y que no menos misteriosamente fue eliminada dos años después.

    La influencia de Qatar es quizá más evidente en su reportado apoyo a grupos yihadistas en lugares tan variados como Irak (Al Qaeda), Siria (Ahrar al Sham, Frente al Nusra), Gaza (Hamás) y Libia (Brigadas de Defensa de Bengazi). Además, Doha da soporte a importantes redes islamistas en todo el mundo; redes de las que toman parte los Hermanos Musulmanes egipcios, el AKP turco y el Yamat e Islami de Bangladés.

    En Doha, el régimen proporciona a los talibanes espacio para oficinas. Luminarias islamistas como el líder espiritual de los Hermanos Musulmanes, Yusuf al Qaradawi, y el jefe de Hamás, Jaled Meshal, residen en el emirato desde hace muchos años.

    En Occidente, el poder de Qatar es más discreto y medra sin oposición. Por un lado, financia mezquitas y otras instituciones islámicas, que expresan su gratitud organizando protestas ante las embajadas de Arabia Saudita en Londres y Washington. Pero Doha no depende sólo de la diáspora islamista en Occidente para promover su agenda, también trabaja para influir directamente en los políticos y la opinión pública de los países que lo componen.

    La descomunal Al Yazira se ha convertido en una de las mayores y más conocidas cadenas de TV del mundo. Sus estaciones en inglés producen una hábil propaganda –que luce un tono progresista muy occidental– contra los enemigos del emirato. La última aventura de Al Yazira, su canal AJ+, está dirigida a los jóvenes progresistas estadounidenses. Los documentales sobre los males de Israel, Arabia Saudí y la Administración Trump se combinan con fulgurantes coberturas de campañas en pro de los derechos de los transexuales y emotivos lamentos por la difícil situación de los solicitantes de asilo en la frontera sur de Estados Unidos, temas aparentemente poco propicios para una emisora ​​controlada por un régimen wahabí.

    Doha también busca influir en las instituciones educativas occidentales. La Fundación Qatar, controlada por el régimen, entrega decenas de millones de dólares a escuelas, colegios y demás en toda Europa y Estados Unidos. De hecho, Qatar es en estos momentos el mayor donante extranjero en el mundo universitario norteamericano. Con esos fondos se fomenta la enseñanza del árabe y se financian lecciones de cultura de Oriente Medio en las que el sesgo ideológico es a veces desvergonzadamente evidente, como en el caso del programa educativo denominado “Expresa tu lealtad a Qatar”.

    Ahora que los regímenes de Arabia Saudí, Emiratos, Egipto y otros países árabes se han dado cuenta de la amenaza que representa Qatar, ¿no es hora de que los occidentales también lo hagan?

    © Versión original (en inglés): danielpipes.org
    © Versión en español: Revista El Medio

    La entrada La influencia de Qatar aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/la-influencia-de-qatar/feed/ 1