Revista El Medio http://elmed.io Noticias de Medio Oriente en español Sun, 26 Mar 2017 11:33:38 +0000 es-ES hourly 1 http://wordpress.org/?v=4.2.13 Mubarak, en libertad http://elmed.io/mubarak-en-libertad/ http://elmed.io/mubarak-en-libertad/#comments Fri, 24 Mar 2017 10:42:48 +0000 http://elmed.io/?p=23140 El exdictador egipcio ha estado seis años en prisión.

La entrada Mubarak, en libertad aparece primero en Revista El Medio.

]]>
El exdictador egipcio, que fue desalojado del poder hace seis años, tras una serie de protestas masivas en El Cairo, ha abandonado el hospital militar en el que se encontraba y se halla ya en su domicilio, según ha informado su abogado.

Mubarak fue absuelto recientemente de los crímenes que se le imputaban por la violenta represión de las manifestaciones que acabaron en su salida del poder.

Mubarak, de 88 años, era el hombre fuerte de Egipto desde el asesinato de su predecesor, Anuar Sadat, en 1981.

La entrada Mubarak, en libertad aparece primero en Revista El Medio.

]]>
http://elmed.io/mubarak-en-libertad/feed/ 0
El atentado de Londres e Israel como cobaya http://elmed.io/el-atentado-de-londres-e-israel-como-cobaya/ http://elmed.io/el-atentado-de-londres-e-israel-como-cobaya/#comments Fri, 24 Mar 2017 10:29:14 +0000 http://elmed.io/?p=23137 Los terroristas islamistas utilizan el Estado judío como campo de pruebas para ataques que cometen después en el resto de Occidente.

La entrada El atentado de Londres e Israel como cobaya aparece primero en Revista El Medio.

]]>
  • El atentado de Londres e Israel como cobaya
  • El escritor estadounidense Jack Engelhard recuerda en este artículo que los atropellos mortales y el apuñalamiento de civiles comenzaron en las calles de Jerusalén y denuncia la a su juicio cobarde respuesta de la clase política británica ante este último atentado islamista, que anticipa la posibilidad de nuevos ataques.

    Todo empieza en Israel, donde los terroristas islamistas estrenan nuevas tácticas para ver cómo responde el resto del mundo. Yo lo llamo el entrenamiento primaveral del islam radical. Si la respuesta es el apoyo total a Israel, nosotros ganamos y ellos pierden. Pero si el mundo dice que los terroristas tenían una excusa… si el mundo sostiene que Israel debe regalar más tierra para aplacar a los musulmanes extremistas… nosotros perdemos y ellos ganan.

    Ayer [por el miércoles], el islam violento ganó de nuevo, esta vez en Londres, donde el secretario británico de Exteriores, Boris Johnson, tan solo hace unas semanas advirtió a Israel de que debía respetar absolutamente la solución de los dos Estados –tal vez dividiéndose por la mitad para hacer felices a Hamás, Abás, la Autoridad Palestina, la OLP y el resto de los que buscan la destrucción de Israel, junto con el resto de la civilización occidental–.

    ¿No aprenden nada?

    Las bravuconadas no engañan a nadie, y a los islamistas impulsivos menos aún. “Seguimos siendo desafiantes”, dijo un miembro del Parlamento a la BBC. ¿Desafiantes cómo? ¡Si seguís trayendo a más como ellos! Las matemáticas elementales dicen que, cuantos más terroristas traigas, más expuesto estarás a sufrir las consecuencias.

    Oded Revivi es alcalde de Efrat, comunidad judía ubicada en la Margen Occidental. En este artículo celebra que la nueva Administración estadounidense conozca sobre el terreno la realidad de los territorios en disputa, lo que sienta las bases, tal vez de manera definitiva, para un nuevo enfoque del conflicto israelo-palestino que lleve a la paz.

    La razón por la que la nueva Administración parece haber roto con décadas de política exterior americana sobre este asunto es simple: sus miembros conocen profundamente la situación sobre el terreno. Desgraciadamente, durante décadas, el Gobierno estadounidense ha prohibido a los diplomáticos americanos poner un pie en cualquier ciudad de Judea o Samaria, lo que significa que sus evaluaciones de la situación se basaban en una combinación de mitos procedentes de la Autoridad Palestina y sus propias nociones preconcebidas.

    (…)

    Más de un millón de israelíes residen actualmente en menos del 2% de Judea y Samaria, mientras muchos más palestinos pueblan alrededor del 20% de la misma área. Ambas poblaciones son permanentes y ninguna puede ser desplazada de sus hogares. Una vez asumamos esta realidad, la paz será mucho más fácil de alcanzar.

    (…)

    Restringir la construcción israelí en nuestra tierra ancestral es contraproducente para todos. No acercará a los palestinos a un nuevo Estado ni llevará la paz a Israel. De hecho, el fortalecimiento de la presencia de Israel sólo aumentará la prosperidad para ambas partes.

    (…)

    Hay mucha gente dentro y fuera de Israel que cree que la respuesta a nuestros problemas es construir muros más altos. Consideran que la presencia de judíos viviendo junto a musulmanes es una realidad imposible. Equiparan la construcción israelí con las bombas palestinas. Sin embargo, no ven lo que nosotros vemos diariamente. No han escuchado a los palestinos que están hartos de sus líderes y vuelven la mirada hacia Israel en busca de salvación. Los representantes del presidente Trump han dejado claro que no somos el obstáculo, así que ha llegado el momento de que trabajen con nosotros sobre el terreno para construir una solución pacífica duradera para la siguiente generación.

    Gil Troy, profesor de la Universidad de McGill, denuncia en el periódico de la institución el antisemitismo y la israelofobia que se va enseñoreando del campus de la institución académica canadiense.

    Como educador y orgulloso miembro de la comunidad de McGill, no puedo seguir guardando silencio. Cuando yo –o cualquier colega– vemos a alguien fomentar la intolerancia, la violencia o una mentalidad agresiva en el campus tenemos la responsabilidad de defender a nuestros estudiantes y nuestros valores comunitarios. Por esa razón vuelvo a la controversia del otoño pasado, que sigue sin resolverse: os pido que reconsideréis vuestra línea editorial, miope y falaz, de “no publicar piezas que promueven una visión sionista o cualquier otra ideología que podamos considerar opresiva”.

    (…)

    Igual que los fanáticos hostiles al feminismo están motivados por el odio a las mujeres, los que afirman estar ‘solo’ contra el sionismo, movimiento de liberación del pueblo judío, habitualmente odian a los judíos.

    Atad cabos, como enseñamos a hacer a nuestros estudiantes.

    La pasada primavera vimos cómo el movimiento de boicot a Israel culminó con tuits en los que se llamaba “chico judío” a un estudiante de McGill, pasando del ‘solo’ antisionismo al antisemitismo. La manada del odio tiene este semestre un líder que tuitea: “Hoy, pega un puñetazo a un sionista”, pasando de los ataques retóricos al llamamiento a la violencia.

    No quiero ver cómo se pasa de apoyar la violencia a perpetrarla. Ha llegado el momento de que cambiéis de política.

    La entrada El atentado de Londres e Israel como cobaya aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/el-atentado-de-londres-e-israel-como-cobaya/feed/ 1
    La Autoridad Palestina financia el terrorismo… con dólares americanos (y 2) http://elmed.io/la-autoridad-palestina-financia-el-terrorismo-con-dolares-americanos-y-2/ http://elmed.io/la-autoridad-palestina-financia-el-terrorismo-con-dolares-americanos-y-2/#comments Fri, 24 Mar 2017 09:41:45 +0000 http://elmed.io/?p=23134 Los palestinos jamás conseguirán su objetivo mientras estén en manos de un liderazgo miserable.

    La entrada La Autoridad Palestina financia el terrorismo… con dólares americanos (y 2) aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    El legalismo es un rasgo común entre los autoritarios. Las sociedades no democráticas carecen de Estado de Derecho, pero en general no carecen de leyes. Sus leyes, de hecho, nos dicen mucho sobre ellas. En el caso del pago por asesinato, la ley correspondiente es la Legislación Enmendada sobre Presos Palestinos nº 19 (2004).

    Garantiza “una vida digna” a quienes Israel haya encarcelado “por su participación en la lucha contra la ocupación”. Es decir, promete beneficios a cualquiera al que hayan cogido por apuñalar, disparar, atropellar o bombardear a gente en Israel. La ley alaba a los terroristas presos como “un sector de lucha” y “parte integral del tejido de la sociedad árabe palestina”.

    Los artículos 5 y 8 atañen a los terroristas que abandonan las cárceles israelíes. Quienes han cumplido un año o más están exentos de:

    1. El pago de la matrícula en las escuelas y universidades públicas.
    2. Las cuotas de los seguros sanitarios.
    3. El pago de la matrícula en los programas públicos de formación profesional.

    Algunos excarcelados trabajan de funcionarios de la AP. Sus sentencias cuentan como si hubieran trabajado en el sector público: la ley dice que la AP “pagará su seguridad social y sus cuotas de pensiones (…) por los años que hayan pasado en la cárcel”.

    Los artículos 6 y 7 atañen a los terroristas que siguen en la cárcel. “Todo preso encarcelado” tiene derecho a un salario mensual “vinculado al coste de la vida”. Una parte va directamente a la familia del recluso.

    En 2013, la AP enmendó la ley para prometer empleo a todos los excarcelados y darles “prioridad en los nombramientos anuales en todas las instituciones del Estado”. Si hay trabajo disponible para presos cualificados, la enmienda les da derecho a un salario mensual, a pagos por discapacidad y a prestaciones por fallecimiento, pagaderas a sus familias.

    El Estado, dice, “compensará la diferencia” si el salario de un excarcelado que trabaje como funcionario es “inferior que el que percibía en prisión”. La AP paga salarios mensuales vitalicios a los hombres que cumplen más de cinco años de condena y a las mujeres que cumplen más de dos. Quienes han cumplido sentencias relativamente cortas no tienen derecho a un puesto de trabajo; reciben prestaciones por desempleo por su periodo en la cárcel. Los que han cumplido al menos un año “tienen derecho a una única subvención por liberación”.

    La ley garantiza “un puesto asalariado en una institución del Estado” a cualquier varón que haya estado diez años o más en la cárcel, y a cualquier mujer que haya estado cinco. Los puestos para dichos presos son de alto nivel y están muy bien remunerados, lo que asegura a los terroristas que han pasado mucho tiempo en la cárcel no sólo bienestar financiero, sino el control de varios aparatos burocráticos de la AP. La AP se ha organizado no sólo para los terroristas, sino con y por los terroristas.

    Estas prestaciones también se aplican ahora a “los miembros de la facciones de la OLP arrestados fuera de Palestina por participar en la lucha por la independencia y la liberación de Palestina”. Se pagan bonus si los terroristas son árabes israelíes o residentes árabes en Jerusalén.

    La AP creó el Ministerio de Presos y Excarcelados para administrar este programa de ayudas. Le asignó un presupuesto de 118 millones de dólares en 2014 y de 140 en 2016. Para atender a las familias de los terroristas muertos, la AP creó la Institución para la Atención a las Familias de los Mártires. Su presupuesto fue de 163 millones en 2014 y de 175 en 2016.

    Son cifras elevadísimas, dado que el total del presupuesto anual de la AP es de aproximadamente 4.400 millones. Reflejan el generoso volumen de los pagos individuales de la AP. Los salarios parten de los 400 dólares al mes para los terroristas que pasan en la cárcel hasta tres años; ascienden a los 570 dólares para los que pasan de tres a cinco años y a 1.142  para los que han estado encerrados entre cinco y diez años. Para los que pasan más de 30 años, el salario es de 3.429 dólares. Estamos hablando de una sociedad en la que el producto nacional bruto per cápita es de 258 dólares al mes.

    Las subvenciones únicas para presos excarcelados empiezan en los 1.500 dólares para terroristas que hayan cumplido de uno a tres años, se elevan hasta los 6.000 para los que hayan cumplido entre 11 y 15 y son de 25.000 para los que superen los 30 años.

    Los pagos mensuales a las familias de los terroristas muertos son igualmente generosos.

    Todos estos pagos se amplían en función de la duración de la pena, que en general se correlaciona con el número de personas que los terroristas hayan matado o herido. Así que, cuantas más víctimas haya en Israel, más dinero paga la AP al terrorista.

    ***

    ¿Qué lección podemos extraer de esta infraestructura legal y burocrática que premia el terrorismo palestino?

    Los apuñalamientos y atropellos que han caracterizado el terrorismo palestino proveniente de la Margen Occidental en los últimos dos años se suelen describir en Occidente como muestras espontáneas de exasperación entre los palestinos frente a las opresoras políticas de ocupación israelíes. Pero el sistema oficial de recompensas al terrorismo pone eso en duda. Si la exasperación fuese un móvil tan poderoso, ¿por qué la AP ofrecería tan suculentos incentivos económicos para espolear a su pueblo a la violencia?

    La AP, comúnmente descrita como interesada en la paz y opuesta a la violencia, parece contrastar favorablemente con Hamás. Pero nadie que preste atención puede decir honestamente que la AP se opone al asesinato de israelíes normales y corrientes que van por la calle de camino a su trabajo. De hecho, la AP se involucra en esos asesinatos, si bien se vuelca en modular la violencia. Ataja los ataques procedentes de la Margen Occidental ideados por sus adversarios políticos y trabaja para prevenir la devastadora represalia israelí. Ha tenido éxito en ello durante los últimos doce años.

    Según la propaganda de la AP, la única y definitiva manera de que el pueblo palestino mantenga su honor y alcance la justicia es expulsar violentamente a los judíos del territorio. De ahí el ensalzamiento de los terroristas como héroes y mártires, o que se ponga a calles y plazas el nombre de palestinos que han asesinado a israelíes en pizzerías y paradas de autobús; que haya concursos escolares donde se elogia a los niños por decir que de mayores quieren ser asesinos de “ocupantes” judíos; las leyes que prometen cuantiosas recompensas económicas por el terrorismo y los ministerios y demás instituciones que existen para pagar a los terroristas.

    En 2014 hubo audiencias en el Congreso de EEUU que arrojaron luz sobre los pagos de la AP a terroristas encarcelados y sus familias. En 2015, el Congreso aprobó una ley para reducir la ayuda estadounidense a la AP en un dólar por cada dólar “gastado por la Autoridad Palestina en pagar actos de terrorismo”. El Servicio de Investigación del Congreso informa de que el Departamento de Estado envió un informe clasificado al propio Congreso sobre cuánto se reducía la ayuda estadounidense a la AP y cómo se había determinado la cifra.

    Para minimizar la reducción en las ayudas, la AP parece haber pergeñado un subterfugio y enmascarado dichos pagos canalizándolos a través de la OLP. El Congreso respondió en su ley de apropiación de ayudas para 2017 ordenando una reducción de un dólar por cada dólar destinado a pagos de terroristas y realizados por la AP o por la OLP.

    Cada vez más miembros del Congreso son conscientes de la magnitud y formalidad del programa de la AP para recompensar a los terroristas. En buena medida por el asesinato de Taylor Force en marzo de 2016. Force era un licenciado de West Point de 28 años que estaba visitando el puerto de Yafo, una atracción turística de Tel Aviv, cuando fue atacado. El Servicio de Investigación del Congreso describe a Force como un “exoficial del Ejército de EEUU que estuvo de servicio en Afganistán e Irak” e informa de fue “apuñalado hasta la muerte por un atacante palestino” cuando estaba realizando “un programa civil de estudios en Israel”.

    Se ha presentado una nueva medida, conocida como la Ley Taylor Force, en el Congreso y el Senado. Condiciona todos los fondos de apoyo económico a la AP a la certificación por parte del secretario de Estado de que la AP “ha puesto fin a los pagos por actos de terrorismo contra ciudadanos de Estados Unidos y de Israel”.

    ***

    Los palestinos tienen un liderazgo político execrable desde hace un siglo, desde la Primera Guerra Mundial, cuando Gran Bretaña acabó con los 400 años de dominio turco sobre Palestina. Sus líderes han optado por el bando antidemocrático –y perdedor– de todos los grandes conflictos durante los últimos cien años. Se alinearon con los turcos en la Primera Guerra Mundial, con los nazis en la Segunda, con los soviéticos en la Fría, con Sadam Husein en la del Golfo y con los enemigos de Occidente en la que se libra actualmente contra el terrorismo. Aún más catastrófico para ellos, se decantaron por los enemigos de Israel en el conflicto árabe-israelí.

    Si los líderes palestinos hubiesen elegido ser socios de Israel en vez de sus enemigos, su pueblo podría haber disfrutado de la paz y la prosperidad. De hecho, podrían haber tenido también una independencia nacional basada en el acuerdo, es decir, en la voluntad de compartir la tierra con el Estado de Israel.

    A pesar de todo, a pesar de la larga historia de conflicto, aún es posible que los palestinos alcancen algún día la paz, la prosperidad y cierto tipo de independencia nacional. Pero jamás lo conseguirán si siguen estando dominados por líderes mendaces, corruptos, autoritarios y violentos. Nunca llegarán ahí si sus líderes son la clase de personas que pagan recompensas a terroristas asesinos.

    © Versión original (en inglés): Commentary
    © Versión en español: Revista El Medio

    “La Autoridad Palestina financia el terrorismo… con dólares americanos (1)”.

    La entrada La Autoridad Palestina financia el terrorismo… con dólares americanos (y 2) aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/la-autoridad-palestina-financia-el-terrorismo-con-dolares-americanos-y-2/feed/ 0
    "¿Dónde están vuestros judíos?" http://elmed.io/donde-estan-vuestros-judios/ http://elmed.io/donde-estan-vuestros-judios/#comments Thu, 23 Mar 2017 10:57:30 +0000 http://elmed.io/?p=23131 Memorable intervención de Hiller Neuer ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

    La entrada "¿Dónde están vuestros judíos?" aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    Memorable intervención de Hiller Neuer, director ejecutivo de UN Watch, ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU el pasado lunes, denunciando el doble rasero israelófobo de “los peores violadores mundiales de los derechos humanos, de los derechos de las mujeres; de la libertad de credo, de prensa y de reunión”.

    En un momento dado, se encaró directamente con los representantes de algunos países del mundo árabe-musulmán que estaban lanzando a Israel muy graves acusaciones, entre las que se contaba la de ser un Estado que practica el apartheid:

    Israel tiene 1,5 millones de árabes, y, con independencia de los desafíos que afrontan, disfrutan de pleno derecho al voto y a ser elegido [representante de la ciudadanía]; trabajan como médicos y abogados, sirven en la Corte Suprema.

    Ahora quisiera preguntar a los miembros de esta comisión, (…) a los Estados árabes a los que acabamos de escuchar. A Egipto, Iraq y el resto:

    ¿Cuántos judíos viven en vuestros países? ¿Cuántos judíos viven en Egipto, Irak, Jordania, Kuwait, el Líbano, Libia, Marruecos?

    Hubo un tiempo en que el Medio Oriente estaba repleto de judíos.

    Argelia tenía 140.000 judíos. Argelia, ¿dónde están tus judíos? Egipto tuvo 75.000 judíos. ¿Dónde están tus judíos? Siria, antes tenías decenas de miles de judíos. ¿Dónde están tus judíos? Irak, tú tenías cerca de 135.000 judíos. ¿Dónde están tus judíos?

    La entrada "¿Dónde están vuestros judíos?" aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/donde-estan-vuestros-judios/feed/ 0
    El gambito persa http://elmed.io/el-gambito-persa/ http://elmed.io/el-gambito-persa/#comments Thu, 23 Mar 2017 10:34:32 +0000 http://elmed.io/?p=23129 Trump debe presionar al máximo a los ayatolás sin afrentar a los iraníes que los padecen.

    La entrada El gambito persa aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
  • El gambito persa
  • Afsheen John Radsan y Robert Delahunty firman este artículo en el que apelan a la necesidad de que EEUU actúe de manera contundente contra la amenaza iraní y a la vez recomiendan a Trump que muestre comprensión y afecto por el pueblo persa.

    No cabe duda: el presidente debe fijar unos férreos límites en sus tratos con la República Islámica. Pero debe también mostrar un perfil más suave. Por encima de todo, debe destacar públicamente los grandes logros de la tradición persa. Tales elogios crearán un sabor dulce, agradable y familiar en el paladar persa.

    (…) Un nacionalista como el presidente debe reconocer y apelar al nacionalismo de otro gran pueblo.

    (…)

    Hay que adoptar duras medidas contra la República Islámica.

    La República Islámica tiene que estar en el primer puesto de la lista de patrocinadores del terrorismo del Departamento de Estado estadounidense.

    Irán debe enfrentarse a nuevas sanciones por sus pruebas de misiles balísticos y otras acciones hostiles. Los esfuerzos por limitar la inmigración desde la República Islámica pueden ser útiles.

    EEUU debe hacer cumplir a rajatabla el acuerdo nuclear que la anterior Administración negoció con Irán, y si los iraníes no cumplen absolutamente y sin vacilaciones su parte del acuerdo, deben ponerse sobre la mesa las opciones militares.

    Pero esta estrategia tiene que complementarse con una ofensiva atractiva. La amabilidad servirá de envoltorio para las medidas severas.

    Efraim Inbar, del Begin-Sadat Center for Strategic Studies (BESA), advierte de que hacer concesiones a los palestinos antes de que se comprometan en serio a una negociación es una pésima política para alcanzar un acuerdo fructífero.

    El impulso de hacer concesiones es una muestra de la sabiduría convencional de la comunidad internacional (incluido el Gobierno israelí): que los palestinos han de ser bien tratados para evitar sus erupciones violentas. Esta actitud ha llevado a un apoyo financiero continuo a la Autoridad Palestina, a pesar de la creciente conciencia de que una gran porción de esa ayuda es desviada a los terroristas y sus familias.

    Los cálculos cortoplacistas de este tipo únicamente prolongan el conflicto. De hecho, la campaña de terrorismo que se inició en septiembre de 2000, la denominada Segunda Intifada, tuvo lugar tras varios años de avances económicos, durante los cuales el nivel de vida de los palestinos fue el más alto de su historia. Las muchas ‘zanahorias’ proporcionadas ni colmaron el apetito palestino de conquistas políticas ni canalizaron sus energías desde el terrorismo a la mesa de negociaciones.

    El arte de la negociación exige una mezcla cuidadosamente equilibrada de zanahorias y palos. Los fracasos acumulados desde 1993 sugieren que el equilibrio correcto (…) todavía no ha sido alcanzado. Considerando las vastas cantidades de dinero recibido por la Autoridad Palestina a lo largo del tiempo y el persistente rechazo palestino a reconocer que alcanzar un acuerdo va en su propio interés, resulta razonable concluir que el enfoque adoptado para atraerlos no ha incluido suficientes palos. (…)

    Las opciones de los palestinos nunca cambiarán si sus lamentables decisiones no les suponen un coste.

    El Jerusalem Post ha editorializado sobre el 25º aniversario del atentado contra la embajada israelí en Buenos Aires, por el que nadie ha sido llevado aún ante la Justicia, a pesar de las evidencias que apuntan a Teherán.

    El 17 de marzo de 1992 tuvo lugar el ataque más mortífero contra una misión diplomática israelí, cuando un terrorista suicida hizo detonar su furgoneta cargada de explosivos frente a la embajada en Buenos Aires.

    (…)

    Es difícil evitar una conclusión: el fracaso de Argentina a la hora de responder adecuadamente al ataque contra la embajada animó a Irán y a su aliado, Hezbolá, a lanzar otro ataque tan solo dos años después, contra [la sede de] la AMIA [Asociación Mutual Israelita Argentina], que dejó 85 muertos y cientos de heridos.

    A día de hoy, nadie ha sido acusado de estos dos ataques terroristas, a pesar de que existen pocas dudas de que Irán y Hezbolá están detrás de ellos.

    (…)

    Hay una razón para el optimismo. El presidente de Argentina, Mauricio Macri, que llegó al cargo en noviembre de 2015, ha declarado en numerosas ocasiones que su Gobierno está comprometido con llevar a los culpables ante la Justicia. (…)

    No podemos olvidar el atentado contra la embajada israelí en Buenos Aires, no sólo por sus trágicas consecuencias, sino porque amenazas similares procedentes de Irán siguen infestando el mundo libre. Como el primer ministro, Benjamín Netanyahu, dijo recientemente, el 80% de los problemas de seguridad de Israel tienen su origen en Irán.

    Llevar a los responsables del ataque terrorista de 1992 ante la Justicia sería un paso importante para contrarrestar la perniciosa influencia iraní.

    La entrada El gambito persa aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/el-gambito-persa/feed/ 1
    Jerusalén ya tiene muchas embajadas; pero ninguna para Israel (y 2) http://elmed.io/jerusalen-ya-tiene-muchas-embajadas-pero-ninguna-para-israel-y-2/ http://elmed.io/jerusalen-ya-tiene-muchas-embajadas-pero-ninguna-para-israel-y-2/#comments Thu, 23 Mar 2017 10:04:05 +0000 http://elmed.io/?p=23127 La capital de Israel es objeto de un llamativo doble rasero, perjudicial para el Estado judío.

    La entrada Jerusalén ya tiene muchas embajadas; pero ninguna para Israel (y 2) aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    En la Guerra de los Seis Días de 1967, Israel capturó la mitad oriental de Jerusalén e inmediatamente amplió los límites del término municipal para incluir la Ciudad Vieja y sus alrededores. En la Resolución 252 de mayo de 1968, el Consejo de Seguridad pidió unánimemente a Israel que revocara los cambios en el estatus de Jerusalén. Israel se negó.

    En la década de 1970, el consulado de EEUU era una fuente de graves tensiones entre el Gobierno israelí y Estados Unidos. La Administración Carter estaba intentando persuadir a los palestinos de la Margen Occidental de que apoyaran los Acuerdos de Camp David con Egipto, que incluía planes para una autonomía palestina en la Margen y Gaza. Los ministros israelíes estaban preocupados por que el consulado estuviese animando efectivamente a los palestinos de la Margen a apoyar la independencia. Las tensiones eran tales que, según un cable consular confidencial obtenido por WikiLeaks, al consulado le preocupaba que Israel pudiera intentar cambiar unilateralmente la jurisdicción de la legación.

    Israel volvió a poner enseguida el asunto de Jerusalén en el foco de la atención internacional. En junio de 1980 la Knéset [Parlamento] declaró oficialmente que Jerusalén, “completa y unida”, era la capital de Israel. En la Resolución 478, el Consejo de Seguridad condenó unánimemente la ley declarándola “nula y sin efecto” y exigiendo su inmediata derogación. Crucialmente, también pidió a los Estados que habían establecido misiones diplomáticas en Jerusalén que las retirasen. A causa de la presión árabe, Holanda y varios países latinoamericanos retiraron sus embajadas de Jerusalén. Pero los consulados que técnicamente no eran misiones diplomáticas permanecieron.

    En 1994, con la firma de los Acuerdos de Oslo, estos consulados se convirtieron en representaciones ante la recién constituida Autoridad Palestina. Turquía, que había cerrado su consulado en señal de protesta en 1980 y que después reconoció a Palestina cuando la OLP declaró la independencia, en 1988, reabrió su consulado en Jerusalén con el asentimiento israelí. En 1995, el Congreso de EEUU contrarrestó estas maniobras aprobando la Ley para la Embajada de Jerusalén, que requería a EEUU el reconocimiento de una Jerusalén unida como capital de Israel y ordenaba la reubicación allí de la embajada estadounidense en Israel. Desde entonces, todos los presidentes de EEUU han firmado exenciones a intervalos de seis meses posponiendo este reconocimiento y la apertura de una embajada en Jerusalén por motivos de “seguridad nacional”. Lo único que tiene que hacer Trump para trasladar la embajada es negarse a firmar la exención cuando aterrice en su mesa, el próximo 1 de junio.

    En resumen: a lo largo de las últimas décadas, lo que empezaron siendo oficinas consulares en el Mandato de Palestina se convirtieron en embajadas de facto ante la Autoridad Palestina.

    El hecho de que estas misiones diplomáticas, que técnicamente no están acreditadas ante ningún Estado, gestionen las relaciones políticas con los palestinos es abiertamente publicitado por los países concernidos. El consulado de EEUU se describe como “el representante de facto del Gobierno de Estados Unidos ante la Autoridad Palestina”. El consulado turco se define como una embajada en todo menos en el nombre: “A pesar (…) de que su nomenclatura oficial es la de ‘Consulado General’, [tiene el] volumen de trabajo y las características de cualquier otra embajada en el extranjero”.

    En general, en todo el mundo los consulados se dedican a reunir información y proporcionar servicios consulares. En cambio, los de Jerusalén son casi exclusivamente políticos, peculiaridad que comparten con los de Hong Kong. El consulado de EEUU dice que su trabajo es “ayudar a la Autoridad Palestina a construir instituciones sostenibles para un futuro Estado palestino independiente, viable, democrático y soberano”. Según el exembajador estadounidense en Israel Dan Shapiro, esta función política significa que “los funcionarios de la AP vienen de vez en cuando a Jerusalén”, un hecho del que dice que “no es normal, pero tampoco insólito”.

    El consulado italiano, que también está en el oeste de Jerusalén, informa de que es “responsable de mantener y desarrollar las relaciones [de Italia] (…) con las autoridades palestinas (…) a todos los niveles”. Suecia, que reconoció a Palestina en 2014, dice que el consulado de Jerusalén tiene “el objetivo de promover la construcción de un Estado palestino democrático”.

    La jurisdicción de los consulados cubre la totalidad de Jerusalén, definido en 1947 como corpus separatum, la Margen Occidental y Gaza. A pesar de que se abstienen de reconocer cualquier soberanía sobre Jerusalén, los nueve países tratan incluso el oeste de la ciudad como parte de la misma jurisdicción que la totalidad de la Margen. El profesor Eugene Kontorovich, de la Facultad de Derecho de la Northwestern University, arguye que esta situación es incoherente. Al principio, el corpus separatum se extendía por el sur hasta Belén y por el este hasta Abu Dis, pero la comunidad internacional trata ahora estas áreas como “territorio palestino ocupado” en vez de como una parte de Jerusalén cuyo futuro se decidirá mediante negociaciones entre las partes.

    Además, pese a que los consulados no están acreditados ante Israel, el Ministerio de Exteriores israelí los trata a todos los efectos como si lo estuvieran. Dice que tiene lazos con los consulados tanto directamente como mediante sus respectivas embajadas, y les da a ellos y a su personal “la documentación necesaria”. Un cable consular de EEUU de 1979 obtenido por WikiLeaks confirmó que el personal del consulado recibe carnets emitidos por el Ministerio de Exteriores y “todos los privilegios y prerrogativas normales acordadas para los cónsules y consulados extranjeros”, y añadía que se hacía lo mismo con los otros consulados de la ciudad. Otro cable filtrado aclaraba que estos privilegios incluían exenciones consulares en el pago de impuestos.

    Esto es importante porque, según la Convención de Viena de 1963 sobre Relaciones Consulares, los cónsules deben recibir el permiso escrito del país anfitrión para asumir el cargo. Según el artículo 12, “el director de una oficina consular es admitido para ejercer sus funciones mediante una autorización del Estado receptor denominada exequatur”. Un cónsul –establece la Convención– no asumirá sus obligaciones hasta que no haya recibido el exequatur. De hecho, los cónsules honorarios de Ucrania, Georgia, Estonia y Filipinas destinados en Jerusalén sí parecen buscar el exequatur de Israel, tal y como exige la Convención de Viena.

    Resulta inaudito, pero los nueve cónsules generales en Jerusalén no tratan de obtener el exequatur de Israel. Durante un debate en el Congreso sobre el traslado de la embajada estadounidense a Jerusalén, el subsecretario de Estado Laurence Eagleburger confirmó que el cónsul de EEUU “no pide el reconocimiento consular formal de ningún Gobierno”, y añadió que lo mismo hacían los demás cónsules generales.

    En un principio las cosas no funcionaban así. Durante el Mandato, los cónsules en Jerusalén recibían el exequatur del Reino Unido. Pero cuando la Asamblea General de la ONU reafirmó en la Resolución 194 que Jerusalén debía convertirse en una ciudad internacional, la mayoría de los países se negaron a reconocer las reivindicaciones israelíes o jordanas sobre Jerusalén; en consecuencia, se negaron a pedirles autorización.

    Nunca fue un resultado preconcebido el que los consulados operaran sin exequaturs. De hecho, en 1949 Israel comunicó a Turquía que esperaba que solicitara dicha autorización. El 13 de enero de 1950, el asesor legal del Departamento de Estado, Leonard Meeker, avisó de que, a la luz de la Resolución 194, EEUU “no debía dar ningún paso respecto al desempeño de los funcionarios consulares estadounidenses en Jerusalén que supusiera un reconocimiento de la soberanía de cualquier Estado nacional”. Arguyó que sería “permisible” pedir exequaturs para los cónsules en Jerusalén “si se [entendiese] claramente que dicha acción no implica[ría] un reconocimiento norteamericano de la soberanía israelí o jordana sobre Jerusalén”, pero EEUU debería negarse si Israel y Jordania sólo expidieran exequaturs “entendiendo que el reconocimiento de la soberanía queda[se] implícito”.

    Meeker señaló que, en el pasado, EEUU se había asegurado el reconocimiento de Bélgica para el personal consular en el Congo a pesar de no reconocer la anexión belga, y agregó que esa salvedad no implicaba el reconocimiento formal de las reivindicaciones de Bélgica. Asimismo dijo que el personal consular en Chile también había obtenido exequaturs a pesar de que no se reconocía a su régimen. Cuando el Gobierno de la Alemania nazi se negó a aceptar esta salvedad para alojar al personal consular estadounidense en Checoslovaquia y Danzig en 1939, en cambio, EEUU cerró sus consulados. No está claro si EEUU hizo alguna vez esta propuesta a Israel, pero al margen de lo que ocurriera, acabó operando un consulado sin la autorización necesaria.

    Kontorovich cree que Israel podría alegar que estos países vulneran sus derechos bajo las leyes internacionales. Si Jerusalén es efectivamente territorio israelí, entonces estos nueve países están contraviniendo la Convención de Viena. Pero Kontorovich recalca que, a menos que Israel se queje, no es necesariamente un problema legal, porque Israel ha optado por no ejercer sus derechos. No obstante, dice que formaría parte de los derechos de Israel el insistir en que esos países adquieran la autorización y después negársela. Sugiere que podría haber sido una “reacción inteligente” ante el reconocimiento sueco de Palestina: en la situación actual, Israel está ayudando a Suecia a utilizar territorio bajo jurisdicción israelí para ejercer su representación ante un país que actualmente no existe y que no tiene derechos legales sobre ninguna parte de ese territorio, pero que aun así afirma lo contrario.

    Dado que nueve países tienen lo que equivale a embajadas de facto ante la Autoridad Palestina en Jerusalén, ¿por qué no corrigen ese desequilibrio trasladando sus embajadas ante Israel de Tel Aviv a Jerusalén?

    La razón se ha convertido casi en un cliché: la comunidad internacional no reconoce ninguna soberanía sobre Jerusalén y espera que el estatus de la ciudad sea determinado por unas negociaciones sobre su estatus final entre Israel y los palestinos, que haría de un Jerusalén dividido la capital de ambos Estados.

    Ningún ministro relevante de Exteriores ha estado dispuesto, cuando se les ha preguntado, a hablar de la obvia contradicción que plantea esta afirmación: insisten en que no puede haber embajada para Israel en Jerusalén porque el estatus de la ciudad debe ser decidido mediante negociaciones, pero al mismo tiempo operan en la ciudad embajadas de facto para la Autoridad Palestina.

    Shapiro insiste en que esta anomalía “no se diseñó así”, pero que se adoptó por motivos prácticos. “Cuando la AP surgió como resultado del proceso de Oslo, necesitábamos tener algún modo de mantener comunicaciones diplomáticas regulares”, explica. “El consulado asumió esa función principalmente por motivos de seguridad. Habría sido lógico tener una misión en Ramala, pero habría sido muy difícil aplicar los protocolos de seguridad del Departamento de Estado. El personal consular viaja a diario [a la Margen Occidental] en convoyes fuertemente armados y no hace noche allí”. Dice que el consulado era una base oportuna para esas relaciones porque estaba cerca y “tenía de todos modos responsabilidad consular para esos territorios”. Recalca que este hecho “no sugiere en modo alguno la creencia de que el oeste de Jerusalén estuviese destinado a ser gobernado por los palestinos”.

    Desde que finalizó su misión como embajador, Shapiro se ha declarado a favor del traslado de la embajada estadounidense a Jerusalén. Pero rechaza las sugerencias de que EEUU deba hacerlo simplemente cambiando el letrero de la puerta del consulado diciendo que los funcionarios palestinos se negarían a reunirse con diplomáticos que acreditados únicamente ante el Estado de Israel. “Lo verían como una rebaja de sus aspiraciones a la soberanía tras veinte años de trabajo con el consulado. Sin duda sería perjudicial para nuestros intereses trasladar la embajada, ya que veríamos que no tenemos a nadie que pueda mantener reuniones con la AP”. Sugiere establecer una oficina en Ramala o bien no aplicar una ley estadounidense que prohíbe tener una embajada y un consulado en la misma ciudad.

    Israel parece haber aceptado la presencia de misiones diplomáticas para los palestinos en su capital. Según Shapiro, “se mencionó alguna vez [por parte de miembros del Gobierno] con tono irónico de decepción que la única misión de EEUU en Jerusalén fuese para los palestinos”, pero dice que el asunto “nunca se planteó con verdaderas expectativas de que fuese a cambiar”.

    El Ministerio de Exteriores israelí rechazó las solicitudes para que el jefe de protocolo hiciera declaraciones oficiales para este artículo insistiendo en que “esos consulados no tienen nada que ver con el Estado de Israel”. Sin embargo, el portavoz Emmanuel Nahshon respondió más tarde: “Después de 1967, el Estado de Israel preservó el statu quo en Jerusalén respecto a los consulados en la ciudad (…), y su política se ha mantenido a lo largo de los años”. La viceministra de Exteriores, Tzipi Hotovely, que se opone firmemente a que haya un Estado palestino, declinó hacer comentarios.

    Claramente, Jerusalén es objeto de una llamativa doble vara de medir, que ningún ministro de Exteriores está dispuesto a racionalizar o justificar. Por un lado, a Israel se le niega el reconocimiento de su capital y se le dice que no puede acoger embajadas allí por si da la impresión de que la comunidad internacional reconoce su soberanía sobre la ciudad. Pero por otro lado los palestinos gozan del privilegio de unas misiones diplomáticas en esa misma ciudad, sin que haya ningún reparo de la comunidad internacional ante esta efectiva hipocresía.

    Visto de este modo, al menos como cuestión moral, trasladar la embajada de EEUU a Jerusalén podría ser no tanto un regalo como un acto de reparación. Sería admitir que la anacrónica propuesta de hacer de Jerusalén un fideicomiso de la ONU está descartada. Y un reconocimiento de que, como los palestinos ya gozan –accidentalmente– de misiones diplomáticas en Jerusalén, negarle lo mismo al país que ya existe y controla esa ciudad sería un acto de incoherencia.

    Trasladar la embajada de EEUU podría, en resumidas cuentas, corregir un error histórico.

    © Versión original (en inglés): The Tower
    © Versión en español: Revista El Medio

    – “Jerusalén ya tiene muchas embajadas; pero ninguna para Israel (1″).

    La entrada Jerusalén ya tiene muchas embajadas; pero ninguna para Israel (y 2) aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/jerusalen-ya-tiene-muchas-embajadas-pero-ninguna-para-israel-y-2/feed/ 0
    La Autoridad Palestina financia el terrorismo… con dólares americanos (1) http://elmed.io/la-autoridad-palestina-financia-el-terrorismo-con-dolares-americanos-1/ http://elmed.io/la-autoridad-palestina-financia-el-terrorismo-con-dolares-americanos-1/#comments Wed, 22 Mar 2017 18:21:07 +0000 http://elmed.io/?p=23124 La 'moderada' AP aviva el odio a Israel y a los judíos con gran impunidad.

    La entrada La Autoridad Palestina financia el terrorismo… con dólares americanos (1) aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    Donald Trump anunció un nuevo approach al Estado de Israel incluso antes de jurar el cargo. A pesar de su retórica electoral sobre que era “imparcial” en su pretensión de lo que llamó “un gran acuerdo inmobiliario” entre Israel y los palestinos, se inclinó a favor del Estado judío al elegir a su embajador y romper con la hostil fijación de la Administración Obama hacia los asentamientos israelíes en la Margen Occidental.

    La simpatía que Trump ha demostrado por Israel podría ser reflejo de un sostenido respeto por el Estado judío y de la influencia de sus relaciones personales con grandes amigos de Israel. Pero parece ser algo más. En el año transcurrido desde su comentario “imparcial”, parece haber entendido algo más sobre los líderes palestinos. En particular, dice que ha “visto” cómo usan su poder oficial para promover el odio violento hacia Israel, especialmente entre los niños. “Creo que los palestinos tienen que dejar atrás ese odio que les enseñan a muy temprana edad”, dijo Trump el 15 de febrero. “Les enseñan un odio terrible. He visto lo que les enseñan (…) Empieza a una edad muy temprana, y empieza en las aulas”.

    En efecto, así es. La Autoridad Palestina (AP) promueve la violencia contra Israel. Lo hacen sus funcionarios en discursos públicos. La televisión y la radio de la AP lo convierten en un tema, al igual que el currículum escolar y los libros de texto. La incitación es tan implacable que ha generado críticas incluso entre los defensores de la AP, como el presidente Obama –llamativamente, desde el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas–.

    La incitación, sin embargo, es solo parte del cuadro. Los funcionarios palestinos no recurren únicamente a las palabras. Para estimular los apuñalamientos, atropellos y demás, utilizan un sistema de incentivos monetarios. La AP ha promulgado leyes y creado burocracias para asegurar una recompensa económica a los perpetradores de ataques contra los israelíes. Las cantidades pagadas se correlacionan con el número de personas que los terroristas logran convertir en víctimas. Es un sistema que no sólo fomenta la violencia, sino que hace del terrorismo una posible carrera lucrativa para los jóvenes palestinos.

    Los críticos han llamado a este sistema pago por asesinato. Ha generado poca atención pública, desde luego mucho menos que el problema de la incitación. Pero merece tener más, especialmente porque los contribuyentes estadounidenses ayudan a financiar estos sangrientos pagos. El Gobierno de EEUU destina una media de 400 millones de dólares al año a ayudas a la AP, y esos dólares en ayuda son fungibles.

    El sistema de pago por asesinato no es secreto ni privado. Es algo transparente y oficial. Y no es obra de Hamás, que gobierna Gaza y a la que el Gobierno de EEUU cataloga como organización extremista y terrorista. Es obra de la AP, generalmente descrita como no violenta y comprometida con la paz.

    Creada bajo los Acuerdos de Oslo de 1993 entre Israel y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), la AP hace las veces de Gobierno en el territorio de la Margen Occidental administrado por los palestinos. Su propósito original era ejercer la autoridad tanto en la Margen como en Gaza, pero Hamás, la rama palestina de los Hermanos Musulmanes, la expulsó violentamente del poder en la Franja en 2007 y ahora es ella quien administra este último territorio.

    Dentro de la AP, la organización política predominante es la OLP. Mahmud Abás, presidente de la OLP, fue elegido presidente de la AP en enero de 2005 para una legislatura de cuatro años. Aunque esa legislatura se agotó hace tiempo, la AP no ha celebrado más elecciones desde entonces: Abás sigue siendo el presidente.

    La relación de la AP con el Gobierno israelí es un cúmulo de contradicciones. Israel reconoce a la AP como el liderazgo político de los palestinos. Israel recauda impuestos para ella y le transfiere los ingresos. Las fuerzas de seguridad de Israel y de la AP cooperan contra algunos terroristas que amenazan intereses comunes. Abás dice que se opone a la violencia generalizada, como la que tuvo lugar durante la primera y la segunda intifadas (1987-1993 y 2000-2005), y que sus fuerzas de seguridad trabajan con las israelíes para evitar el estallido de una tercera.

    Al mismo tiempo, sin embargo, la AP aviva el odio hacia Israel (y los judíos), insta a más ataques antiisraelíes y recompensa a los terroristas. En otras palabras: la AP fomenta el terrorismo a pequeña escala pero coopera con las autoridades israelíes para prevenir el terrorismo a gran escala. El Gobierno israelí se encuentra en una chocante zona gris, parcialmente creada por él mismo. Sus funcionarios se quejan con vehemencia de la incitación, pero jamás han intentado cerrar la AP.

    © Versión original (en inglés): Commentary
    © Versión en español: Revista El Medio

    La entrada La Autoridad Palestina financia el terrorismo… con dólares americanos (1) aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/la-autoridad-palestina-financia-el-terrorismo-con-dolares-americanos-1/feed/ 0
    Odio a Israel en Gijón http://elmed.io/odio-a-israel-en-gijon/ http://elmed.io/odio-a-israel-en-gijon/#comments Wed, 22 Mar 2017 12:25:54 +0000 http://elmed.io/?p=23120 El BDS local convoca una manifestación contra la única democracia de Oriente Medio.

    La entrada Odio a Israel en Gijón aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    La sección local del movimiento israelófobo Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) ha convocado una manifestación contra el Estado judío para el próximo viernes, en coincidencia con el partido de fútbol que ese mismo día disputarán en la referida localidad española las selecciones de España e Israel, clasificatorio para el Mundial 2018, que se celebrará en Rusia.

    bds-gijon

    El movimiento BDS, que pretende la marginación internacional de la única democracia de Oriente Medio, consiguió que el Ayuntamiento de Gijón se sumara a su campaña israelófoba el año pasado declarándose Espacio Libre de Apartheid, declaración que derogó posteriormente gracias, en buena medida, a las presiones ejercidas por la ONG ACOM, que tiene por objeto reforzar las relaciones entre España e Israel y combatir el antisemitismo y la israelofobia en todas sus formas.

    La entrada Odio a Israel en Gijón aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/odio-a-israel-en-gijon/feed/ 1
    Israel sigue efectuando bombardeos 'quirúrgicos' en Siria http://elmed.io/israel-sigue-efectuando-bombardeos-quirurgicos-en-siria/ http://elmed.io/israel-sigue-efectuando-bombardeos-quirurgicos-en-siria/#comments Wed, 22 Mar 2017 09:58:36 +0000 http://elmed.io/?p=23118 Hezbolá sigue siendo el gran objetivo de las operaciones de las IDF.

    La entrada Israel sigue efectuando bombardeos 'quirúrgicos' en Siria aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
  • Israel vuelve a bombardear a Hezbolá en Siria
  • David Daoud, de la Foundation for Defense of Democracies, da cuenta de los últimos ataques de la aviación israelí en territorio sirio… y del cambio de actitud ante los mismos del régimen baazista.

    Una posibilidad es que el objetivo del ataque israelí [de la semana pasada] fuera un cargamento de armas [con destino] a Hezbolá en la base militar T-4 del Ejército sirio en la zona occidental de Palmira. El Ejército sirio, apoyado por Hezbolá y los rusos, recuperó recientemente el aeropuerto de manos del Estado Islámico, y el grupo chií sigue manteniendo una importante presencia allí. Es probable que, dado que los israelíes siguen impidiendo el envíos de armas a Hezbolá a través del aeropuerto de Damasco, el grupo haya empezado a recibirlos en la T-4 pensando que estaba fuera del alcance de la aviación israelí. (…)

    (…)

    De hecho, la respuesta de las defensas aéreas sirias constituyen un importante acontecimiento. Durante los pasados ataques israelíes a Hezbolá, el Ejército sirio se mantuvo en gran medida fuera de la lucha. El contraste esta vez es una posible indicación de que el régimen de Asad percibe un cambio positivo en su suerte, especialmente después de su éxito contra las facciones rebeldes en la batalla de Alepo, en diciembre de 2016.

    Es dudoso que Asad esté buscando una confrontación total con los israelíes. Lo más probable es que simplemente esté tratando de transmitir esa confianza recobrada a sus enemigos internos y, de paso, mostrar a Israel que su fuerza aérea ya no podrá actuar libremente contra Hezbolá en territorio sirio.

    Tony Badran, de la Foundation for Defense of Democracies, desvela en este artículo los vínculos comerciales del régimen de los ayatolás con Damasco. Según Badran, el acuerdo nuclear firmado por Barack Obama ha facilitado sobremanera los enormes beneficios que Irán está obteniendo en la guerra de Siria.

    En enero, Irán suscribió cinco memorandos de entendimiento con Siria, que proporcionó a Irán importantes activos y amplió la influencia de la Guardia Revolucionaria Iraní [GRI] en un país devastado por la guerra. Uno de los acuerdos otorga a la Compañía de Telecomunicaciones Móviles de Irán, controlada por la GRI y el líder supremo, Alí Jamenei, licencia para operar una red de teléfonos móviles en Siria.

    (…)

    En términos más generales, la combinación de proyectos militares y económicos es parte del plan de la GRI para consolidar su posición a largo plazo en Siria. Esta estrategia sigue también un formato establecido por la República Islámica para exportar su modelo revolucionario, que exige que los proyectos económicos y culturales vayan acompañados de otros militares. A través de tales medidas, Irán puede establecer una red omnicomprensiva de instituciones revolucionarias, como ha hecho en el Líbano.

    (…)

    El acuerdo nuclear no solo proporciona a Irán dinero en efectivo, sino que llevó a Washington a dejarle manos libres en la región, especialmente en Siria, para evitar que el acuerdo peligrara. La GRI, que no ha escatimado esfuerzos en la lucha por Asad, está ahora recogiendo los beneficios de su inversión.

    El analista saudí Mshari Alzaydi se refiere a la última intervención pública del líder de la organización terrorista chií libanesa. En un encuentro con miembros del Departamento de Educación de Hezbolá, Hasán Nasrala insistió el carácter sobrenatural de los logros conseguidos por su ‘Partido de Dios’.

    Durante el encuentro, destinado a fijar el pensamiento de los jóvenes, inculcarles partidismo y movilizarlos, Nasrala describió a su partido, al país que lo apoya –Irán– y a su aliado Bashar al Asad como un (…) “milagro divino”.

    Parece que a Nasralá le gustan los términos piadosos. El nombre de su partido es Hezbolá, el Partido de Dios. Describe sus choques con Israel como “victorias divinas”, y en cuanto a los ‘crímenes’ que él, Irán, Asad, el ISIS, el Frente al Nusra e incluso las milicias kurdas que apoyan al Partido de los Trabajadores del Kurdistán, los describe como un “milagro divino”.

    (…)

    La verdad, sin embargo, es lo contrario de los delirios de Nasrala. La república de Jomeini no atraviesa su mejor momento, teniendo en cuenta el reciente despertar americano, cuyas primeras manifestaciones incluyen la designación de Saraya al Ashtar [grupo yihadista chií de Baréin] como organización terrorista.

    La entrada Israel sigue efectuando bombardeos 'quirúrgicos' en Siria aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/israel-sigue-efectuando-bombardeos-quirurgicos-en-siria/feed/ 0
    Jerusalén ya tiene muchas embajadas; pero ninguna para Israel (1) http://elmed.io/jerusalen-ya-tiene-muchas-embajadas-pero-ninguna-para-israel-1/ http://elmed.io/jerusalen-ya-tiene-muchas-embajadas-pero-ninguna-para-israel-1/#comments Wed, 22 Mar 2017 09:26:58 +0000 http://elmed.io/?p=23114 Hasta nueve países tienen sedes diplomáticas en la capital del Estado judío... para tratar asuntos palestinos.

    La entrada Jerusalén ya tiene muchas embajadas; pero ninguna para Israel (1) aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    Mucho se ha hablado en los últimos meses de la promesa del presidente Donald Trump de trasladar la embajada de EEUU en Israel de Tel Aviv a Jerusalén y sus posibles repercusiones. El debate público se ha centrado por lo general en los posibles efectos colaterales diplomáticos y políticos, en especial en la posibilidad de un nuevo estallido de violencia palestina. Sin embargo, no se está teniendo en cuenta que EEUU es uno de los nueve países que ya tiene una embajada de facto en Jerusalén. Aunque todas ellas son embajadas para los palestinos, no para Israel.

    La embajada de EEUU en Israel está en Tel Aviv, pero menos conocido es que su consulado general está en Jerusalén, justo a la vuelta de la esquina de la residencia del primer ministro, y que gestiona las relaciones diplomáticas con la Autoridad Palestina. Es uno de los nueve consulados generales en Jerusalén, todos con el mismo propósito. Cinco de ellos –los de Reino Unido, Turquía, Bélgica, España y Suecia– están en el este de Jerusalén. Los de EEUU, Francia, Italia y Grecia están en el oeste. La Unión Europea también tiene una delegación en el este de Jerusalén, y la Santa Sede tiene allí una nunciatura apostólica; también se radican ahí las oficinas palestinas de varios organismos internacionales.

    Ninguno de los países que tiene consulado en Jerusalén reconoce la soberanía israelí sobre la ciudad. Por lo tanto, sus embajadas oficiales permanecen en Tel Aviv. Sus consulados en Jerusalén no están acreditados ante ningún Estado. Y ninguno de los cónsules pide el exequatur, la autorización diplomática exigida por las leyes internacionales. Aun así, el ministro de Exteriores israelí los trata a todos los efectos como si fuesen consulados normales acreditados ante el Estado de Israel. Su jurisdicción cubre la totalidad de Jerusalén, al margen de Israel, así como la Margen Occidental y la Franja de Gaza.

    ¿Por qué nueve países se niegan a hacer operativas sus embajadas en Jerusalén alegando que no reconocen la soberanía israelí allí, mientras mantienen misiones diplomáticas para los palestinos en la misma ciudad? Ninguno de los ministros de Exteriores relevantes quiso justificar públicamente la situación. De hecho, la historia de esta anomalía diplomática es la de una situación que ningún país diseñó o buscó a conciencia, pero que nadie tiene hoy intención de cambiar.

    Los consulados generales en Jerusalén son anteriores al propio Estado de Israel: el de EEUU ha estado en la calle Agrón desde 1912, y cerca de él está el consulado general francés, que abrió sus puertas en 1929. Muchos de estos consulados se remontan incluso a los tiempos del Imperio Otomano, y bajo el Mandato Británico Jerusalén albergó muchos otros consulados que fueron posteriormente abandonados.

    Cuando la Asamblea General de la ONU recomendó la partición del Mandato Británico para Palestina en dos Estados, en la Resolución 181 de noviembre de 1947, también recomendó que Jerusalén se convirtiera en un corpus separatum: un territorio administrado por un Consejo de Administración Fiduciaria de la ONU que no perteneciera a ninguna de las dos partes. Esta resolución, por supuesto, jamás se aplicó: los Estados árabes libraron una guerra para echarla abajo, y en consecuencia Jerusalén fue dividida entre Israel –la zona occidental– y Transjordania –la oriental–.

    La ONU se negó a dejar que muriera la idea del corpus separatum, aunque asumió que sus propuestas fronterizas originarias habían periclitado. En la Resolución 194 de diciembre de 1948, la Asamblea General resolvió que Jerusalén “debía recibir un tratamiento acordado especial (…) y estar bajo el control efectivo de Naciones Unidas”. Por lo tanto, los países extranjeros empezaron a establecer sus embajadas para Israel en Tel Aviv.

    Israel y Jordania repelieron el intento de la ONU de arrebatarles Jerusalén de las manos. En diciembre de 1949, el primer ministro israelí, David ben Gurión, ordenó que la sede del Gobierno, reubicada en Tel Aviv durante la guerra, volviera a Jerusalén. La Asamblea General respondió inmediatamente reafirmando en la Resolución 303 que “Jerusalén debía estar bajo un régimen internacional permanente”.

    La presencia de embajadas en Tel Aviv dejó a los consulados en Jerusalén en una incómoda y anómala posición. Durante la época del Mandato, la jurisdicción del consulado estadounidense abarcaba tanto Palestina como Transjordania, porque EEUU no reconoció oficialmente a Jordania hasta 1949. Cuando el vicecónsul de Jerusalén Well Stabler fue destinado a Jordania como encargado de negocios y se abrió una embajada en Tel Aviv, el resultado fue que el consulado de Jerusalén trataba con ciertas partes del Mandato para Palestina que EEUU no reconocía como pertenecientes a ningún país, en concreto, la totalidad de Jerusalén y la Margen Occidental. Otros países también ajustaron así las jurisdicciones de sus consulados jerosolimitanos.

    Según Daniel Oliver Newberry, vicecónsul de EEUU en Jerusalén en la década de 1949, el estatus del consulado de Jerusalén era objeto de discusiones en el Departamento de Estado. “El embajador estadounidense en Tel Aviv [James McDonald] insistió en que el consulado general en Jerusalén era ‘un poder constituyente’ de la misión estadounidense en Israel”, recordó Newberry. “Intentó dar órdenes al cónsul general en Jerusalén, pero este no aceptaba ninguna”. El consultado insistía en reportar directamente al Departamento de Estado, en vez de hacerlo a través de una embajada, y así sigue haciendo hoy en día.

    Desde 1948 en adelante, pues, la comunidad internacional se ha negado de manera persistente a reconocer la soberanía israelí sobre cualquier parte de Jerusalén. Durante algún tiempo se seguían imprimiendo las palabras “Jerusalén (Palestina)” en los pasaportes de los funcionarios estadounidenses, porque el Departamento de Estado creía que, “de iure, Jerusalén había sido parte de Palestina y desde entonces no se había convertido en parte de ningún otro ente soberano”. Durante años, según un cable de WikiLeaks, el consulado “se cuidó de no tratar directamente con ningún funcionario ministerial de israelí”, ni siquiera en el ámbito social, no fuese a ser que “se interpretara como un reconocimiento de sus reivindicaciones de soberanía sobre Jerusalén”. Cuando un conductor de su consulado se vio implicado en un fatal accidente de tráfico en Jerusalén en 1952, Bruselas intentó sin éxito negar la jurisdicción de los tribunales israelíes.

    © Versión original (en inglés): The Tower
    © Versión en español: Revista El Medio

    La entrada Jerusalén ya tiene muchas embajadas; pero ninguna para Israel (1) aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/jerusalen-ya-tiene-muchas-embajadas-pero-ninguna-para-israel-1/feed/ 1