Revista El Medio http://elmed.io Noticias de Medio Oriente en español Tue, 22 Aug 2017 09:47:16 +0000 es-ES hourly 1 http://wordpress.org/?v=4.2.15 ¿Por qué atacamos al mundo? http://elmed.io/por-que-atacamos-al-mundo/ http://elmed.io/por-que-atacamos-al-mundo/#comments Tue, 22 Aug 2017 09:41:06 +0000 http://elmed.io/?p=24180 ¿Por qué atacamos al mundo? ¿Porque ha decidido poner rumbo al futuro, mientras nosotros estamos determinados a navegar hacia el pasado?

La entrada ¿Por qué atacamos al mundo? aparece primero en Revista El Medio.

]]>
  • ¿Por qué atacamos al mundo?
  • Por su extraordinario interés, reproducimos por extenso un artículo de Ghasan Charbel, director del diario internacional en lengua árabe Asharq al Awsat.

    Siempre que una explosión sacude una ciudad, se repite la misma escena. La atención se fija en los boletines especiales. Escucho a mis colegas: esperemos que el autor no sea árabe, que no sea musulmán; no necesitamos más…

    Los escucho y comparto sus esperanzas. Pero los acontecimientos enseguida dan la réplica a nuestros deseos. Ya no es un secreto que los ataques son una vergonzosa especialidad en la que somos únicos.

    (…)

    ¿Quién nos ha dado el derecho a violentar mapas, ciudades y Estados? ¿Quién nos ha dado el derecho a asesinar a un grupo de jóvenes que celebraban la vida en Estambul? ¿Quién nos ha dado el derecho a asesinar a los que estaban en las Torres Gemelas de Nueva York?

    La invocación a la injusticia aquí o allá es sólo una cortina para ocultar un profundo deseo de matar al otro; de eliminar a quienes no tienen nuestras características o afiliaciones. Supongamos que sí, que hay injusticia: ¿tenemos que responder infligiendo una injusticia aún mayor a gente inocente? Lo de que el mundo nos odia no es cierto.

    Uno no puede negar el daño limitado que a veces producen en Occidente ciertas prácticas en respuesta a nuestras brutales actuaciones, pero ciertamente no son equiparables a los mortíferos banquetes que organizamos en escenarios tan distintos y distantes.

    Quienes conocen Occidente saben que allí la ley es soberana (…) [y] que beneficia incluso a los intolerantes. Muchos saben que las comunidades árabes y musulmanas disfrutan en Europa de una libertad de la que a menudo carecen en sus países.

    ¿Por qué atacamos al mundo? ¿Porque ha decidido poner rumbo al futuro, mientras nosotros estamos determinados a navegar hacia el pasado? ¿Es porque ha inventado el avión en el que viajamos, el coche que conducimos, los tratamientos contra el cáncer que aplicamos en nuestros hospitales?

    ¿Cuál es la justificación del odio a Occidente, si lo que deseamos es ver a nuestros hijos y nietos graduarse en sus universidades?

    ¿Por qué atacamos al mundo? ¿Es porque hemos fracasado a la hora de erigir Estados modernos, de alcanzar el desarrollo, de generar empleo, de garantizar las libertades y de consolidar el imperio de la ley?

    ¿Acaso vemos en el progreso del otro una derrota propia y una amenaza a nuestra existencia? ¿Cuál es la solución, ponernos un cinturón explosivo y reventarnos o salir de los túneles en los que hemos decidido meternos?

    ¿Es cierto que estamos horrorizados por la multiplicidad de colores, elecciones y oportunidades que se nos presentan y que buscamos preservar el mundo monocolor que percibimos como la garantía de nuestra existencia y de la continuidad de nuestra identidad, bien lejos de cualquier interacción o enriquecimiento?

    ¿Es cierto que nos saltan todas las alarmas cada vez que escuchamos el campaneo del advenimiento de una nueva era? El campaneo de la ciencia, la tecnología, la medicina, las ideas, la cultura, la educación, la música…

    ¿Por qué atacamos al mundo? ¿De dónde sacamos semejante carga de odio? ¿Por qué sentimos la tentación de colisionar con el mundo y no de vivir con él y en él?

    ¿Por qué anteponemos las explosiones al diálogo, la muerte a la interacción y el acuerdo; los escombros al acomodo en espacios comunes; las cenizas a la multiplicidad? ¿Por qué preferimos retirarnos en lugar de tender la mano? ¿Por qué preferimos la receta de la muerte en vez de la del diálogo y el reconocimiento?

    No podemos seguir atacando al mundo. Eso significa destruir sociedades antes que destruir un café,un museo o un rascacielos en [otros lugares]. Los asesinos itinerantes asesinan a sus países mientras piensan que están atacando a otros.

    Esos países, que parecen frágiles, son capaces de vivir con el peligro porque tienen Estados e instituciones que cometen errores, [pero] los corrigen, revisan sus cálculos y refuerzan sus capacidades.

    Ha llegado la hora de considerar la guerra contra el extremismo la gran prioridad de nuestra vida. Es imperativo erradicar el vocabulario del extremismo de nuestros hogares, vecindarios, escuelas y manuales. Hay que detener el torrente de odio que anega nuestras pantallas y redes sociales.

    Tenemos que reflexionar sobre una cultura que promueve esa tendencia a atacar al mundo. Si no le hacemos frente con coraje y sensatez, nos hundiremos aún más en la sangre y el fango y produciremos más asesinos itinerantes.

    La entrada ¿Por qué atacamos al mundo? aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/por-que-atacamos-al-mundo/feed/ 0
    Histórico regreso de El Al a Argentina http://elmed.io/historico-regreso-de-el-al-a-argentina/ http://elmed.io/historico-regreso-de-el-al-a-argentina/#comments Tue, 22 Aug 2017 08:10:45 +0000 http://elmed.io/?p=24175 La aerolínea israelí llevaba sin volar a la República Austral desde el secuestro de Eichmann (1960).

    La entrada Histórico regreso de El Al a Argentina aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    La aerolínea israelí vuelve a volar a la República Austral después de una ausencia de 57 años. En 1960 las autoridades argentinas prohibieron a El Al operar en el país por su implicación en el secuestro por parte del Mosad del criminal de guerra nazi Adolf Eichmann, que finalmente pudo ser procesado y ejecutado –la suya ha sido la única pena de muerte ejecutada en Israel– en Jerusalén.

    Celebramos este acontecimiento histórico, por el que serán más los argentinos que puedan viajar a Israel, y también estamos felices de ver pronto la bandera argentina sobre los cielos israelíes”, ha declarado Ariel Cohen, de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA).

    Según informa la Jewish Telegraphic Agency (JTA), la ruta Tel Aviv-Buenos Aires de El Al entrará en funcionamiento en septiembre.

    La entrada Histórico regreso de El Al a Argentina aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/historico-regreso-de-el-al-a-argentina/feed/ 0
    Los matones de Erdogan http://elmed.io/los-matones-de-erdogan/ http://elmed.io/los-matones-de-erdogan/#comments Tue, 22 Aug 2017 07:28:26 +0000 http://elmed.io/?p=24171 Los Fogones de Alperen son una organización racista, xenófoba, islamista, antioccidental y antisemita.

    La entrada Los matones de Erdogan aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    Son sólo 17.000 en una población de 80 millones (el 0,02%). Son ciudadanos turcos de pleno derecho. La mayoría proviene de familias que llevan viviendo siglos en lo que hoy es Turquía. Pagan sus impuestos al Gobierno turco. Sus hijos están obligados a realizar el servicio militar turco. Su lengua materna es el turco. Cuando alguien les pregunta de dónde son, dicen que de Turquía, porque son turcos. Sin embargo, los turcos los ven como “israelíes”, no porque no sean turcos, sino porque son judíos.

    Los miembros de los Fogones de Alperen –extraño nombre para un grupo juvenil– también son turcos. Hablan la misma lengua que los judíos turcos y llevan el mismo pasaporte que luce con orgullo la media luna y la estrella. Los miembros de esta organización, sin embargo, piensan que ellos son turcos, pero que sus compatriotas judíos no lo son.

    La organización Alperen funde el racismo panturco con el islamismo, el neo-otomanismo y las ideas antioccidentales y antisemitas; y promueve una alianza que se extienda por Asia Central y Oriente Medio y esté basada en “valores comunes históricos”, léase turcos. En abril, anunció su apoyo a las muy polémicas enmiendas constitucionales para otorgar al presidente, Recep Tayyip Erdogan, nuevos poderes, que salieron adelante por muy escaso margen –el 51,4% del voto nacional– en un referéndum.

    Es, en cierto sentido, el voluntarioso ejército de jóvenes soldados otomanos de Erdogan.

    En 2016, los Alperen amenazaron la marcha anual gay de Estambul. El responsable de Alperen en la ciudad, Kursat Mican, declaró:

    No se permitirá a los degenerados que lleven a cabo sus fantasías en esta tierra. (…) No somos responsables de lo que pueda ocurrir a partir de ahora. (…) No queremos que la gente vaya por ahí medio desnuda con botellas de alcohol en la mano en esta ciudad sagrada, bañada por la sangre de nuestros antepasados.

    La oficina del gobernador de Estambul prohibió posteriormente la marcha.

    Los Alperen pueden ser a veces muy divertidos, claro que sí. En diciembre de 2016, un grupo de ellos celebró la Navidad y la Nochevieja reteniendo a un hombre vestido de Santa Claus a punta de pistola. Burak Yasar, un cabecilla provincial de la organización, dijo:

    Nuestro objetivo es que la gente vuelva a sus raíces. Somos turcos musulmanes y hemos sido los abanderados del islam durante un milenio.

    Los Alperen fueron protagonistas hace poco de un nuevo espectáculo antisemita, aparentemente inspirado por Erdogan. Esta vez, la incitación de Erdogan contra Israel tuvo por objetivo los controles de seguridad instalados por el Estado judío en los accesos al Monte del Templo de Jerusalén. El presidente turco advirtió de que Israel no podía esperar que el mundo islámico no reaccionara tras “la humillación sufrida por los musulmanes por las restricciones en el Noble Santuario”, en referencia a las referidas medidas de seguridad, eliminadas al cabo de pocos días. Los musulmanes podían rezar en la mezquita de Al Aqsa, pero había que tomar precauciones para protegerlos y proteger el propio templo. Eran musulmanes, no los judíos, los que estaban diciendo a los musulmanes que no accedieran al Monte del Templo.

    Los de Alperen, sin embargo, se alinearon inmediatamente con Erdogan. Protestaron ante una de las sinagogas más importantes de Estambul, para denunciar las medidas de seguridad adoptadas por Israel tras un atentado en el Monte del Templo que causó la muerte a dos policías israelíes. “Si impiden nuestra libertad de culto allí [en la mezquita de Al Aqsa de Jerusalén], entonces impediremos vuestra libertad de culto aquí [en la sinagoga Neve Shalom de Estambul]”, decía un comunicado de Alperen. “Nuestros hermanos [palestinos] no pueden rezar allí. Poner detectores de metal es acosar a nuestros hermanos”. Algunos jóvenes de Alperen dieron patadas a las puertas de la sinagoga y otros tiraron piedras al edificio.

    Eren Keskin, abogada y activista pro derechos humanos, dijo que ningún miembro de Alperen fue procesado por impedir la oración en la sinagoga, o por los actos de violencia que se perpetraron ante sus puertas. “Está evidentemente protegida por el Gobierno. (…) Se la debe considerar una organización violenta. (…) Lo que hacen es atemorizar a toda la comunidad judía”.

    Puede sonar absurdo que un puñado violento de jóvenes turcos ataquen un lugar de culto al que acuden otros turcos para protestar por unas medidas de seguridad tomadas en un país extranjero. No hubo protestas delante de los edificios de la misión diplomática de Israel en Turquía. La protesta se dirigió contra unos ciudadanos turcos que profesan una fe distinta a la de la mayoría. Parafraseando a George Orwell, “algunos turcos son más iguales que otros”.

    Igual que ocurre con los coptos en Egipto –descendientes autóctonos de los faraones–, con los yazidíes en Irak, o con los armenios, los griegos y los kurdos en la propia Turquía, los judíos turcos son extranjeros en su país, parias en la tierra en la que nacieron ellos y sus antepasados.

    © Versión original (en inglés): Gatestone Institute
    © Versión en español: Revista El Medio

    La entrada Los matones de Erdogan aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/los-matones-de-erdogan/feed/ 0
    Al Yazira, un test para la democracia israelí http://elmed.io/al-yazira-un-test-para-la-democracia-israeli/ http://elmed.io/al-yazira-un-test-para-la-democracia-israeli/#comments Fri, 11 Aug 2017 08:50:34 +0000 http://elmed.io/?p=24166 Jerusalén cometería un grave error si echara el cierre a las oficinas del canal catarí.

    La entrada Al Yazira, un test para la democracia israelí aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
  • Al Yazira, un test para la democracia israelí
  • En este artículo para Israel Hayom, Annika Hernroth-Rothstein critica el antisemitismo y la israelofobia de que hace gala la emisora catarí pero se muestra rotundamente en contra de su clausura, pues considera que podría sentar un muy peligroso precedente.

    Habiendo seguido las emisiones de Al Yazira tanto en inglés como en árabe, no tengo duda (…) de que produce material antisemita (…) y que mucho de lo que hace es ofensivo e irresponsable. Pero, por muy molesta que la encuentre, estoy firmemente en contra de su clausura, pues podría sentar un precedente que nos llevara por el mal camino.

    (…)

    A diferencia de sus vecinos, Israel tolera las voces que cuestionan su mera existencia. Y con cada voz que se le opone, el país se fortalece y se gana en resiliencia.

    Israel no es un país que adopte leyes nuevas para sancionar ideas periclitadas, sino uno comprometido con una serie de ideas fundamentales que velan por el pluralismo. Nadie dijo que fuera fácil (…), pero todos deberíamos estar de acuerdo en que, para el único Estado democrático de la región, la única manera viable de avanzar pasa por que haya más y no menos libertad.

    La abogada israelí Nitsana Darshan-Leitner arremete contra el gerifalte palestino, que no ceja de hablar de Israel en los peores términos pero que, ahora que tiene graves problemas de salud, está dispuesto a confiar su vida al sistema sanitario del Estado que se afana por dinamitar.

    Erekat no es el único que denuncia los crímenes de Israel mientras se beneficia de los avances técnicos y médicos que ha dado Israel al mundo. El venerado científico Stephen Hawking es otro, y utiliza su sistema de comunicación, desarrollado por Israel, para apoyar el boicot a la entidad sionista. Pero esta última hipocresía de la OLP es alucinante.

    Nadie piense que los problemas de salud han hecho más humilde a Erekat, o rebajado sus sentimientos antiisraelíes. Sigue arremetiendo contra nosotros a diario y, si se recupera, tiene toda la intención de seguir tratando de destruir el Estado judío. (…)

    Si los médicos israelíes van a dar algún tipo de tratamiento a Erekat, quizá puedan implantarle algo de decencia, honestidad y respeto por uno mismo.

    Mashari Alzaydi sostiene en esta pieza que Qatar está ganando la batalla mediática en el conflicto que le enfrenta a Arabia Saudí, Egipto, Baréin y Emiratos.

    Los medios que sirven a los intereses de Qatar, sea directa o indirectamente, sean árabes o no, musulmanes o no, están trabajando a toda máquina en esta guerra mediática (…) para apartar a la gente del meollo de la cuestión. Una legión de defensores que incluye a la Hermandad [Musulmana], a los seguidores de Jomeini y a izquierdistas ayudan a esos medios no por amor a Doha sino porque odian a Riad, El Cairo, Abu Dabi y Manama.

    La esencia del problema (…) es la contribución de Doha a la financiación del terrorismo y el extremismo y a la perturbación de la seguridad y la armonía social en otros países, no sólo en los cuatro [que han decidido boicotrarla], Arabia Saudí, Emiratos, Baréin y Egipto, sino en Libia y Yemen, por ejemplo.

    (…) ¿Están fracasando los medios de esos cuatro países a la hora de exponer esta situación a las audiencias occidentales y de otros lugares?

    La entrada Al Yazira, un test para la democracia israelí aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/al-yazira-un-test-para-la-democracia-israeli/feed/ 0
    Una decisión trascendental http://elmed.io/una-decision-trascendental/ http://elmed.io/una-decision-trascendental/#comments Fri, 11 Aug 2017 08:13:15 +0000 http://elmed.io/?p=24164 Trump se juega en Afganistán mucho más de lo que podría pensarse.

    La entrada Una decisión trascendental aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    La guerra de Afganistán dura ya casi 16 años. Es la más larga de la historia de nuestro país. Numerosos americanos se preguntan por qué siguen nuestros soldados allí. La extendida frustración es compartida por nuestro comandante en jefe. La Administración Trump aún no ha anunciado sus planes para Afganistán debido en buena medida a la reluctancia del presidente a emprender acciones en ese escenario. Si manda más tropas, se convertirá en su guerra, y no está lo que se dice ansioso por heredar un conflicto muy oneroso y al parecer inmanejable. Pero mientras sopesa opciones, el presidente Trump debería tener bien presente una máxima por encima de cualquier otra: los enemigos votan. Y en Afganistán los enemigos están en auge.

    El Gobierno afgano está en graves aprietos. La insurgencia comandada por el Talibán disputa o controla directamente un 40% del país. No hay ninguna zona verdaderamente fuera de su alcance. La capital, Kabul, es atacada con frecuencia.

    Son muchos en Washington los que piensan que se trata de una querella local sin implicaciones para la seguridad de EEUU. Su opinión se ve reforzada por toda una legión de expertos, dentro y fuera del Gobierno, que ejercen como apologetas de facto del Talibán. Los asesores de referencia del presidente Trump deberían deshacerse de esa basura, que parece atender al deseo de la Administración Obama de quitar importancia a la supervivencia de Al Qaeda.

    Resulta esencial recordar que el Talibán es un aliado clave de Al Qaeda y que ambas organizaciones son inseparables. Tras el 11-S, el presidente George W. Bush demandó al mulá Omar, el líder talibán, que se volviera contra Osama ben Laden, que le había jurado lealtad (bayat). El cacique talibán rehusó: prefirió perder su país antes que traicionar a su huésped de honor. Al Qaeda sigue jaleando su obstinación.

    Ben Laden fue ejecutado en mayo de 2011, y Omar murió en algún momento de 2013. El sucesor de Ben Laden, Aymán al Zawahiri, juró lealtad al mulá Mansur, el sustituto de Omar. Luego de que Mansur fuera abatido en un ataque americano con drones sobre Pakistán en mayo de 2016, Zawahiri juró inmediatamente lealtad al mulá Haibatulá Ajundzada.

    Son numerosos los vínculos entre Al Qaeda y el Talibán. El lugarteniente de Ajundzada es Sirayudín Haqani, que supervisa las operaciones militares del Talibán. Documentos encontrados en el refugio de Ben Laden revelan que los hombres de Al Qaeda lucharon durante años junto con las fuerzas de Haqani. El padre de Haqani, Yalaludín, fue uno de los primeros y más influyentes apoyos de Ben Laden.

    En septiembre de 2014, Zawahiri anunció públicamente la creación de Al Qaeda en el Subcontinente Indio (AQSI), cuyo objetivo principal es reinstaurar el régimen talibán en Afganistán. Los hombres de AQSI combaten bajo la bandera del Talibán.

    En octubre de 2015, fuerzas norteamericanas y afganas irrumpieron en dos enormes campos de entrenamiento de Al Qaeda en el sur de Afganistán. Uno de ellos, de unos 48 km2, puede que sea el mayor campo que haya tenido jamás Al Qaeda. Ambas instalaciones contaban con el apoyo del Talibán.

    Pese a la obvia alianza del Talibán con Al Qaeda, la Administración Obama se afanó en unas estériles negociaciones con la dirigencia de la primera. El Talibán aprovechó esas conversaciones para obtener una serie de concesiones, como la apertura de una oficina política en Qatar muy útil para la obtención de recursos económicos, la eliminación de varias de sus figuras clave de la lista de terroristas de la ONU y la liberación de cinco de sus comandantes recluidos en Guantánamo. A cambio, EEUU se aseguró la liberación del sargento Bowe Bergdahl, acusado de deserción. El Talibán no renunció a Al Qaeda ni asumió ningún tipo de alto el fuego. Y nunca lo hará.

    Cuando considere sus opciones en Afganistán, el presidente Trump debe recordar esta verdad esencial. Hay muchas razones por las que EEUU ha conseguido muy poco a cambio de los muchos sacrificios que ha hecho en Afganistán en los últimos 16 años: desde la falta de voluntad para enfrentarse a Pakistán a la escasa dotación presupuestaria, pasando por dos mandatos a la deriva por culpa de un comandante en jefe indeciso. Pero entre las razones más importantes se cuenta el deseo de ver al Talibán como un socio potencial en vez de como el determinado enemigo que es. Si Trump sigue adelante con esta peligrosa ficción, fracasará.

    Si el Talibán consigue reinstaurar su emirato en Afganistán, será una extraordinaria victoria para la causa de Al Qaeda. Yihadistas de todo el mundo han jurado lealtad a Zawahiri y, a través de él, al líder del Talibán. Están tratando de erigir su propio califato, similar al del Estado Islámico, con Kabul como capital. Si lo consiguen, las consecuencias para la seguridad internacional serán muy graves.

    © Versión original (en inglés): The Weekly Standard
    © Versión en español: Revista El Medio

    La entrada Una decisión trascendental aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/una-decision-trascendental/feed/ 0
    El BDS está fracasando miserablemente http://elmed.io/el-bds-esta-fracasando-miserablemente/ http://elmed.io/el-bds-esta-fracasando-miserablemente/#comments Thu, 10 Aug 2017 09:42:54 +0000 http://elmed.io/?p=24162 Cada vez más gente vota con los pies y con sus billetes de avión contra el movimiento israelófobo.

    La entrada El BDS está fracasando miserablemente aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
  • El BDS está fracasando miserablemente
  • En el Council on Foreign Relations, Elliott Abrams se vale de los nuevos destinos a Israel ofertados por muy distintas compañías aéreas para concluir que el movimiento israelófobo BDS (boicot, desinversiones y sanciones), que pretende convertir al Estado judío en un paria internacional, está fracasando estrepitosamente.

    El movimiento BDS sigue siendo una amenaza, sobre todo en lugares alejados del mundo real, como los campus universitarios europeos y norteamericanos. Pero lo cierto es que parece que cada vez más gente en cada vez más lugares quiere visitar Israel,  y rechaza las denuncias y la propaganda de quienes instan al boicot. Están votando con los pies… y sus billetes de avión.

    En Commentary, Michael Rubin advierte de que la victoria contra el Estado Islámico puede estar más lejos de lo que se presume. Y de que incluso la derrota del califato terrorista no eliminará la amenaza, pues el problema es de fondo… teológico.

    No habrá rendición formal. Ni una eventual derrota del EI deslegitimará necesariamente su teología apocalípticas.

    El problema teológico es éste: el dinfunto Turki al Binali, gran muftí del Estado Islámico, citaba un hadiz [enseñanza extracoránica], atribuido a Mahoma, en el que se dice que habrá doce califas auténticos y legítimos antes del fin del mundo. Él contaba a Bagdadi [actual califa del EI] como el octavo, dando a arribistas ambiciosos o megalómanos cobertura teológica para [proclamarse] el noveno, el décimo o el undécimo. Esto crea una situación siempre beneficiosa para quienes deseen emular al EI. El éxito es prueba de legitimidad teológica pero el fracaso no cuenta porque sus responsables pueden ser despreciados, a toro pasado, como impostores.

    En Al Arabiya, el periodista saudí Abdulramán al Rashid pide a la ONU que juzgue los crímenes de guerra que se están cometiendo en el conflicto sirio desde hace ya seis años.

    (…) no hay excusas para los investigadores. Hay suficientes crímenes documentados para condenar al régimen sirio. Otros [crímenes] los han cometido algunos grupos extremistas de la oposición, que merecen ser encausados de la misma manera.

    Me resulta difícil concebir que quienes han perpetrado la guerra en Siria no vayan a ser hechos responsables (…)

    La entrada El BDS está fracasando miserablemente aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/el-bds-esta-fracasando-miserablemente/feed/ 0
    ¿Bikinis en Arabia Saudí? http://elmed.io/bikinis-en-arabia-saudi/ http://elmed.io/bikinis-en-arabia-saudi/#comments Thu, 10 Aug 2017 08:51:59 +0000 http://elmed.io/?p=24157 Un complejo turístico de lujo permitirá a las mujeres lucir su cuerpo.

    La entrada ¿Bikinis en Arabia Saudí? aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    Arabia Saudí pretende montar un complejo turístico de lujo en el Mar Rojo en el que las mujeres no tendrán que someterse al dacroniano código de vestimenta vigente en el reino, y que las prohíbe lucir su cuerpo.

    Con este nuevo proyecto, cuya materialización está previsto que se inicie en 2019, Arabia Saudí pretende situarse en “el mapa del turismo internacional”, según han declarado desde el fondo inversor que está detrás del mismo.

    Lo cierto es que este megacomplejo (se extenderá por 50 islotes del Mar Rojo) no supondrá avance significativo alguno, toda vez que está pensado para atraer turistas extranjeros y que éstos ya disfrutan de privilegios que no están al alcance de los nacionales, especialmente de las mujeres.

    La entrada ¿Bikinis en Arabia Saudí? aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/bikinis-en-arabia-saudi/feed/ 0
    ¿El más bochornoso libro jamás escrito sobre Oriente Medio? http://elmed.io/el-mas-bochornoso-libro-jamas-escrito-sobre-oriente-medio/ http://elmed.io/el-mas-bochornoso-libro-jamas-escrito-sobre-oriente-medio/#comments Thu, 10 Aug 2017 08:33:27 +0000 http://elmed.io/?p=24155 Es alucinante lo que ha tenido que leerse durante todos estos años sobre el sanguinario dictador sirio.

    La entrada ¿El más bochornoso libro jamás escrito sobre Oriente Medio? aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    “Oriente Medio es la tumba de los vaticinios”, dice el editor y escritor izquierdista Adam Shatz. Y lo es por su volatilidad (en 2014 nadie imaginaba que, once siglos después, iba a emerger un nuevo califato) y depravación (el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, desató una cuasi guerra civil contra los kurdos para conseguir unos cambios constitucionales que no necesitaba).

    En parte, también, las predicciones fallan por la general incompetencia de los expertos. A menudo carecen del mero sentido común que les permitiría ver lo evidente. Sirva como ejemplo el embeleso colectivo ante el ascenso de Bashar al Asad a la Presidencia de Siria en el año 2000.

    Algunos analistas de la política siria expresaron su escepticismo ante la capacidad de un oftalmólogo de 34 años para gestionar la “desoladora estabilidad represiva” que heredó de su dictatorial padre, que gobernó durante treinta años, y sugirieron que las “hondas tensiones en la sociedad siria (…) podrían explotar luego de la desaparición del duradero dictador”.

    Pero la mayoría de los observadores vieron en el joven Asad a un tipo decente, aun humanitario. David W. Lesch, académico que disfruta del título de Profesor Distinguido Ewing Halsell de Historia de Oriente Medio en la Trinitiy University de San Antonio, Tejas, comanda este grupo singular. Lesch se hizo amigo del joven hombre fuerte, lo que le permitió disfrutrar de lo que su editor denominaba “un acceso único y extraordinario al presidente de Siria, a su círculo y a su familia”.

    Esas largas horas de conversación tuvieron por consecuencia un libro, The New Lion of Damascus: Bashar al-Asad and Modern Syria (El nuevo León de Damasco: Bashar al Asad y la Siria Moderna; Yale University Press, 2005), que recibió los elogios de colegas de Lesch como Moshé Maoz, de la Universidad Hebrea, que lo encontró “muy informativo y perspicaz”; Curtis Ryan, de la Appalachian State Univesity, que lo calificó de “revelador”, o James L. Gelvin, de UCLA, que lo ensalzó como “un relato extraordinariamente legible y oportuno”. Un prestigioso think tank de Washington organizó un debate sobre los hallazgos del texto.

    Pero el paso de estos doce años, la mitad de los cuales han sido testigos de la monstruosa brutalidad de Asad en la guerra civil más mortífera de los últimos tiempos, ofrece una perspectiva muy diferente para evaluar el desempeño de Lesch.

    Asad respondió a las manifestaciones pacíficas contra su régimen que se iniciaron en marzo de 2011 no con reformas sino con despiadada fuerza. El número total de muertos en la guerra asciende a unos 450.000, de una población de 21 millones antes del conflicto. El salvajismo personal de Asad ha sido la clave del mismo; gracias a su control de los cielos, se estima que sus tropas han sido responsables del 90% de las muertes.

    Según el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, más de cinco millones de sirios han sido objeto de desplazamiento y otros 6,3 millones han abandonado el país, provocando crisis en países tan distintos como Jordania, el Líbano, Turquía, Grecia, Hungría, Alemania o Suecia.

    A la luz de este pavoroso prontuario, el relato de Lesch contiene numerosos pasajes que revelan una extrema candidez y un peor juicio. Lesch evaluó al señor Asad como si fuese un colega universitario y le dedicó adjetivos como “compasivo”, “probo”, “modesto”, “inocente” y “moralmente bueno”. Describió a Asad como “un hombre de gran integridad personal”, “sinceridad atrayente” y con “un proyecto para el futuro de su país”. Quienes se encuentran con él, nos decía, quedan impactados por “su cortesía, humildad y sencillez”. “El comportamiento matonesco (…) asociado a su padre no forma parte del carácter de Asad”, añadía.

    También en la intimidad era ejemplar Asad. “Cambia los pañales y se levanta en plena noche para aplacar a los niños cuando lloran (…) Durante todo el primer año [de vida de su hijo], Bashar no dejó una sola vez de darle su baño diario”.

    Además, estaba culturalmente en la onda occidental: “Así como le gusta la música de Phil Collins, disfruta de Kenny G, Vangelis, Yanni, algunas piezas clásicas y la música árabe de los 70. Ama el rock clásico, empezando por los Beatles, Supertram y los Eagles, y tiene todos los discos de Electric Light Orchestra”. En cuanto a su mujer, Asma, “ciertamente parece compartir el llamamiento de su marido a hacer todo lo que esté en su mano para hacer de Siria un lugar mejor para sus hijos y nietos”.

    Hay que reconocerle a Lesch que reconocía la posibilidad de que se produjera una implosión, “con una inestabilidad del régimen que podría llevar a una guerra civil”. Pero rechazaba este escenario porque “la oposición al régimen dentro de Siria (…) está dividida y es relativamente débil”.

    No es de extrañar que New Lion, un monumento a la humillación académica, esté fuera de circulación y que haya desaparecido de la web de Yale University Press. Sí lo es que en 2012 Yale volviera a confiar en Lesch para otra obra magna, esta con el desdichado título de Syria: The Fall of the House of Assad (Siria: la caída de la Casa de Asad).

    PS: Para un análisis más profundo de estos dos libros de Lesch, véase David Schenker, “The New Arabists” (Commentary, noviembre de 2012). Ahí, Schenker indica que los elogios que vertía Lesch sobre Asad ya en 2005 se produjeron

    después de que Bashar diezmara sistemáticamente la sociedad civil siria mediante arrestos masivos de participantes en la denominada Primavera de Damasco, en 2001 y 2002. Mientras Lesch se deshacía en elogios del Nuevo León de Damasco, las luminarias del emergente movimiento prodemocrático sirio languidecían en las mazmorras de Asad; el régimen torturaba y asesinaba al prominente clérigo kurdo antiasadista Shuwayhat Jaznawi y sus amigos de Hezbolá asesinaban en el Líbano ocupado por la propia Siria al ex primer ministro libanés Rafiq Hariri.

    © Versión original (en inglés): danielpipes.org
    © Versión en español: Revista El Medio

    La entrada ¿El más bochornoso libro jamás escrito sobre Oriente Medio? aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/el-mas-bochornoso-libro-jamas-escrito-sobre-oriente-medio/feed/ 0
    Libia: Qatar debe dejar de apoyar a lo peor de lo peor http://elmed.io/libia-qatar-debe-dejar-de-apoyar-a-lo-peor-de-lo-peor/ http://elmed.io/libia-qatar-debe-dejar-de-apoyar-a-lo-peor-de-lo-peor/#comments Wed, 09 Aug 2017 07:48:59 +0000 http://elmed.io/?p=24153 El Ejército libio acusa al emirato de conformar, junto a Sudán y Turquía, la "tríada del terrorismo" en su país.

    La entrada Libia: Qatar debe dejar de apoyar a lo peor de lo peor aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
  • Libia: Qatar debe dejar de apoyar a lo peor de lo peor
  • Jonathan Schanzer, vicepresidente de la Foundation for Defense of Democracies (FDD), escribe en Newsweek un artículo de título harto contundente y llamativo sobre las actividades de Doha en el avispero libio.

    Continúan produciéndose acusaciones sobre el mal comportamiento de Qatar en Libia. La semana pasada el portavoz del Ejército libio calificó a Qatar, Sudán y Turquía como “la tríada del terrorismo” en su país. Asimismo dijo que este año “varios aviones cataríes han aterrizado con regularidad en Libia para apoyar a grupos terroristas”.

    No es probable que se ponga término a la guerra libia en el corto plazo. Ni la crisis del Golfo [que enfrenta a Arabia Saudí, Egipto, Emiratos y Bahréin con Qatar] (…) Pero poner fin a la injerencia catarí en Libia podría facilitar la resolución de ambas.

    Ariel Bolstein, fundador de Faces of Israel, arremete contra la cadena catarí e insta a Jerusalén a combatirla como lo que dice que es: una poderosa arma en manos de los gobernantes del emirato.

    El plan para cerrar las oficinas de Al Yazira en Israel, anunciado el domingo por el ministro de Comunicaciones, Ayub Kara, es un paso bienvenido.

    Pero no es suficiente (…) Al Yazira no es un medio de comunicación sino un arma del emir de Qatar, que la dirige contra todo lo que quiere dañar (…) y abre fuego.

    (…)

    Sin duda, los activistas antiisraelíes tratarán de presentar nuestra lucha contra las mentiras de Al Yazira como una violación de la liberta de expresión. Necesitamos estar preparados para desacreditar tales acusaciones. (…) debido a las campañas rusas de propaganda, recientemente algunos países occidentales han despertado (…) y empezado a comprender el daño potencial que pueden sufrir con esos pseudo medios de comunicación.

    Es la denuncia de Azim Ibrahim, del US Army War College, que considera que Washington ha sido víctima de la ley de consecuencias no deseadas, por la que la realidad acaba presentando un cariz completamente diferente al que se buscaba al trazar un determinado curso de acción.

    (…) en el imaginario nebuloso de los neocon de Bush, se suponía que las guerras de Afganistán e Irak iban a contener a Irán y a consolidar la influencia americana sobre la región y sobre sus cruciales recursos energéticos. De hecho, han conseguido exactamente lo contrario: han garantizado la influencia iraní desde el Mediterráneo hasta el Paso Jáiber [en Pakistán]. Una influencia que, en un extraordinario vuelco de los acontecimientos, ha empezado a trascender las divisiones sectarias. ¿Cabe sorprenderse de que los aliados regionales de EEUU, Arabia Saudí, Turquía e Israel, sean cada vez más asertivos y beligerantes ante el auge de Irán?

    La entrada Libia: Qatar debe dejar de apoyar a lo peor de lo peor aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/libia-qatar-debe-dejar-de-apoyar-a-lo-peor-de-lo-peor/feed/ 0
    Dos años después, el acuerdo nuclear con Irán no ha funcionado http://elmed.io/dos-anos-despues-el-acuerdo-nuclear-con-iran-no-ha-funcionado/ http://elmed.io/dos-anos-despues-el-acuerdo-nuclear-con-iran-no-ha-funcionado/#comments Wed, 09 Aug 2017 07:08:48 +0000 http://elmed.io/?p=24150 Si el presidente Trump fue sincero durante la campaña, debería dejar de apoyarlo inmediatamente.

    La entrada Dos años después, el acuerdo nuclear con Irán no ha funcionado aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    Dos años después de que seis potencias mundiales, con EEUU a la cabeza, cerraran un acuerdo nuclear con Irán, el presidente Trump ha confirmado que Teherán ha cumplido las condiciones para la recertificación.

    Trump ha criticado varias veces el Plan de Acción Conjunto y Completo (PACC) diciendo que es una forma peligrosa de apaciguamiento, pero ya lleva seis meses en la presidencia y no ha tratado de desmantelarlo.  

    En 2015, el presidente Obama dijo en un discurso que el acuerdo nuclear haría el mundo más seguro. Sin embargo, cuando ahora se cumple su segundo aniversario, la innegable realidad es que no está dando los resultados que se prometieron.

    Impedir un Irán con armas nucleares es uno de los mayores retos geopolíticos a los que se enfrenta el mundo, y quienes toman las decisiones deben al pueblo americano un muy cuidadoso escrutinio del acuerdo.  

    El objetivo central de las negociaciones con Irán era, según las propias palabras del presidente Obama, “conseguir que Irán reconozca que tiene que renunciar a su programa nuclear”. Por desgracia, los terribles defectos del acuerdo que finalmente se alcanzó significan que lo cierto es lo opuesto. El PACC no prohíbe definitivamente a Irán obtener un arma nuclear. Al contrario, le da una paciente vía para lograrlo.

    Respetando los términos del PACC, en menos de una década Teherán cruzará el umbral nuclear con un programa de enriquecimiento a escala industrial que le dará capacidad para producir armas atómicas de forma prácticamente inmediata.

    El régimen de Teherán también podrá realizar investigaciones sobre centrifugación avanzada en Fordow, el búnker subterráneo de los CGRI (Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica), un complejo seguramente impenetrable para los ataques militares estadounidenses, lo que acelerará la capacidad del régimen para enriquecer el combustible.

    Aquí el porqué.

    Con el acuerdo, la infraestructura nuclear de Irán permanece intacta. No se ha cerrado ninguna de las instalaciones nucleares. Con el acuerdo, la República Islámica tiene autorización para mantener más centrifugadoras de las que tenía cuando la Administración Obama inició su mandato.

    Como era de esperar, Irán ha vulnerado el acuerdo en múltiples ocasiones. Aunque no se le ha sorprendido con el suficiente uranio enriquecido como para construir un arma nuclear, ya ha excedido el límite de 130 toneladas en sus reservas de agua pesada dos veces. Los servicios de inteligencia de Alemania han advertido en su informe anual de que Irán sigue tratando de conseguir tecnología misilística ilícita, que los expertos temen pueda ser utilizada para el transporte de armas nucleares.

    Para agravar las cosas, los procedimientos de verificación contemplados en el acuerdo no son ni mucho menos tan estrictos como la Administración Obama afirmó que iban a ser. Un examen detenido del PACC revela que las cláusulas del acuerdo permiten a Irán mantener alejados a los inspectores internacionales durante un periodo mínimo de 24 días –y puede que hasta tres meses o más– antes de que las instalaciones nucleares no declaradas y las actividades llevadas a cabo en ellas puedan ser inspeccionadas.

    A Irán se le permite además utilizar sus propios inspectores para investigar el complejo militar de Parchin, donde se sospecha que está llevando a cabo trabajos sobre armas nucleares. Este arreglo es parte de un acuerdo secreto con el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), que básicamente hace que el cumplimiento de Irán sea una cuestión de confianza. Y confianza es lo último que deberíamos brindar a los iraníes.

    Cuando Irán se implicó en las negociaciones sobre su programa nuclear, sufría un importante déficit de confianza basado en su largo historial de agresividad hacia Estados Unidos y otros muchos países. Y desde que se firmó el acuerdo ha ampliado descaradamente sus actividades malévolas. La República Islámica ha hecho varias pruebas de lanzamiento de misiles balísticos, contraviniendo las prohibiciones de la ONU, incluidas las recogidas en la Resolución 2231 del Consejo de Seguridad. Por otro lado, la Administración Trump está tratando de liberar a dos irano-americanos presos en la tristemente célebre cárcel de Evin; uno de ellos es un hombre de 81 años en muy malas condiciones de salud.

    El propio Departamento de Estado de Obama consideró a Irán uno de los principales patrocinadores estatales del terrorismo; al mismo tiempo, el acuerdo nuclear negociado por esa Administración proporcionó a la República Islámica cientos de miles de millones de dólares gracias al levantamiento de sanciones y a la firma de nuevos acuerdos comerciales. Como era previsible, esta decisión fue contraproducente. Los satélites terroristas de Irán, sobre todo Hezbolá en el Líbano y Hamás en Gaza, están entre los principales beneficiarios del acuerdo. El jefe de inteligencia de las IDF (Fuerzas de Defensa de Israel) alertó en la pasada Conferencia del Centro Interdisciplinario de Herzlia de que Irán aporta 50 millones de dólares al presupuesto anual de Hamás, 75 millones a Hezbolá y 70 millones a la Yihad Islámica Palestina.

    La amenaza de un Irán envalentonado con ambiciones hegemónicas sobre Oriente Medio era uno de los resultados probables anticipados por muchos críticos del acuerdo. Su valoración parece hoy la correcta. Irán ha fagocitado cuatro capitales árabes: Beirut, Damasco, Bagdad y, más recientemente, Saná. Asimismo, ha reafirmado sus posiciones en Irak por medio de milicias chiíes locales y utilizado a los rebeldes huzis en el Yemen como vehículo para consolidar su poderío en la Península Arábiga.

    Igualmente, Irán es cómplice directo –y participante activo– en las matanzas masivas perpetradas en Siria, donde respalda al régimen criminal de Asad y a la organización terrorista Hezbolá. Miembros de la Administración Trump han confirmado que una propuesta de venta de aviones Boeing a la principal aerolínea de Irán aún está siendo revisada por el Departamento del Tesoro, porque Irán usa sus flotas aéreas civiles para enviar hombres y armas al campo de batalla sirio.

    Hay más malas noticias aún. Las esperanzas de que el acuerdo nuclear pueda reforzar a los moderados de Irán y controlar las violaciones de los derechos humanos en ese país parecen trágicamente injustificadas. En vez de eso, el acuerdo ha fortalecido a los elementos de la línea dura, notablemente a los CGRI, que se encargan de preservar los ideales de la revolución de 1979. Los CGRI están presentes en casi todos los sectores de la economía iraní, lo que los convierte en grandes beneficiarios del acuerdo, y de los miles de millones de dólares liberados como consecuencia del levantamiento de las sanciones.

    La llegada de Hasán Ruhaní al poder no cambió nada en este sentido. El antiamericanismo y la intención de borrar a Israel del mapa no son simple retórica, sino que siguen estando en el ADN del régimen. La persecución, la violencia o directamente el asesinato también han ido a peor bajo el mandato de Ruhaní. Mataron a al menos 966 personas en 2015, la cifra más alta desde 1989: el doble que en 2010 y diez veces más que 2005. La brutalidad es la verdadera cara del régimen aparentemente moderado de Irán.

    Dos años después de que se firmara el acuerdo nuclear, Irán —inmune a futuras sanciones económicas y en disposición de cruzar el umbral nuclear en sólo una década— persigue sus ambiciones hegemónicas del brazo de organizaciones terroristas y regímenes criminales que amenazan la seguridad de Estados Unidos y sus aliados.

    Los únicos a los que Teherán está engañando a estas alturas son quienes quieren ser engañados. Irán está usando el acuerdo como herramienta de opresión en el interior y como instrumento terrorista en el extranjero. Sólo es cuestión de tiempo que el acuerdo se derrumbe bajo su propio peso. Habría sido preferible no llegar a acuerdo alguno. El PACC es un mal acuerdo y nos hace estar menos seguros; y si el presidente Trump fue sincero durante la campaña, debería dejar de apoyarlo inmediatamente.

    © Versión original (en inglés): The Algemeiner
    © Versión en español: Revista El Medio

    La entrada Dos años después, el acuerdo nuclear con Irán no ha funcionado aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/dos-anos-despues-el-acuerdo-nuclear-con-iran-no-ha-funcionado/feed/ 0