Revista El Medio http://elmed.io Noticias de Medio Oriente en español Fri, 26 Feb 2021 15:53:36 +0000 es-ES hourly 1 https://wordpress.org/?v=4.2.29 Biden tardó mucho en llamar a Netanyahu http://elmed.io/biden-tardo-mucho-en-llamar-a-netanyahu/ http://elmed.io/biden-tardo-mucho-en-llamar-a-netanyahu/#comments Fri, 26 Feb 2021 15:53:36 +0000 http://elmed.io/?p=27966 Seguro que los enemigos de Israel (y de EEUU) han tomado buena nota.

La entrada Biden tardó mucho en llamar a Netanyahu aparece primero en Revista El Medio.

]]>
Finalmente, el presidente Joe Biden agarró el teléfono y llamó al premier Benjamín Netanyahu. Tardó casi un mes en hacer ese llamado al más importante aliado de Estados Unidos en el Medio Oriente. Jonathan Schanzer nos recuerda que Bill Clinton llamó a Isaac Rabin el 23 de enero, que George W. Bush llamó a Ariel Sharón el 6 de febrero, que Barack Obama llamó a Ehud Olmert el 2 de enero (aun antes de la inauguración) y que Donald Trump hizo lo propio con Netanyahu el 22 de enero. Pasadas cuatro semanas desde la asunción, el teléfono seguía sin sonar en Jerusalem.

La demora desató inquietudes entre los diplomáticos y especulaciones entre los periodistas. Se adujo que Biden tenía otras prioridades: la pandemia, la economía, la polarizada sociedad americana, el cambio climático. Se dijo que para Washington, el Medio Oriente venía rezagado en importancia estratégica: ante la peligrosa expansión global de China, la siempre presente animosidad política de Rusia, la urgente reparación de la alianza transatlántica, la problemática inmigración ilegal centroamericana. La vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki, pasó estas semanas asegurando que el presidente norteamericano pronto llamaría al premier israelí, que no había ninguna intencionalidad en la tardanza, que Israel es un aliado importante, que Joe y Bibi eran viejos conocidos, etcétera. Pero el llamado no llegaba.

Hasta que el pasado día 17 Biden telefoneó a Jerusalem. La Oficina del Primer Ministro de Israel emitió un comunicado amable y publicó una fotografía de un sonriente Netanyahu al habla. Veremos cuánto dura esa sonrisa con esta nueva Administración norteamericana.

Es inevitable considerar que la demora fue una represalia por la propia tardanza de Netanyahu en felicitar a Biden tras su victoria electoral el pasado noviembre. “Felicitaciones @JoeBiden y @KamalaHarris. Joe, hemos tenido una relación personal larga y cálida durante casi 40 años, y te conozco como un gran amigo de Israel”, escribió Netanyahu en su cuenta de Twitter más de doce horas después de que la prensa estadounidenses anunciara el triunfo de Biden. En ningún momento se refirió a éste como “presidente electo”. Se recordará: Donald Trump se negaba a admitir la derrota y comenzaba a litigar en las cortes contra el resultado electoral; Netanyahu no quería ofender a quien seguía al mando de la Casa Blanca. De hecho, en ese mismo tweet, Netanyahu lo alababa «por la amistad que nos han mostrado al Estado de Israel y a mí personalmente, por reconocer a Jerusalem y el Golán, por hacer frente a Irán, por los históricos acuerdos de paz y por llevar la alianza estadounidense-israelí a alturas sin precedentes». Diez días después, el premier israelí llamó a Biden como presidente electo. Tras la conversación, el equipo de éste declaró que el nuevo inquilino de la Casa Blanca dio su “firme apoyo a la seguridad de Israel y a su futuro como un Estado judío y democrático», y que «espera trabajar en estrecha colaboración con el primer ministro para abordar los muchos desafíos que afrontan [ambos] países”. La referencia a un “Estado judío y democrático” no pasó desapercibida, ya que indicaba el respaldo a una solución de dos Estados, idea que había perdido vigor en el período Trump.  

También es difícil no ver este desaire diplomático y personal como una señal política contundente. Israel se encuentra en campaña electoral, en la que Netanyahu vuelve a postularse. Al despreciar tan públicamente a un primer ministro en funciones, el equipo de Biden parecía estar anunciado a los israelíes que si quieren mantener las buenas relaciones entre los dos países no deberían votar por Bibi. La intromisión en la política interna de Israel fue osada, pero Estados Unidos como superpotencia puede darse el gusto y Joe Biden tiene cuarenta años de experiencia política como para saber aguijonear certeramente a un adversario.

El problema con esta actitud, además del daño obvio al vínculo bilateral, es la señal enviada a todo el Medio Oriente. Innecesariamente, casi infantilmente, la nueva Administración dejó ver a Irán, Turquía, Hamás y otros actores hostiles que el canal Washington-Jerusalem no está en perfecto estado. Sabrán explotar a su favor esa rendija de debilidad. Sí, Israel fue el primer país de la región que recibió un llamado del flamante presidente, lo cual simbólicamente es óptimo. Pero ya se tomó nota de que Joe Biden no es exactamente un fan de Bibi Netanyahu y de que la época dorada de Donald Trump ha terminado. Al menos se puede hallar consuelo en que no fue Alí Jamenei el privilegiado. Pero guarda que, al momento de escribir estas líneas, tampoco ningún líder árabe fue beneficiado. En una atmósfera repleta de comentarios sobre el potencial retorno de Estados Unidos al acuerdo nuclear con Irán, eso no se ve bien.

Los demócratas nunca fueron amantes del Likud, y ahora que se han inclinado un poco más hacia la izquierda lo serán menos todavía. Además, la relación de Estados Unidos e Israel, si bien sumamente especial, ha tenido históricos altibajos. Es aún temprano para evaluar qué forma tomará el nuevo lazo, pero esos veintisiete días de inusual silencio telefónico no pueden ser ignorados.

La entrada Biden tardó mucho en llamar a Netanyahu aparece primero en Revista El Medio.

]]>
http://elmed.io/biden-tardo-mucho-en-llamar-a-netanyahu/feed/ 0
¿Paradigma perdido? Lecciones de etnocentrismo http://elmed.io/paradigma-perdido-lecciones-de-etnocentrismo/ http://elmed.io/paradigma-perdido-lecciones-de-etnocentrismo/#comments Wed, 24 Feb 2021 09:55:22 +0000 http://elmed.io/?p=27962 Siguen empeñados en exonerar de responsabilidades a los palestinos.

La entrada ¿Paradigma perdido? Lecciones de etnocentrismo aparece primero en Revista El Medio.

]]>
Lustick, de la Universidad de Pensilvania, pretende explicar por qué los esfuerzos por implantar una solución de dos Estados han fracasado atribuyendo los repetidos fiascos a lo que él considera tres patinazos israelíes: la estrategia del Muro de Hierro, consistente en “tratar a los árabes como a un enemigo con el que puede que haya que llegar a un compromiso, pero sólo después de hayan sido quebrantados tras una serie de penosas derrotas sucesivas”; el empleo del Holocausto como “referente de la vida judía”, que llevaría al primer ministro Benjamín Netanyahu a declarar repetidamente que “estamos en 1938 e Irán es Alemania”, y el influjo del “lobby israelí” en la política exterior norteamericana. “Podría haberse establecido un Estado palestino junto a Israel, con el que podría haber coexistido pacíficamente”, arguye Lustick, “pero la oportunidad ha periclitado y ya no está disponible”.

Lustick recomienda descartar por completo la idea de un Estado palestino y, en cambio, centrarse en una realidad monoestatal con Israel como Estado tanto de los judíos como de los árabes, es decir, con un Israel que deje de ser un Estado judío. E insiste en que ese Estado unitario tendría por resultado la conformación de alianzas entre grupos árabes y judíos con perspectivas políticas compatibles.

paradigm-lost

Este análisis adolece del mismo defecto que arruina el discurso establecido sobre el conflicto israelo-palestino. Y es que, pese a la abrumadora evidencia en contrario, asume que los obstáculos son achacables por entero a Israel, y que serán los ajustes en las posiciones israelíes lo que asegurará la coexistencia pacífica con los palestinos. Lustick ignora la retórica genocida de los canales de televisión de la Autoridad Palestina y de Hamás. Y nada dice del hecho de que han sido los palestinos, no los israelíes, los que han rechazado todas las ofertas previas para el establecimiento de un Estado palestino, incluida la del Acuerdo del Siglo de Trump.

La asunción de que los árabes palestinos y otros grupos no occidentales carecen de perspectivas o imperativos propios y simplemente reaccionan ante el bien o el mal que se les hace por parte de entidades occidentales es etnocéntrica. Lustick calla ante el mandato coránico que dice: “Expulsarlos de donde os expulsaron” (2:191); mandato que alimenta la intransigencia palestina y el rechazo a la existencia de Israel en cualquier forma. Su libro es un fiasco debido a su ignorancia de estos factores determinantes.

© Versión original (en inglés): Middle East Quarterly
© Versión en español: Revista El Medio

La entrada ¿Paradigma perdido? Lecciones de etnocentrismo aparece primero en Revista El Medio.

]]>
http://elmed.io/paradigma-perdido-lecciones-de-etnocentrismo/feed/ 0
La creciente estolidez de la política mesoriental de Biden http://elmed.io/la-creciente-estolidez-de-la-politica-mesoriental-de-biden/ http://elmed.io/la-creciente-estolidez-de-la-politica-mesoriental-de-biden/#comments Tue, 23 Feb 2021 13:24:02 +0000 http://elmed.io/?p=27960 El presidente norteamericano parece empeñado en volver a las andadas obamitas.

La entrada La creciente estolidez de la política mesoriental de Biden aparece primero en Revista El Medio.

]]>
En una información aparecida en Politico este lunes se revelaba que la Administración Biden quiere sacarse de encima el problemático Oriente Medio. En términos de prioridades globales, la región “no está entre las tres primeras”, según un asesor del presidente. La nueva Administración preferiría centrarse en la inestabilidad en el Hemisferio Occidental, en la contención de amenazas y en emprender iniciativas diplomáticas en Europa, así como en virar de una vez hacia Asia, por supuesto. “Están extremadamente determinados a no empantanarse en Oriente Medio”, dice otro asesor. Pero Oriente Medio tiene la costumbre de llevar a EEUU de vuelta al cenagal, y afanarse negligentemente en la retirada es uno de los caminos más fáciles para tropezar de nuevo en esa piedra.

La Administración Biden vio puesta a prueba su resolución de desengancharse de Oriente Medio a principios de este mes, en forma de mortífero ataque cohetero contra una base militar iraquí, en el que murió un contratista civil y otros nueve individuos resultaron heridos, entre ellos un soldado norteamericano. La milicia chií Saraya Awliya al Dam, estrechamente relacionada con Teherán, reivindicó el atentado.

La Administración Biden reaccionó de forma “mesurada”, según el New York Times. No quiere que su flamante empeño por retomar las negociaciones con Irán a cuenta de su programa nuclear descarrile por semejante provocación proiraní. Pero el indesmayable compromiso con la búsqueda de un acercamiento a Irán y sus satélites no hace sino fomentar que se produzcan más ataques de ese tipo.

Este lunes se lanzaron cohetes contra intereses norteamericanos en la denominada Zona Verde de Bagdad. Se trató del tercer ataque contra sedes diplomáticas occidentales en Irak en solo una semana. Irak ha reaccionado pidiendo una mayor presencia militar de la OTAN en su territorio, y la OTAN procederá en consecuencia. En las próximas semanas, la Alianza Atlántica pasará de tener 500 efectivos en el país a cerca de 4.000. Pero el Pentágono no ha ordenado despliegues adicionales como respaldo.

La estrategia iraní puede parecer contraintuitiva: ¿por qué un Estado forajido desesperado por hacerse con las recompensas vinculadas a la recuperación de las conversaciones diplomáticas iba a arriesgarlo todo poniendo a prueba con tal descaro a la nueva Administración estadounidense? Pero es que resulta que también los iraníes leen la prensa americana. Si Teherán cree que la Administración Biden está como loca por abandonar la región, ¿por qué no poner a prueba su resolución? Al fin y al cabo, el objetivo a largo plazo de Irán no es librarse de las sanciones económicas, sino la hegemonía regional, con EEUU fuera del escenario.

Con suerte, la Administración Biden no deja que sus objetivos estratégicos regionales sean eclipsados por sus objetivos más políticos. Después de todo, no tenemos más que mirar a la Administración de la que Biden fue vicepresidente para ver que los desenganches americanos provocan tremendos dolores de cabeza.

La apresurada retirada de las fuerzas norteamericanas de Irak ordenada por Barack Obama a principios de 2011 puso los mimbres para el retorno indefinido de EEUU. Las mal adiestradas fuerzas de seguridad iraquíes se revelaron incapaces de preservar la integridad territorial del país, como pudo comprobar el mundo cuando las vio derrotadas por las milicias del ISIS en 2014.

Obama sabía que las fuerzas iraquíes no podrían mantener las líneas. Esa fue una de las razones por las que trató de apuntalar al tambaleante Ejército iraquí reforzando a las milicias chiíes, pese a sus vínculos con Irán. “La única fuerza con capacidad para unir a las tropas kurdas, el Ejército iraquí y las milicias chiíes para luchar contra el Estado Islámico es Irán”, declaró al NYT en 2015 un analista de inteligencia radicado en Londres. Pero el dar manos libres a Irán en la región y la retirada norteamericana tuvieron consecuencias imprevistas; entre ellas, un renovado activismo por parte de las potencias suníes.

La situación actual en el Yemen es indicativa de la estolidez de la Administración Obama. “EEUU ha establecido lazos con los rebeldes huzis que tomaron el control de la capital yemení”, reportó el Wall Street Journal a principios de 2015. El objetivo de Washington era mantener los canales intergubernamentales que facilitaban la campaña encubierta de EEUU contra Al Qaeda en la Península Árbágica. Pero los movimientos aperturistas de la Casa Blanca de Obama fueron rechazados por la milicia proiraní y antiamericana, y finalmente EEUU dio su consentimiento a la campaña militar saudí contra el régimen rebelde. “El presidente Obama ha autorizado la provisión de apoyo logístico y de inteligencia a las operaciones militares [del Consejo de Cooperación del Golfo”, manifestó la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Obama, Bernadette Meehan, a propósito de los ataques saudíes contra objetivos huzis.

Al final Riad tuvo la cortesía de dejar liderar a la Casa Blanca. No cabe decir lo mismo de Egipto y de Emiratos, que ni siquiera se molestaron de informar a Washington cuando, en 2014, lanzaron una campaña de ataques aéreos contra milicias islamistas radicadas en Libia, “dejando de lado a la Administración Obama”. Mientras, esos y otros Estados suníes trabajaban diplomáticamente en el descongelamiento de las relaciones con Israel para crear un valladar regional contra el expansionismo iraní; un desarrollo feliz… que se produjo a expensas de la autoridad regional americana.

Es de justicia reconocer el compromiso militar y diplomático de la Administración Trump con la región. Dejó de lado lo de liderar desde atrás en beneficio del liderazgo de toda la vida y capitaneó el hito diplomático aún en curso que recibe el nombre de Acuerdos de Abraham. Pese a los deseos de Trump de sacar a EEUU de esa complicada región, su disposición al compromiso sentó las bases de algunos de sus mayores logros.

La lección de la última década de política norteamericana en Oriente Medio parece clara: es más probable que EEUU satisfaga sus intereses implicándose en la región en sus propios términos. Ojalá la Casa Blanca de Biden supere su hostilidad ideológica hacia los actores fundamentales de Oriente Medio y vea que para hacer avanzar sus objetivos debe tratar con el mundo tal como es.

© Versión original (en inglés): Commentary
© Versión en español: Revista El Medio

La entrada La creciente estolidez de la política mesoriental de Biden aparece primero en Revista El Medio.

]]>
http://elmed.io/la-creciente-estolidez-de-la-politica-mesoriental-de-biden/feed/ 0
Biden y Bruselas, al rescate de los ayatolás iraníes y de los terroristas huzis http://elmed.io/biden-y-bruselas-al-rescate-de-los-ayatolas-iranies-y-de-los-terroristas-huzis/ http://elmed.io/biden-y-bruselas-al-rescate-de-los-ayatolas-iranies-y-de-los-terroristas-huzis/#comments Mon, 22 Feb 2021 10:04:13 +0000 http://elmed.io/?p=27958 La República Islámica respira aliviada con los cambios en Washington.

La entrada Biden y Bruselas, al rescate de los ayatolás iraníes y de los terroristas huzis aparece primero en Revista El Medio.

]]>
Surgen nuevas pruebas –entre ellas, un reciente informe de la ONU– de que el régimen iraní está entregando armamento sofisticado a la milicia huzi del Yemen, designada organización terrorista por la anterior Administración norteamericana.

¿Dónde están en este asunto la Unión Europea y la Administración Biden? Washington ha suspendido algunas de las sanciones por terrorismo impuestas por la Administración precedente a los huzis, y está revisando el expediente relacionado con la milicia proiraní para, posiblemente, sacarla de la lista de organizaciones terrorostas. El secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, dijo que le produjo “honda preocupación” la designación de los huzis como organización terrorista. La UE y la Administración Biden parecen igualmente muy afanadas en buscar formas de volver al acuerdo nuclear con Irán –que Teherán jamás firmó y que en última instancia le permite poseer armamento nuclear– y levantar las sanciones contra el régimen teocrático.

El informe anual de la ONU reveló asimismo que los huzis están recibiendo del régimen iraní no sólo armas sino adiestramiento:

Un creciente cuerpo de evidencia sugiere que individuos o entidades de la República Islámica de Irán suministran a los huzis cantidades significativas de armas y componentes. El Panel está asimismo investigando a un grupo de individuos que en 2015 viajaron en ‘vuelos de la misericordia’ a Omán y de ahí hacia la República Islámica de Irán. Posteriormente uno [de ellos] declaró públicamente que había recibido entrenamiento naval en Bandar Abás para facilitar el contrabando marítimo para los huzis.

Según el documento onusiano, el régimen de Teherán incluso ha entregado armas en puertos yemeníes:

El Panel documentó varias rutas de suministro a los huzis en las que están implicadas embarcaciones tradicionales (‘dhows’) del Mar Arábigo. En aguas omaníes y somalíes, se transfieren armas y equipos a pequeños botes; el cargamento se descarga en puertos de la costa meridional del Yemen y se contrabandean por tierra hacia las zonas huzis o, en algunos casos, llegan directamente a las mismas a través del [estrecho de] Bab el Mandeb. La falta de capacidades de la Guardia Costera yemení y la corrupción imperante en las áreas controladas por el Gobierno del Yemen son factores que contribuyen al florecimiento del contrabando, pese a la realización de una serie de grandes incautaciones.

Los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI) –designados organización terrorista extranjera por el Departamento de Estado norteamericano– son un apoyo y patrono clave de los huzis, y han ido incrementando sus envíos de armas al Yemen. Armas que incluyen misiles antitanque guiados, rifles de francotirador y lanzaderas de cohetes.

El grupo terrorista huzi está utilizando las armas del régimen iraní en beneficio de los intereses de los mulás. Arabia Saudí, rival de Irán, es el objetivo principal. En una operación llevada a cabo en 2017, la milicia huzi atacó el reino con cuatro misiles balísticos. Los rebeldes huzis también han reivindicado los ataques con drones contra dos plantas de Aramco en el centro de la industria petrolera saudí. Los objetivos fueron la mayor instalación de procesamiento del mundo, en Abqaiq, cerca de Damam, en la Provincia Oriental, y el segundo mayor campo petrolífero del país, en Jurais. Los huzis pueden conceder una ventaja geopolítica crítica a Irán porque están en disposición de atacar con misiles balísticos cualquier país del Golfo.

Tras el ataque contra las instalaciones petroleras saudíes, el más destacado diario estatal iraní, Kayhan, cuyo director es un estrecho asesor del Líder Supremo de la República Islámica, Alí Jamenei, publicó un titular de portada que decía: “Los huzis han lanzado un misil contra Riad. Dubái es el siguiente [objetivo]”.

Ya en 2019, los huzis lanzaron un misil contra una instalación nuclear de Abu Dabi, probablemente con la intención de causar una matanza de civiles. Afortunadamente, el misil no alcanzó su objetivo.

Los propios líderes iraníes han admitido que están ayudando a los huzis. El influyente clérigo Mehdi Tayeb dijo que el ataque frustrado contra la instalación nuclear emiratí había sido llevado a cabo en fases por los CGRI con el apoyo de la Armada iraní. Además, el vicecomandante de la Fuerza Quds de los CGRI, Esmail Ghani, declaró: «Quienes están defendiendo el Yemen han sido adiestrados bajo el pabellón de la República Islámica”.

Los mulás quieren controlar el Yemen como de hecho controlan de facto el Líbano (mediante su satélite Hezbolá), Siria e Irak, con la Franja de Gaza controlada por Hamás al acecho.

Esta misión revolucionaria del régimen está consignada en su Constitución, cuyo preámbulo dice que procura “las bases necesarias para asegurar la continuidad de la revolución en casa y en el exterior”. Dice más:

El Ejército de la República Islámica de Irán y los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica (…) serán responsables no sólo de custodiar y preservar las fronteras del país, sino de cumplir la misión ideológica de librar la yihad en nombre de Dios, es decir, extender la soberanía de la ley de Dios por todo el mundo.

Apaciguando a los mulás que gobiernan Irán, la UE y la Administración Biden no hacen sino reforzar al régimen iraní y a sus terroristas huzis.

© Versión original (en inglés): Gatestone Institute
© Versión en español: Revista El Medio

La entrada Biden y Bruselas, al rescate de los ayatolás iraníes y de los terroristas huzis aparece primero en Revista El Medio.

]]>
http://elmed.io/biden-y-bruselas-al-rescate-de-los-ayatolas-iranies-y-de-los-terroristas-huzis/feed/ 0
Biden sigue sin llamar a Netanyahu http://elmed.io/biden-sigue-sin-llamar-a-netanyahu/ http://elmed.io/biden-sigue-sin-llamar-a-netanyahu/#comments Wed, 17 Feb 2021 16:54:43 +0000 http://elmed.io/?p=27952 ¿Vuelve la tensión a las relaciones israelo-americanas?

La entrada Biden sigue sin llamar a Netanyahu aparece primero en Revista El Medio.

]]>
Ha pasado prácticamente un mes desde su llegada a la Casa Blanca, pero al parecer el 46ª presidente de EEUU aún no ha tenido tiempo para llamar al primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu. Sí lo ha tenido, en cambio, para telefonear a los líderes de China, Rusia, Alemania, Reino Unido, Francia, Canadá, México, Japón y Corea del Sur.

Llama poderosamente la atención que Joe Biden se esté tomando tanto tiempo; mucho más del que se tomaron sus predecesores inmediatos: Bill Clinton, George W. Bush, Barack Obama y Donald Trump telefonearon con bastante más antelación a sus interlocutores israelíes, tal y como ha apuntado Jonathan S. Schanzer, de la Fundación para la Defensa de las Democracias (FDD), que advierte de que, cuanto más tiempo pase, “más crecerán los temores a un regreso a los malos viejos tiempos de acrimonia entre el Gobierno de Netanyahu y la Administración Obama”, en la que, no se olvide, Biden se desempeñó como vicepresidente.

joe-biden-aipac

Aunque no cree que se vaya a llegar a ese punto (porque Biden, asegura, es un “pragmático”), Schanzer considera que la demora en la llamada de marras carga de razones a quienes creen que las relaciones Washington-Jerusalén se van a enrarecer y que el de Biden va a ser, al menos en política exterior, “el tercer mandato de Obama”.

La Casa Blanca, por su parte, anda quitando hierro al asunto. Así, ha informado de que la llamada se producirá en los próximos días y de que Netanyahu será el primer líder de Oriente Medio con el que se comunique el nuevo mandatario norteamericano.

ACTUALIZACIÓN: La llamada tuvo lugar por fin este mismo miércoles; según la Oficina del Primer Ministro de Israel, se desarrolló en un clima de gran cordialidad, duró alrededor de una hora y en ella se habló tanto de la «amenaza iraní» y de los «procesos de paz» regionales como de la lucha contra el coronavirus, en la que Israel está teniendo un papel muy destacado por su admirable campaña de vacunación.

La entrada Biden sigue sin llamar a Netanyahu aparece primero en Revista El Medio.

]]>
http://elmed.io/biden-sigue-sin-llamar-a-netanyahu/feed/ 0
Israel. El éxito de la vacunación http://elmed.io/israel-el-exito-de-la-vacunacion/ http://elmed.io/israel-el-exito-de-la-vacunacion/#comments Wed, 17 Feb 2021 09:46:47 +0000 http://elmed.io/?p=27949 De Start-Up a Vaccination Nation.

La entrada Israel. El éxito de la vacunación aparece primero en Revista El Medio.

]]>
El cierre de El Medio por Facebook nos hace reflexionar, una vez más, sobre las amenazas a la libertad de expresión en el mundo actual. También nos lleva a interesarnos y a valorar los contenidos y canales censurados, así como a colaborar con ellos. Seguiremos escribiendo en las siempre hospitalarias y siempre discutidoras e insolentes páginas de nuestro Medio. 

Cuando se habla del éxito de la campaña de vacunación en Israel, sobre todo cuando se compara con el fracaso de esa misma campaña en el resto de los países desarrollados (salvo en el Reino Unido, por lo menos en parte), se escucha el argumento de que Israel es un país en perpetuo estado de alerta ante una amenaza existencial. Salvadas las distancias, es lo que afirma el ensayista Ross Douthat en La sociedad decadente al explicar por qué Israel es el único país desarrollado en el que crece la natalidad: la sociedad israelí, perpetuamente movilizada, no se arredra ante la disciplina y el esfuerzo.

Sin duda es así, pero lo que debemos intentar comprender es por qué los israelíes aceptan ese grado de movilización, esa misma disciplina y ese esfuerzo, que están, sin duda, en el trasfondo del éxito de la campaña de vacunación.

El escritor Daniel Gordis describía en un artículo reciente el ambiente que se encontró en el centro de vacunación al que acudió. En vez del caos habitual que daba por descontado (la sociedad israelí no es particularmente proclive al orden ni a la racionalidad), encontró un recinto bien organizado, bien señalizado, con un funcionamiento rápido y, además, humano. A alguien se le había ocurrido repartir libros infantiles, en aquel recinto en el que los niños tenían vetada la entrada… para que los posibles abuelos se los regalaran a sus nietos a los que seguramente no veían desde hacía meses.

Gordis, que echa de menos el espíritu de otros tiempos, habla de la recuperación del viejo Israel, un país en el que prevalecía el vínculo comunitario, en el que todos formaban parte de una unidad y todos participaban, cada uno a su manera, de una historia y un objetivo. Al final, el escritor reconoce, por haberlo visto en acción, que ese espíritu sigue vivo, y que ahí reside buena parte del secreto del éxito de Israel.

La Start-up Nation, como se la denominado, se ha convertido en la Vaccination Nation. No es lo que se llama un gran hallazgo literario, pero dice bien cómo una sociedad compuesta de personas acostumbradas a pensar en términos empresariales de coste-beneficio, de iniciativa y autonomía individual, de responsabilidad, de oportunidades y de evaluación de riesgos se convierte casi naturalmente –el casi es importante– en una sociedad que admitiría mal un fracaso en una cuestión, como esta, de vida o muerte. (Para apreciar la distancia, se recordará que en España el responsable de la trágica gestión de la epidemia acaba de ganar unas elecciones). 

El otro término de la expresión es el de nación, concepto vigente en Israel. Sus ciudadanos no tienen la menor intención de disolverse en fantasías postnacionales, ni tienen miedo a ser lo que son. No se arrugan ante la idea de tener una identidad. Para ello hace falta tener confianza en uno mismo, en la capacidad para afrontar las dificultades y asumir las responsabilidades correspondientes.  Nada de eso –dicho sea de paso– ha impedido que Israel siga siendo una sociedad plural, discutidora y ruidosa como pocas, en las que la esencia popular y faltona –digámoslo así– de la democracia sigue viva y presente. Hace ya bastantes años que los israelíes echaron de los puestos de liderazgo a las selectas minorías.

Claro que la nación de Israel se fundó con un objetivo preciso: evitar que volvieran a ocurrir los hechos que acabaron con el pueblo judío en Europa. Hay por tanto un objetivo indiscutido, pero relacionado, a su vez, con algo más, de orden existencial –mejor sería decir teológico–, que es poner a salvo aquello de lo que el pueblo judío es prueba y testimonio, como es el origen divino del mundo y de la realidad humana. Este punto, el posible descreimiento, aunque relevante, no cambia el fondo del asunto y el vínculo que establece el judaísmo resulta más profundo que eso. Se establece así un nuevo grado de responsabilidad personal y colectiva –encarnada en ese milagro que son el Estado y la nación de Israel– que lleva a establecer las condiciones de un éxito como aquel al que estamos asistiendo ahora mismo en la vacunación, con una especial atención a los mayores desde el primer momento.

(La cuestión religiosa que está en el fondo de la existencia de Israel no significa que la población árabe israelí no haya sido vacunada en las mismas condiciones que los judíos, como ha difundido la habitual judeofobia occidental).

Y también habrá quedado claro por qué seguiremos visitando, leyendo y colaborando con El Medio.

La entrada Israel. El éxito de la vacunación aparece primero en Revista El Medio.

]]>
http://elmed.io/israel-el-exito-de-la-vacunacion/feed/ 1
La CIA farolera y el último sah http://elmed.io/la-cia-farolera-y-el-ultimo-sah/ http://elmed.io/la-cia-farolera-y-el-ultimo-sah/#comments Tue, 16 Feb 2021 10:54:07 +0000 http://elmed.io/?p=27942 Washington no derrocó a Mosadeq... y el Mohamed Reza Palevi se derrocó solo.

La entrada La CIA farolera y el último sah aparece primero en Revista El Medio.

]]>
Hace unos años publiqué un artículo, “Menos lobos, caperuCIA, en el que negaba la verdad proclamada de que la célebre Central Americana de Inteligencia fue la artífice del derrocamiento del primer ministro iraní Mohamed Mosadeq. Para ello, me basé en un artículo que califiqué de “extraordinario” y que apareció en la desaparecida The Weekly Standard en junio de ese mismo 2013. Se titulaba “The Myth of an American Coup” y lo firmaba Ray Takeyh, del Council on Foreign Relations.

last-shah

Pues bien, Takeyh acaba de publicar un libro sobre el último sah (así se titula, de hecho) en el que vuelve sobre el tema y del que ha publicado una extraordinaria reseña Michael Doran en el Wall Street Journal. Aquí va un cumplido extracto de la misma:

Lo más destacado del libro de Takeyh es su reinterpretación del golpe contra el primer ministro Mohamed Mosadeq en 1953, el acontecimiento más controvertido en la historia de las relaciones irano-americanas. Nadie ha moldeado la comprensión del golpe como Kermit Roosevelt, nieto del presidente Theodore Roosevelt y el hombre de la CIA en Teherán en 1953. Talentudo vendedor de sí mismo, Kermit Roosevelt se pintó en sus memorias como el arquitecto principal del golpe, asunción que desecha Takeyh. El golpe, dice este último, “fue un complot más iraní que americano”.

En realidad hubo dos complots, y sólo el primero de ellos era americano. Además, observa Takeyh, era “el secreto peor guardado de Teherán”. Cuando el sah siguió el guión de Roosevelt y mandó al coronel Nematolá Nasiri, comandante de la Guardia Imperial, a destituir a Mosadeq, el astuto primer ministro estaba tranquilamente a la espera. Y arrestó a Nasiri. Pese a tener la autoridad constitucional para echar al primer ministro, el sah abandonó el país temeroso de perder la vida y se refugió en Italia. El golpe de la CIA fue un fiasco.

Pero la marcha del sah generó una reacción popular, y las multitudes llenaron las calles en manifestaciones espontáneas contra Mosadeq. Por su parte, la élite tradicional estaba tan deseosa como las masas por traer de vuelta al sah. A ojos de la élite, Mosadeq era un peligroso demagogo, un aspirante a dictador y un enemigo de la monarquía. 

El camino quedó entonces expedito para el arquitecto del segundo complot, el general Fazlolá Zahedi, al frente de una gran coalición de líderes tradicionales contrarios al primer ministro. En el segundo golpe, arguye convincentemente Takeyh, hubo “demasiados actores, demasiada improvisación y demasiadas variables impredecibles” como para haber sido fruto de un solo cerebro, y para qué hablar del de un extranjero como Roosevelt, que no hablaba el idioma ni estaba familiarizado con Irán. Zahedi y su cohorte eran “nacionalistas que trataban de salvar su país y preservar sus instituciones”, dice Takeyh. Habrían derrocado al primer ministro “aun cuando Kermit Roosevelt no hubiera puesto un pie en Irán”.

***

Al sah lo salvaron las élites tradicionales… pero él no lo vio así. Él más bien las veía como una casta que podía poner y quitar reyes a conveniencia y se afanó en segarles la hierba bajo los pies. Decisión que acabó por costarle la corona.

Volvamos de nuevo a la reseña de Doran:

Durante los años 60, el sah llevó a cabo una serie de reformas diseñadas para neutralizar a la élite mediante una vasta expansión del poderío policíaco del Estado y el socavamiento de la base económica de los aristócratas. Se rodeó de tecnócratas obsecuentes sin habilidades políticas que se lo debían todo y temían decirle cualquier cosa que no quisiera oír.

La del sah fue una figura de hechuras shakespearianas. Heredó de su padre el instinto autocrático pero no su crueldad. El éxito de su monarquía imponía que compartiera el poder y las responsabilidades con la clase dirigente tradicional, pero no estaba capacitado para esa tarea. “La contradicción que acabó por destruir su régimen”, concluye Takeyh, es que “tenía el gusto por el absolutismo pero no el carácter para sostenerlo”.

Para derrocarlo no hizo falta conspiración alguna de potencias extranjeras. Cuando le acabó surgiendo un enemigo astuto y sanguinario, el ayatolá Jomeini, el sah no tenía ni redaños para combatir ni aliados que le ayudaran a hacerlo.

La entrada La CIA farolera y el último sah aparece primero en Revista El Medio.

]]>
http://elmed.io/la-cia-farolera-y-el-ultimo-sah/feed/ 0
Gaza: imponen restricciones de viaje a las solteras http://elmed.io/gaza-imponen-restricciones-de-viaje-a-las-solteras/ http://elmed.io/gaza-imponen-restricciones-de-viaje-a-las-solteras/#comments Tue, 16 Feb 2021 09:25:45 +0000 http://elmed.io/?p=27940 El tribunal local de la sharia les impone obtener el consentimiento de sus 'guardianes'.

La entrada Gaza: imponen restricciones de viaje a las solteras aparece primero en Revista El Medio.

]]>
El Consejo de la Corte Suprema de la Sharia en Gaza (CCSSG) ha emitido una circular en la que dice que “a una fémina soltera se le puede impedir viajar si no obtiene el permiso de su guardián”, que, como recuerda Jaled Abu Toameh en The Jerusalem Post, con frecuencia es su padre o hasta su propio hijo.

“Su guardián puede impedirle viajar si su viaje representa un daño absoluto o si hay una demanda que requiera la prohibición de viajar”, se lee en la nota, que también impone el mismo veto a jóvenes que incluso han cumplido ya los 18 años, pero a los que se obliga a obtener el consentimiento de sus padres o abuelos.

La Autoridad Palestina, sin el menor control sobre Gaza desde que la organización terrorista islamista Hamás se hiciera con el territorio a mediados de la pasada década, ha criticado la nota del CCSSG –firmada por su presidente, el jeque Hasán al Yuyu– por boca de Mahmud Habash, máximo responsable de sus tribunales de la sharia: “Los palestinos no están obligados [a obedecer] la circular emitida por el consejo de Gaza”, ha afirmado; y añadido que “restringir libertades públicas y privadas sin una justificación legítima es una clara violación del espíritu de la sharia, así como un asalto a los derechos garantizados por el islam”.

La entrada Gaza: imponen restricciones de viaje a las solteras aparece primero en Revista El Medio.

]]>
http://elmed.io/gaza-imponen-restricciones-de-viaje-a-las-solteras/feed/ 1
¿Quién mató a Lokman Slim? http://elmed.io/quien-mato-a-lokman-slim/ http://elmed.io/quien-mato-a-lokman-slim/#comments Mon, 15 Feb 2021 13:30:20 +0000 http://elmed.io/?p=27937 No se debe recompensar a Hezbolá, los gobernantes iraníes, Putin y todos aquellos que tienen la costumbre de asesinar a los disidentes.

La entrada ¿Quién mató a Lokman Slim? aparece primero en Revista El Medio.

]]>
“Para ellos, matar es un hábito”, le dijo a la prensa Rasha al Amir. Con “ellos” aludía a Hezbolá, el partido político más poderoso del Líbano, considerado una organización terrorista y a cuya milicia no se atreve a desafiar el Ejército del país levantino. Hezbolá opera a escala internacional, y es conocida su relación con los cárteles latinoamericanos de la droga. 

Otro hecho pertinente que debería conocer, estimado lector: Hezbolá es leal en primer lugar a la República Islámica de Irán.

La muerte que nos ocupa es la del hermano de Rasha al Amir, Lokman Slim, destacado cineasta, editor y activista chií que tuvo la temeridad de criticar a Hezbolá por el daño incalculable que está infligiendo a su desde hace tanto tiempo martirizado país.

Slim fue hallado muerto en su coche el pasado día 4. En un camino rural y con tres disparos en la cabeza, uno en el pecho y otro en la espalda. Por lo visto, los asesinos se aseguraron de cumplir debidamente con su misión.

Hezbolá, los gobernantes de Irán y los demás adversarios de EEUU confían, y quizá esperan, que la nueva Administración norteamericana no reaccione demasiado, lo que asegurará que la comunidad internacional tampoco lo haga. Les guía una máxima leninista: “Prueba con la bayoneta. Si lo notas blando, adelante. Si pinchas en hueso, apártate”.

Proceden así no sólo en casa. El pasado día 4 un diplomático iraní fue condenado por un tribunal belga a 20 años de cárcel por conspirar para poner una bomba en una manifestación de disidentes exiliados celebrada en Francia en 2018. El sujeto en cuestión, Asadolá Asadi, procuró explosivos y un detonador. Entre los cargos por los que fue condenado se contaba el de “tentativa de asesinato terrorista”.

¿Sugiere esa sentencia que por fin los europeos se han puesto firmes con los gobernantes iraníes? No, encarcelar a un diplomático que es a la vez un terrorista no tiene mayor recorrido.

Justo al día siguiente, Josep Borrell, responsable de la política exterior de la UE, garantizó a Teherán que no se expondría a mayores consecuencias. La campaña de máxima presión emprendida por el presidente Trump debería concluir y ser reemplazada por una de “máxima diplomacia”, aseveró Borrell. 

Posteriormente Borrell voló a Rusia, donde tres días antes Alexei Navalny había sido condenado a prisión. Navalny es un líder opositor ruso que fue envenenado el pasado verano con un agente nervioso de uso militar; fue un intento de asesinato que tanto él como los altos funcionarios occidentales creen que fue ordenado por el prsidente de Rusia, Vladímir Putin.

Navalny sobrevivió sólo porque sus amigos consiguieron sacarlo de Rusia para que recibiera tratamiento. Tras su regreso, el mes pasado, fue detenido de inmediato.

En Moscú, Borrell fue informado de que el Gobierno ruso estaba expulsando a varios diplomáticos europeos acusados de participar en “manifestaciones ilegales” a favor de Navalny. El jefe de la diplomacia europea “condenó fuertemente” las expulsiones. “Todos los Estados miembros [de la UE] están unidos contra esto”, remarcó, a la vez que demandó –o simplemente sugirió– que las expulsiones fueran “reconsideradas”. Al parecer, semejante despliegue de “máxima diplomacia” no impresionó demasiado a Putin.

En cambio, la máxima presión que Borrell se apresta a enterrar ha puesto a los gobernantes iraníes bajo una fuerte presión económica. Aun así, se las han apañado para reunir los fondos necesarios para armar a los rebeldes huzis en el Yemen –cuya designación como terroristas rescindió a primeros de mes la Administración Biden– y para seguir suministrando a Hezbolá misiles de precisión (MGP) para que los dirija contra Israel.

En una primera reacción al asesinato de Slim, el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, emitió una declaración en la que no se mencionaba a Hezbolá y que decía: “Nos sumamos a la comunidad internacional en la demanda de que sus asesinos sean llevados rápidamente ante la Justicia”.

Que siga soñando. ¿Recuerdan la catastrófica explosión en el puerto de Beirut que provocó la muerte a más de 200 personas el pasado agosto? La investigación se frenó en seco. Las autoridades libaneses (es decir, Hezbolá y sus aliados) declinaron los ofrecimientos de una investigación internacional.

¿Recuerdan el atentado que segó la vida al ex primer ministro libanés Rafik Hariri y a otras 21 personas en Beirut en 2005? Un equipo internacional y un tribunal especial de la ONU emplearon 15 años y millones de dólares sólo para condenar a un operativo de perfil bajo de Hezbolá que hubo de ser juzgado in absentia. El tribunal reconoció que Hezbolá tenía motivos para “eliminar” a Hariri, pero declinó emitir un juicio concluyente.

En fin, comprendo que el presidente Biden no tiene opciones buenas ante sí. Pero lo que sí tiene son opciones malas. Que quizá quiera evitar. Entre las peores está la de recompensar a Hezbolá, los gobernantes iraníes, Putin y todos aquellos que tienen la costumbre de asesinar a los disidentes, en casa o en el extranjero.

Lo cual significa no rescatar económicamente al Líbano –anegado en deudas y con sus bancos enfangados en la corrupción– hasta que Hezbolá rinda cuentas. Y ahora está más claro que nunca que sería una estupidez levantar las sanciones contra Teherán y volver al mal llamado Plan de Acción Integral Conjunta.

Pese a sus repetidas protestas en contrario, ese acuerdo no puso fin al programa de armas nucleares del régimen iraní. Como mucho, difirió su progreso en algunos ámbitos –hasta que las cláusulas con fecha de caducidad vaporicen las restricciones–, mientras implícitamente daba licencia a Teherán para practicar el terrorismo y otras actividades perversas.

La diplomacia puede y debe seguir su curso. Pero no habría que confundir diplomacia con terapia. Cuando tratas con déspotas, no hay charlas de sanación que valgan.

Enriquecer, empoderar y acomodarse a quienes nos desprecian y asesinan con total impunidad no convierte a estos en vecinos amistosos de la aldea global. Eso ya se ha intentado y ha fallado repetidamente.

¿Comprende todo esto el presidente Biden? Hezbolá, los gobernantes iraníes, Putin y demás adversarios de EEUU están al acecho. Tienen las bayonetas a punto y están ansiosos de saber si van a pinchar en blando o en hueso.

© Versión original (en inglés): FDD
© Versión en español: Revista El Medio

La entrada ¿Quién mató a Lokman Slim? aparece primero en Revista El Medio.

]]>
http://elmed.io/quien-mato-a-lokman-slim/feed/ 0
¿Es Palestina un Estado? http://elmed.io/es-palestina-un-estado/ http://elmed.io/es-palestina-un-estado/#comments Wed, 10 Feb 2021 10:33:24 +0000 http://elmed.io/?p=27933 Estados Unidos debería rechazar la decisión de la CIJ por injusta y peligrosa.

La entrada ¿Es Palestina un Estado? aparece primero en Revista El Medio.

]]>
La muy politizada Corte Penal Internacional (CPI) acaba de conferir estatalidad a los palestinos. Lo ha hecho sin negociar con Israel, sin llegar a compromiso alguno y sin que haya fronteras reconocidas. Lo ha hecho sin la menor autoridad para ello, porque el Estatuto de Roma, por el que se constituyó, no contiene ninguna provisión que le permita reconocer nuevos Estados. Además, ni Israel ni EEUU ratificaron dicho tratado, así que las decisiones de la CPI no les vinculan. Esta decisión, por cierto, tampoco vincula a los signatarios, dado que excede las competencias de la supuesta corte.

Digo “supuesta corte” porque la CPI no es un auténtico tribunal en ningún sentido relevante de la palabra. A diferencia de los tribunales de verdad, que tienen estatutos y legislaciones que interpretar, la CPI simplemente se las inventa. Como acertadamente ha destacado el juez discrepante, la decisión sobre Palestina no está basada en ley alguna. Sino simplemente en política. Y la política subyacente a la decisión de la mayoría se basa en aplicar un doble rasero a Israel, como llevan tanto tiempo haciendo la ONU, la propia CPI y otros entes internacionales.

Hay muchos otros grupos humanos –como los kurdos, los chechenos y los tibetanos– que demandan algún tipo de independencia. Pero, hasta la fecha, ni la CPI ni el resto de las instituciones internacionales se la han otorgado. En cambio, los palestinos –tanto de Gaza como de la Margen Occidental–, que se niegan a negociar de buena fe y han recurrido al terrorismo como principal herramienta de reconocimiento, han visto recompensada su violencia con esta decisión.

Israel, que en varias ocasiones ha ofrecido la estatalidad a los palestinos a cambio de la paz, ha sido castigado por su disposición a negociar y su determinación a proteger a sus ciudadanos del terrorismo palestino.

Hay tantos graves crímenes de guerra –y otras violaciones de las leyes humanitarias– en el mundo que la CPI deliberadamente ignora… El fiscal general considera parte de su labor apartar el foco de los países del Tercer Mundo, donde suceden muchos de esos crímenes, y dirigirlo hacia las democracias occidentales. Qué mejor objetivo de esa perversa forma de acción afirmativa que Israel. Digo perversa porque las auténticas víctimas son los ciudadanos del Tercer Mundo cuyos líderes los mutilan y matan.

Por su parte, Israel tiene un mejor registro en derechos humanos, imperio de la ley y preocupación por los civiles del enemigo que cualquier otro país que afronte amenazas comparables. Según el experto militar británico Richard Kemp, «en la historia de la guerra, ningún país ha hecho más por evitar bajas civiles que Israel durante la operación Plomo Fundido”. El Tribunal Supremo israelí ha impuesto restricciones abrumadoras a sus militares y procurado soluciones sustanciales a actos criminales cometidos por soldados israelíes. 

El rol de la CPI, según su tratado constitutivo, es injerirse en la soberanía de las naciones sólo si no son capaces de administrar justicia. El principio de complementariedad está pensado para permitir a los tribunales de países democráticos como Israel solucionar sus propios asuntos en el marco del respeto a la legalidad. Sólo cuando la Judicatura fracasa totalmente a este respecto tiene la Corte jurisdicción, incluso en casos que impliquen a signatarios de su tratado constitutivo, que no es el caso de Israel.

Estados Unidos debería rechazar la decisión de la CPI no sólo porque es injusta para con su aliado Israel, sino porque sienta un peligroso precedente que podría ser utilizado contra los propios EEUU y otros países que operan bajo el imperio de la ley. Israel debería objetar la decisión, pero cooperar en cualquier posible investigación, porque la mejor defensa es la verdad. Que una investigación llevada a cabo por la CPI pueda producir la verdad es cuestionable, pero la evidencia –audios y vídeos incluidos– hará más difícil a los investigadores de la CPI distorsionar la realidad.

En definitiva: la decisión de la CPI sobre Palestina es un revés para la adopción de un solo criterio en materia de derechos humanos, una victoria para el terrorismo y un desincentivo para la negociación de la paz. Y un poderoso argumento contra la incorporación de EEUU e Israel a esa corte tendenciosa para darle alguna legitimidad.

© Versión original (en inglés): Gatestone Institute
© Versión en español: Revista El Medio

La entrada ¿Es Palestina un Estado? aparece primero en Revista El Medio.

]]>
http://elmed.io/es-palestina-un-estado/feed/ 0