Revista El Medio http://elmed.io Noticias de Medio Oriente en español Fri, 24 Nov 2017 17:41:06 +0000 es-ES hourly 1 http://wordpress.org/?v=4.2.17 Egipto: al menos 200 muertos en un atentado contra una mezquita sufí http://elmed.io/egipto-al-menos-200-muertos-en-un-atentado-contra-una-mezquita-sufi/ http://elmed.io/egipto-al-menos-200-muertos-en-un-atentado-contra-una-mezquita-sufi/#comments Fri, 24 Nov 2017 17:41:06 +0000 http://elmed.io/?p=24631 Todo parece apuntar a una nueva carnicería del Estado Islámico.

La entrada Egipto: al menos 200 muertos en un atentado contra una mezquita sufí aparece primero en Revista El Medio.

]]>
Este viernes Egipto ha vivido uno de los peores atentados de su historia cuando unos terroristas han atacado con ametralladoras una mezquita de la localidad Bir al Dab, en el norte de la Península del Sinaí. Según las autoridades egipcias, han menos 200 personas han perdido la vida y otro centenar han resultado heridas.

Los sufíes son una rama minoritaria del islam con grandes vinculaciones con el misticismo y suelen ser objeto de desprecio y repudio por islamistas fanáticos como los que integran el Estado Islámico, muy activo en el Sinaí desde hace ya varios años.

La entrada Egipto: al menos 200 muertos en un atentado contra una mezquita sufí aparece primero en Revista El Medio.

]]>
http://elmed.io/egipto-al-menos-200-muertos-en-un-atentado-contra-una-mezquita-sufi/feed/ 0
Hezbolá se mofa de Hariri http://elmed.io/hezbola-se-mofa-de-hariri/ http://elmed.io/hezbola-se-mofa-de-hariri/#comments Fri, 24 Nov 2017 07:46:57 +0000 http://elmed.io/?p=24629 "El que en la víspera quería cortar las manos de Irán, ahora se las estrecha".

La entrada Hezbolá se mofa de Hariri aparece primero en Revista El Medio.

]]>
Al Manar, aparato propagandístico de la organización terrorista libanesa de obediencia iraní, ha publicado este tuit, con el que pretende ridiculizar al primer ministro del Líbano, Saad Hariri, que hace unos días provocó un terremoto político en el País del Cedro al anunciar desde Arabia Saudí que abandonaba el cargo y clamar contra la República Islámica de Irán, a la que acusó de desestabilizar la región y amenazó con gran contundencia: “Las manos de Irán en la región serán cortadas”, llegó a decir.


“El que en la víspera quería cortar las manos de Irán, ahora se las estrecha”, dice el tuit, en alusión al saludo de Hariri al embajador iraní en el Líbano con motivo de la fiesta nacional libanesa.

Hariri ha vuelto a revolucionar el panorama político libanés al anunciar que deja en suspensión su dimisión. Dice que lo hace por atender la petición en tal sentido del presidente del país, Michel Aún, gran aliado de Hezbolá, gran enemigo de Hariri, cuyo padre fue asesinado por la referida organización terrorista.

La entrada Hezbolá se mofa de Hariri aparece primero en Revista El Medio.

]]>
http://elmed.io/hezbola-se-mofa-de-hariri/feed/ 0
El día en el que pudo existir (también) Palestina http://elmed.io/el-dia-en-el-que-pudo-existir-tambien-palestina/ http://elmed.io/el-dia-en-el-que-pudo-existir-tambien-palestina/#comments Fri, 24 Nov 2017 07:19:22 +0000 http://elmed.io/?p=24627 La Historia no absolverá a los líderes árabes.

La entrada El día en el que pudo existir (también) Palestina aparece primero en Revista El Medio.

]]>
Ya hemos hecho acopio de las efemérides sionistas de 2017 (120 años del primer Congreso Sionista, 100 años de la Declaración Balfour, 50 años de la unificación de Jerusalén...). Pero el 29 de noviembre se cumple la más importante de todas: 70 años de la votación de la Resolución número 181 de la Asamblea General de la ONU, la cual recomendaba la partición de Palestina en dos Estados: uno árabe y otro judío.

El plan fue elaborado por el Comité Especial sobre Palestina de las Naciones Unidas (Unscop, por sus siglas en inglés), del cual ninguna potencia formó parte, para garantizar la mayor neutralidad posible. El comité comenzó sus investigaciones en mayo de 1947 y presentó sus conclusiones el 31 de agosto de ese mismo año, con la opinión favorable a la creación de dos Estados de Canadá, Checoslovaquia, Guatemala, Holanda, Perú, Suecia y Uruguay, la abstención de Australia y la opinión contraria de Irán, India y Yugoslavia, que abogaban por un solo Estado en el que convivieran ambos pueblos.

El día elegido por la ONU para votar dicho plan fue el 29 de noviembre. Se aprobó con 33 votos a favor (Australia, Bélgica, Bielorrusia, Bolivia, Brasil, Canadá, Checoslovaquia, Costa Rica, Dinamarca, República Dominicana, Ecuador, Estados Unidos, Filipinas, Francia, Guatemala, Haití, Holanda, Islandia, Liberia, Luxemburgo, Nueva Zelanda, Nicaragua, Noruega, Panamá, Paraguay, Perú, Polonia, Suecia, Sudáfrica, URSS, Ucrania, Uruguay y Venezuela), 13 en contra (Afganistán, Arabia Saudí, Cuba, Egipto, Grecia, India, Irán, Irak, Líbano, Pakistán, Siria, Turquía y Yemen) y 10 abstenciones (Argentina, Colombia, Chile, China, El Salvador, Etiopía, Honduras, México, Reino Unido y Yugoslavia). Sin embargo, en aquel momento no nacieron ni Israel ni Palestina. Sí empezó, en cambio, una guerra civil que sería el preludio de la primera guerra árabe-israelí.

Los británicos, que se abstuvieron en la votación, veían el plan imposible de realizar y se posicionaron en contra de implementarlo. Ciertamente, habían rechazado aplicar las recomendaciones de partición de las comisiones Peel (1936) y Woodhead (1938). Los países árabes advirtieron de sus intenciones a través del secretario general de la Liga Árabe, Azam Pachá: “Personalmente, espero que los judíos no nos obliguen a la guerra, porque sería una guerra de exterminio y de terrible matanza, comparable a los estragos de los mongoles y a las Cruzadas”. Ahmed Shukeiri, futuro predecesor de Arafat en el liderazgo político-militar palestino, declarará en la Universidad de El Cairo que la futura invasión tendrá como objetivo la “eliminación del Estado judío” y llamará a la guerra santa contra el sionismo. El gran muftí de Jerusalén, aliado de Hitler en la II GUerra Mundial, instó a la conquista total de Palestina. El rechazo unánime de los árabes al Plan de Partición (rechazaron tanto el Estado judío de Israel como el Estado árabe de Palestina) fue, en palabras del gigante de la historia Paul Johnson, “un acto de locura suprema”.

Menájem Beguin, que también estuvo en contra del Plan de Partición, vaticinó la inevitable y fundacional contienda:

En la guerra que está por venir tendremos que estar solos; será una guerra por nuestra existencia y nuestro futuro.

Los estadounidenses albergaban simpatías por el sionismo, y además Truman necesitaba el voto judío en 1948, pero no tenían esperanzas de que Israel pudiera sobrevivir a una guerra contra todos los árabes. Por otro lado, Truman decretó un embargo de armas para todo Oriente Medio, lo que dejó a la comunista Checoslovaquia como único proveedor de Israel. En este sentido, fue la URSS, con Stalin a la cabeza, uno de los padres fundadores de Israel, en palabras del mismo Paul Johnson y de Martin Kramer. Después de que David ben Gurion declarase la independencia de Israel, el 14 de mayo de 1948, EEUU fue el primero en reconocer de facto al recién nacido Estado –le siguieron Irán, Guatemala, Islandia, Nicaragua, Rumanía y Uruguay–, pero el primero en reconocerlo de iure fue, tres días después, la Unión Soviética.

El apoyo que Truman dio a Israel le sirvió para compararse a sí mismo con el rey persa Ciro –una comparación que han apoyado, entre otros, el historiador y exembajador de Israel en EEUU Michael Oren–. Para el apoyo inicial a Israel de Stalin, antisemita, asesino de judíos y antisionista, aún no se ha encontrado una explicación razonable.

En la sesión especial de la Asamblea General de la ONU, reunida en la sala de Flushing Meadows (hoy principal galería del museo de Queens), se votó a favor de una solución que lleva intentando aplicarse desde entonces: dos Estados para dos pueblos. A pesar de estos 70 años de guerras, crímenes, odio, terrorismo y diplomacia, no puede obviarse el error capital del conjunto de los países árabes, con los árabes palestinos a la cabeza, al rechazar el plan de partición. Palestina, al igual que Israel, estaría cerca de celebrar su 70 aniversario, pero la realidad hoy es una tragedia que ha anegado de sangre Oriente Medio, y a falta de una Palestina hay dos, que apenas llegan a entenderse.

Palestina pudo existir ese día, pero el rechazo visceral a Israel, causa principal del conflicto, lo impidió. La Historia, cuando sea posible separarla de la violenta lucha de narrativas vigente, no será amable con la decisión colegiada de los árabes.

La entrada El día en el que pudo existir (también) Palestina aparece primero en Revista El Medio.

]]>
http://elmed.io/el-dia-en-el-que-pudo-existir-tambien-palestina/feed/ 0
Los inmoderados 'moderados' de Irán http://elmed.io/los-inmoderados-moderados-de-iran/ http://elmed.io/los-inmoderados-moderados-de-iran/#comments Thu, 23 Nov 2017 09:20:01 +0000 http://elmed.io/?p=24625 EEUU y sus aliados deben aceptar por fin que la República Islámica es lo que es, en vez de lo que querrían que fuese.

La entrada Los inmoderados 'moderados' de Irán aparece primero en Revista El Medio.

]]>
Hasán Ruhaní lleva ya en el cargo de presidente de Irán más de cuatro años. Y sin embargo no ha cumplido ninguna de sus promesas de llevar a cabo reformas importantes que le hicieron ganar las elecciones en 2013 y ser reelegido a principios de este año. Esas promesas le permitieron ganarse el apoyo decisivo de los iraníes de clase media urbana y laica y los aplausos de Occidente. Sin embargo, los iraníes no son más libres que hace cuatro años, y la República Islámica sigue siendo el mismo Estado policial que entonces.

La victoria de Ruhaní en las urnas bastó en aquel entonces para dar al régimen una apariencia sonriente y razonable y reducir el creciente descontento, pero no para producir ningún cambio significativo.  

Los apologetas del presidente tienen una nueva teoría para explicar esta discordancia entre la retórica y la realidad. Presionado por algunos de sus propios aliados –dicen–, Ruhaní ha tratado de distanciarse de los reformistas e intentado apaciguar a la facción de línea dura o principista. Según esta hipótesis, el supuesto giro a la derecha de Ruhaní se produce a pesar de las propias inclinaciones reformistas del presidente, pero tiene por objetivo crear un nuevo centro moderado, si bien conservador, en la política iraní.

El periodista iraní Saeid Yafari presentó la semana pasada una versión de esta idea en Al Monitor, medio online que lucha por disimular sus simpatías hacia Teherán. Los reformistas están descontentos, contaba Yafari, por las “promesas electorales incumplidas” de Ruhaní, “como la de dar a las mujeres un papel más destacado en la escena política” y la de “eliminar el clima de vigilancia que reina en todas las universidades iraníes y crear un ambiente más abierto”. Yafari citó a un ex primer ministro del Gobierno de Jatamí (1997-2005): “Ruhaní es demasiado listo para hacer ese viraje a la derecha, porque sabe que si lo hace no ganará nada. En su lugar, perderá el enorme apoyo popular que tiene, y Ruhaní debe tener cuidado con eso”. Pero supuestamente otras voces, con Mahmud Vaezi, jefe de gabinete de Ruhaní, a la cabeza, se habrían impuesto en el debate interno y convencido al presidente de que eludiera las reformas.

Buen intento. La teoría de que Ruhaní es más bien reacio a la línea dura queda contradicha por su larga trayectoria en la República Islámica. Por mucho que lo intenten, los apologetas de Ruhaní no pueden obviar que fue secretario del Consejo de Seguridad Nacional desde 1989 hasta 2005, años en que Irán llevó a cabo una campaña de asesinatos contra disidentes en el país y en el extranjero. Tampoco puede el revisionismo deshacer el papel que desempeñó Ruhaní en la represión de la revuelta estudiantil de 1999, cuando pidió a las fuerzas de seguridad del Estado que “aplastaran sin piedad y masivamente cualquier movimiento de estos elementos oportunistas, pase lo que pase”. Ni, por último, pueden ignorar los cinco años que lleva Ruhaní sin querer pronunciarse sobre los líderes detenidos del Movimiento Verde.

Como me dijo Payam Fazlineyad, destacado ideólogo vinculado a la facción dura del régimen e investigador del periódico Kayhan (cuyo editor es el representante del Líder Supremo en los medios iraníes): “Ruhaní tiene un carácter conservador, de hecho es uno de los fundadores del conservadurismo en Irán. Por lo tanto, está mucho más cerca del ala derechista y de las corrientes principistas” que de los reformistas. Y añadió: “Ruhaní es parte de la razón por la que el principismo goza de tal hegemonía en Irán”.

¿Qué significa esto para Occidente? Significa que EEUU y sus aliados deben aceptar por fin que la República Islámica es lo que es, en vez de lo que querrían que fuese. Casi cuatro décadas después de su fundación, el régimen está mucho más cohesionado y unido ideológicamente de lo que puede sugerir las aparentes luchas intestinas. En su seno no hay prooccidentales, gente de mentalidad liberal. Qué pena que en Washington, y más en Bruselas, la esperanza sea lo último que se pierda.

© Versión original (en inglés): Commentary
© Versión en español: Revista El Medio
 

La entrada Los inmoderados 'moderados' de Irán aparece primero en Revista El Medio.

]]>
http://elmed.io/los-inmoderados-moderados-de-iran/feed/ 0
Trump ha entregado Siria a Putin http://elmed.io/trump-ha-entregado-siria-a-putin/ http://elmed.io/trump-ha-entregado-siria-a-putin/#comments Thu, 23 Nov 2017 08:44:45 +0000 http://elmed.io/?p=24623 Pero Moscú sigue necesitando a Washington, y habría que hacérselo notar.

La entrada Trump ha entregado Siria a Putin aparece primero en Revista El Medio.

]]>
  • Trump ha entregado Siria a Putin
  • Michael Crowley sostiene que EEUU sigue desaparecido del escenario sirio y que el autócrata ruso es quien se está erigiendo en árbitro de la situación. Con todo, apunta que Moscú sigue necesitando a Washington y que Trump tiene ahí una interesante baza que jugar.

    Meses después de que ordenara un ataque aéreo contra una base del régimen sirio, acción que sus ayudantes dijeron que daría Estados Unidos renovada influencia en Oriente Medio, el presidente Donald Trump se ha ido convirtiendo en un mero testigo de los acontecimientos, mientras el presidente ruso, Vladímir Putin, lleva la delantera en la conformación de la Siria de posguerra.

    (…)

    “Putin ha ganado en Siria”, afirma Ilan Goldenberg, que trabajó en cuestiones relacionadas con Oriente Medio para el Pentágono y el Departamento de Estado con el presidente Barack Obama. “En parte ha sido culpa de Obama y en parte culpa de Trump”.

    (…)

    Putin aún necesita contar con Estados Unidos para cualquier proceso de paz en Siria, dicen los expertos regionales. El líder ruso no quiere [asumir] las responsabilidades económicas, políticas y de seguridad de mantener el país unido.

    Esto podría representar una oportunidad diplomática para Trump, que aún tiene que ofrecer una estrategia para obtener concesiones de Putin a cambio del apoyo americano.

    “Y no hay indicios de que, pese a las atrevidas maniobras de Mohamed ben Salman, Arabia Saudí tenga opciones de revertir la tendencia”, añade Jonathan Spyer en el artículo que acaba de publicar en Foreign Policy.

    El enfrentamiento entre Arabia Saudí y Teherán está teniendo lugar en unas zonas de Oriente Medio en las que, en la última década, los Estados han dejado parcialmente de funcionar –Irak y el Líbano– o colapsado por completo, como en Siria y el Yemen (…).

    Por ahora, en cada caso, los iraníes llevan clara ventaja. (…) Por ahora, los iraníes han (…) ganado en el Líbano, están ganando en Siria e Irak y están desangrando a los saudíes en el Yemen.

    (…) Hacer retroceder a los iraníes, directamente o en alianza con fuerzas locales, casi con toda seguridad dependería no de los saudíes o de Emiratos, sino de la implicación de EEUU –y, en el caso del Líbano, quizá de Israel.

    El influyente periodista israelí Ben-Dror Yemini arremete contra la conocida ONG, a la que acusa de dejar de lado su objetivo fundacional para convertirse en un puntal de la campaña internacional para la demonización del Estado judío.

    Israel debería estar orgullosa de tener activas organizaciones pro derechos humanos, como Breaking the Silence. A los soldados les permite exponer los errores, y sin duda hay. El problema es que en los últimos años dicha organización ha cambiado por completo.

    BtS, que echó a andar exponiendo los errores en un intento de corregirlos, se ha convertido en una organización que difunde sin cesar mentiras contra el Estado de Israel.

    (…)

    El cambio registrado en BtS es fruto de su financiación. Cuando recibes dinero de entidades pro BDS [Boicot, Desinversiones y Sanciones contra Israel], te conviertes en parte del movimiento BDS y la tuya ya no es una lucha por arreglar las cosas sino una lucha al servicio de una campaña que rechaza la mera existencia de Israel.

    La entrada Trump ha entregado Siria a Putin aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/trump-ha-entregado-siria-a-putin/feed/ 0
    El presidente del Líbano llama a 'resistir' ante Israel "por todos los medios" http://elmed.io/el-presidente-del-libano-llama-a-resistir-ante-israel-por-todos-los-medios/ http://elmed.io/el-presidente-del-libano-llama-a-resistir-ante-israel-por-todos-los-medios/#comments Wed, 22 Nov 2017 10:42:16 +0000 http://elmed.io/?p=24616 Michel Aún vuelve a salir en defensa de los terroristas de Hezbolá.

    La entrada El presidente del Líbano llama a 'resistir' ante Israel "por todos los medios" aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    El jefe del Estado libanés, el cristiano Michel Aún, que debe su puesto a la islamista Hezbolá, ha vuelto a salir en defensa de la organización terrorista chií de obediencia iraní afirmando que Israel representa una amenaza para el País del Cedro y que los libaneses están en su derecho de “resistir y frustrar sus planes por todos los medios a su disposición”.

    Israel se retiró del Líbano hace ya 17 años, si bien hubo de regresar en 2006, luego de que Hezbolá diera inicio a la guerra de ese año secuestrando y asesinando a unos soldados israelíes. Ese mismo año, una vez concluida la contienda, volvió a retirar a todos sus hombres.

    La entrada El presidente del Líbano llama a 'resistir' ante Israel "por todos los medios" aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/el-presidente-del-libano-llama-a-resistir-ante-israel-por-todos-los-medios/feed/ 1
    La 'Realpolitik' de Riad http://elmed.io/la-realpolitik-de-riad/ http://elmed.io/la-realpolitik-de-riad/#comments Wed, 22 Nov 2017 10:21:12 +0000 http://elmed.io/?p=24614 Mohamed ben Salman no está atacando al Líbano, sino diciendo "¡basta!".

    La entrada La 'Realpolitik' de Riad aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    ¿Qué tratan de hacer los saudíes en el Líbano? Es evidente que han forzado la dimisión del primer ministro, Saad Hariri. ¿Quieren desestabilizar el país? ¿Dinamitar su Gobierno? ¿Estamos, como dicen muchos, ante otra muestra de la incompetencia y extralimitación del príncipe heredero, Mohamed ben Salman? ¿Demuestra esto, una vez más, que el cargo le viene grande?

    Yo opino que no. Al contrario: la nueva estrategia saudí, más dura, me parece más realista y (a qué sorprenderse) acorde con la nueva estrategia israelí. Y ninguna de las dos son acciones, sino reacciones a la realidad de que Hezbolá controla el Líbano.

    Primero, un poco de historia. En la guerra de 2006, Israel distinguió claramente entre Hezbolá y el Líbano. Los ataques israelíes diezmaron a Hezbolá y no tuvieron por objetivo primordial las infraestructuras libanesas. Por ejemplo, para inutilizar el aeropuerto de Beirut, los israelíes atacaron la pista, imposibilitando los despegues y los aterrizajes. No causaron ningún daño en la terminal y los hangares, para que tras el fin de las hostilidades se pudiera enseguida volver a asfaltar la pista y reanudar el tráfico aéreo. Igualmente, recuerdo que visité Beirut con la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, en pleno conflicto y pude ver el alto faro del puerto. Un misil israelí había atravesado su parte superior, arrancándole el foco reflector. No causó daños importantes a la estructura, así que sólo se necesitaba un nuevo foco para que el faro volviese a estar operativo. Israel puso gran empeño en evitar graves daños a la infraestructura nacional libanesa, por mucho que el Gobierno libanés afirme lo contrario.

    En mayo de 2008, Hezbolá puso fin a una crisis de Gobierno originada por su propio poder recurriendo a las armas –supuestamente, para proteger al país de Israel–, a fin de hacerse con el control de las calles de Beirut y, de hecho, de todo el país. The New York Times citó a un experto sobre Hezbolá que concluyó: “Efectivamente, esto es un golpe de Estado”.

    Desde entonces, el poder de Hezbolá ha crecido, y también su dominio sobre el Líbano. En la guerra de Siria (de 2012 en adelante), Hezbolá ha actuado como legión extranjera de Irán y enviado a miles de chiíes libaneses a luchar al otro lado de la frontera. Un reportaje de The New York Times del pasado agosto resumía así la situación:

    [Hezbolá] ha ampliado rápidamente el ámbito de sus operaciones. Ha enviado legiones de combatientes a Siria. Ha enviado instructores a Irak. Ha respaldado a los rebeldes en el Yemen. Y ha ayudado a organizar un batallón de milicianos afganos que pueden luchar casi en cualquier parte. En consecuencia, Hezbolá es no sólo una potencia por sí misma, sino uno de los instrumentos más importantes en la pugna por la supremacía regional de su patrocinador: Irán. Hezbolá participa en casi todas las batallas que son importantes para Irán y, más significativamente, ha ayudado a reclutar, instruir y armar a un abanico de nuevos grupos de milicianos que también están promoviendo los intereses de Irán.

    El reportaje acababa indicando que quedaban pocos contrapesos al poder de Hezbolá en el Líbano. A lo largo de 2017, los israelíes han estado advirtiendo de que ya no se puede seguir distinguiendo entre Hezbolá y el Líbano. Simplemente, Hezbolá está dirigiendo el país. Aunque deja los asuntos administrativos, como el pago a los funcionarios, el asfaltado de las carreteras y la recogida de basuras, al Estado, no se puede tomar ninguna decisión importante sin su consentimiento.

    El presidente del Líbano tiene que ser, según la Constitución, cristiano. Hoy, ese hombre es Michel Aún, aliado de Hezbolá desde 2006. Por eso consiguió la Presidencia en 2016. Como dijo un analista del Institute for National Security de Israel:

    Hezbolá dio su firme apoyo a Aún para que fuese presidente, y ese ha sido (…) el acuerdo entre el partido de Aún y Hezbolá. Hezbolá ha cumplido su parte del trato. Con esta elección (…) vemos cómo Hezbolá consolida [sus] alianzas políticas y su posición en el Líbano.

    Tony Badran, investigador de la Foundation for Defense of Democracies especializado en el Líbano, coincidió:

    En lo que se refiere al verdadero equilibrio de poder, al verdadero poder sobre el terreno, al margen de la política, al margen de los gabinetes, al margen de las mayorías parlamentarias, lo tiene Hezbolá.

    Las Fuerzas Armadas Libanesas (FAL), receptoras de ayuda estadounidense, se están imbricando cada vez más con Hezbolá. David Schenker, del Washington Institute for Near East Policy, describe así la situación:

    En abril de 2017, Hezbolá llevó a más de una decena de periodistas internacionales a recorrer la frontera del Líbano con Israel, pasando alegremente por varios puntos de control atendidos por órganos de los servicios de inteligencia y unidades de las FAL, lo que sugería un alto grado de coordinación. Al mes siguiente, Hezbolá transfirió varios de sus puestos de observación en la frontera siria a las FAL (…) Por último, a finales de junio, las FAL enviaron a 150 cadetes a visitar el museo de la guerra de Hezbolá en Mlita, cerca de Nabatiya, un santuario (…) de la ‘resistencia’ de la organización frente a Israel.

    ¿Qué significa todo esto para el Líbano? El verano pasado, Badran, en un artículo titulado “Lebanon is Another Name for Hezbollah” (“El Líbano es otro nombre de Hezbolá”), concluía: “El Estado libanés (…) es peor que una farsa. Es una fachada”.

    Esa es la situación ante la que Mohamed ben Salman está reaccionando. El hombre clave para mantener esa fachada ha sido el primer ministro, que por la Constitución tiene que ser suní y es Saad Hariri. Hariri es hijo de Rafik Hariri, el ex primer ministro asesinado en 2005 (casi seguramente en una operación conjunta de Hezbolá y el régimen sirio de Asad). Mohamed ben Salman ve que su país corre el peligro de verse emparedado entre un Irak dominado por Irán y un Yemen dominado por Irán, mientras que Irán –y Hezbolá– domina cada vez más Siria y también el Líbano. Saad Hariri siempre ha estado sometido a las presiones saudíes, en gran parte porque su familia hizo su fortuna en Arabia Saudí y aún hoy depende de la munificencia saudí. Mohamed ben Salman debe de haberse preguntado por qué estaba pagando para mantener esa fachada, apoyando a un Gobierno libanés que no gobierna y que en su lugar deja a Hezbolá campar a sus anchas. De hecho, Hezbolá forma parte de la coalición de Gobierno de Hariri, y su dimisión hace que esa coalición se venga abajo.

    Además de a Hariri, los saudíes tienen varias formas de presionar económicamente al Líbano. Podrían retirar los 860 millones de dólares que depositaron en el Banco Central libanés con el fin de estabilizar la moneda local. Los giros que envían los libaneses que trabajan en el extranjero son fundamentales para la economía del país, constituyen en torno al 15% del PIB, y los libaneses que trabajan en Arabia Saudí y sus aliados del Golfo aportan una parte significativa de esa cantidad; esos trabajadores podrían empezar a ser devueltos a casa. El 80% de la inversión directa extranjera en el Líbano proviene del Golfo, y podría caer abruptamente. Por último, los turistas del Golfo son una parte fundamental del sector turístico libanés, tanto en cantidad como en gasto per cápita. “El número de turistas saudíes aumentó un 86,77% en los primeros siete meses de 2017 respecto al mismo periodo el año anterior”, informó el Daily Star de Beirut en agosto; pero ahora Arabia Saudí y otros países del Golfo han dicho a sus nacionales que abandonen el Líbano. Eso será un duro golpe a la industria turística libanesa.

    ***

    ¿Por qué castigar al Líbano? Es indudable que dichas medidas podrían perjudicar a todos los libaneses, pero de eso se trata. Los saudíes ya no están dispuestos a apoyar al Líbano mientras sirva de base al ejército de Hezbolá y sus actividades terroristas en complot con Irán. Están planteando una pregunta distinta: ¿qué hay que hacer para que los libaneses presionen a Hezbolá a fin de que cese en su actitud y permita al Gobierno libanés volver a gobernar? ¿Es posible que si todos los libaneses –no sólo los suníes, los cristianos y los drusos, también los chiíes– pagan un precio más alto por el servilismo de Hezbolá a Irán, la propia Hezbolá empiece a preocuparse por su base política libanesa? Una estimación de Newsweek situaba la cifra de bajas de Hezbolá en Siria en 2.000-2.500 muertos y 7.000 heridos, lo que significa que todas las localidades y la mayoría de las familias chiíes han sufrido alguna pérdida. La población chií es aproximadamente de un millón, así que alrededor del 1% de los chiíes libaneses han sido heridos o perdido la vida luchando por Irán en Siria; y cada muerte afecta, lógicamente, a un grupo familiar más amplio.

    Así las cosas, no es Mohamed ben Salman quien está poniendo en peligro al Líbano; no son los saudíes los que están implicando al Líbano en las guerras de la región; no son las políticas saudíes las que amenazan con arruinar la política de coaliciones del Líbano. Sino las acciones de Hezbolá, que abandona cualquier función nacional para poder servir de refuerzo y legión extranjera de Irán. Lo que están haciendo los saudíes es decir: basta, vamos a empezar a describir la realidad libanesa en vez de a taparla. Vamos a dejar de financiar una situación que permite a Hezbolá alimentarse del Estado libanés, dominarlo y utilizarlo como plataforma para el terrorismo y la agresión en Oriente Medio, todo en defensa de Irán.

    Por supuesto, no hay ninguna garantía de que esta estrategia vaya a funcionar: los libaneses podrían tener demasiado miedo a Hezbolá. Y el éxito de aquélla pasa por la acción de Estados Unidos y sus aliados, particularmente Francia. Si todos los amigos del Líbano adoptaran la misma estrategia, exigiendo que se pusieran límites al control de Hezbolá sobre el país y el Estado, podríamos dar fuerza a los ciudadanos y a los políticos libaneses para que protestaran contra el poder absoluto de Hezbolá. La ayuda económica al Líbano y la ayuda militar a su Ejército se deberían supeditar a que se haga retroceder a Hezbolá y se recupere la independencia libanesa. Se debería explicitar más el precio que está pagando el Líbano por Hezbolá, así como disminuir los beneficios que saca Hezbolá de su control sobre el Líbano –y hacerlos objeto de una mayor controversia–.  

    ¿Son éstas peticiones descabelladas? Al contrario, son de hecho las que exige la resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU, adoptada en 2006 para poner fin a la guerra entre Hezbolá e Israel. Vale la pena recordar cómo empezó esa guerra: con un ataque no provocado de Hezbolá contra Israel, en el que mató y secuestró a soldados israelíes. La resolución 1701 incluye estas cláusulas:

    Hace hincapié en la importancia de que se amplíe el control del Gobierno del Líbano a todo el territorio libanés [y de] que ejerza su plena soberanía, de manera que no haya armas sin el consentimiento del Gobierno del Líbano ni otra autoridad que la del Gobierno del Líbano;

    Pide (…) el desarme de todos los grupos armados del Líbano para que, de conformidad con la decisión del Gobierno del Líbano de fecha 27 de julio de 2006, no haya más armas ni más autoridad en el Líbano que las del Estado libanés;

    En otras palabras, lo que los saudíes están pidiendo es lo que el Consejo de Seguridad de la ONU pidió unánimemente hace una década, y el Gobierno libanés aceptó días más tarde. Ahora, Hezbolá está empujando de nuevo al Líbano a conflictos letales, entre los que podría contarse una nueva guerra con Israel. Esos peligros no se evitarán escondiendo la cabeza bajo tierra, ni el Líbano recuperará su soberanía ignorando que Hezbolá está destruyéndola. La mejor forma de avanzar es contar la verdad de la situación en el Líbano y utilizar la presión diplomática y económica para aflojar el puño de hierro de Hezbolá.

    © Versión original (en inglés): The Weekly Standard
    © Versión en español: Revista El Medio
     

    La entrada La 'Realpolitik' de Riad aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/la-realpolitik-de-riad/feed/ 0
    Lecciones mediáticas de la crisis catalana http://elmed.io/lecciones-mediaticas-de-la-crisis-catalana/ http://elmed.io/lecciones-mediaticas-de-la-crisis-catalana/#comments Tue, 21 Nov 2017 19:28:02 +0000 http://elmed.io/?p=24608 Lo que los medios españoles han denunciado en la cobertura internacional de la crisis catalana es lo que llevan años haciendo con Israel.

    La entrada Lecciones mediáticas de la crisis catalana aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    ¿Cuántos heridos hubo en realidad el 1-O?, se preguntaba el diario El País, en un cuidadoso artículo en el que analizaba la cifras ofrecidas por el Gobierno catalán y desmontaba la afirmación recurrente de que había sido una carga policial sin precedentes en Europa.

    Peter Preston, exdirector de The Guardian, alertaba desde las páginas del diario británico de que la “falta de comprobación de las fotografías de aquellos que supuestamente resultaron heridos en movilizaciones independentistas recientes no hicieron ningún favor al periodismo” y de que “las informaciones sobre lo que ocurrió –incluido el detalle de aquellos 893 votantes heridos– no se habían comprobado de forma independiente” (agencia EFE, 18/10/17). Recordemos que el mismo The Guardian había dado por válidas esas cifras en un editorial anterior.

    El diario El Mundo, por su parte, destacaba la labor de cuentas como @MalditoBulo a la hora de desarticular ”falsos heridos, banderas de Photoshop” y otros bulos virales del 1-O.

    La proliferación en redes de las imágenes de cargas policiales y su inmediatez, ligada a unos prejuicios respecto a España aún vigentes, facilitaron la propagación del bulo como la pólvora. Nada resulta más fácil que alimentar un discurso maniqueo basado en estereotipos: Estado opresor reprime a pueblo que tan sólo pide libertad. Para ponerlo en una versión más burda y disparatada, si cabe: franquismo contra república.

    Hasta aquí, nada nuevo bajo el sol. Bastaba con conmover.

    Pero el problema surgió cuando las mentiras y las descontextualizaciones saltaron de las redes a los medios de comunicación. Una cosa es la maraña de opiniones y ladridos sueltos por la red y otra muy distinta cuando la información es ofrecida con el sello de calidad de quien presenta una imagen profesional y fundada en parámetros periodísticos. Y en las primeras horas que siguieron al 1-O los medios internacionales compraron un discurso que si bien alimentaba un imaginario colectivo de luchas épicas por la igualdad, no ofrecía una imagen completa de los hechos y permitía que se colaran datos sin contrastar. Entre esos medios se contaban algunos de los más prestigiosos, como The New York Times, The Times o Le Nouvel Observateur. ¿Como poner en duda lo que escriben los guardianes de la verdad?

    Lo siguiente fue una labor rigurosa de varios medios españoles para desmontar una a una las mentiras que se habían colado en esos artículos, destapando incluso conexiones e intereses políticos internacionales escondidos detrás del discurso independentista, y ante los cuales los medios internacionales habían cerrado los ojos en un principio.

    Cierto es que la historia del cuarto poder está plagada de periodistas que se dedicaron a inventar, más que a informar. Nombres propios como los de Janet Cooke y Stephen Glass se han convertido en paradigma del fraude informativo. Por ello, sorprende la sorpresa de los medios españoles ante el descrédito del que España estaba siendo víctima.  

    Porque esto no sucedió de la noche a la mañana. La laxitud de los mismos medios a la hora de contrastar la información, de dejarse seducir por la fuente fácil pero no necesariamente la más fiable, la tendencia a convertirse en juez y parte, la voluntad de imponerse la misión de emocionar por sobre la de indagar y comunicar, dar a conocer, etc., son el pan nuestro de cada día. Mas, en tanto afectó a otras causas, a otros países, los medios no alzaron la voz; antes bien, alimentaron el trabajo descuidado. “Después vinieron a por mí, pero ya era demasiado tarde”.

    Y como ya había alertado Albert Einstein, es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio. Los hechos fríos y objetivos se enfrentaron ante una maraña de emociones y subjetividades que aún hoy enturbian la lectura de los acontecimientos.

    En organizaciones como Camera, desde la que llevamos años desmontando las incorrecciones periodísticas y los bulos respecto a Israel convertidos en material pretendidamente informativo, comprendemos perfectamente el desafío al que se enfrentan. La mentira es una frase. No precisa nada más que un medio de dispersión. Desmontarla requiere horas de trabajo, de contrastar información y dar explicaciones que se alejan del eslogan de fácil consumo. Y siempre se llega tarde: la emotividad ya ha inundado a la sociedad eficazmente.

    Así, llevamos años denunciando el doble rasero de los medios, que a diario ofrecen crónicas con datos sin contrastar en las que se romantiquiza una lucha para denigrar a su adversario, desposeyendo al lector de una versión de los hechos objetiva. Se subraya sistemáticamente la responsabilidad israelí a la hora de mantener vivo el conflicto, mientras los palestinos se muestran como meros objetos de la acción externa. Así, la incitación al odio es silenciada, el adoctrinamiento ignorado, el empleo de escudos humanos ocultado, las cifras y las fuentes no son contrastadas, se emplean fotografías dudosas (cuando no pertenecientes a otros conflictos o a otras situaciones). En definitiva, los medios –junto a otros organismos e instituciones– forman parte del entramado de internacionalización del conflicto.

    Precisamente aquello que los medios españoles han denunciado, esa misma mala praxis que lamentan, es lo que llevan años practicando respecto del Estado judío: la transformación de los terroristas en héroes, la tergiversación la historia; se divulgan emotivos videos parciales, se recurre usualmente como única fuente de información a voces y a ONG  sin explicar que son parte interesada en el conflicto, y la lista sigue…

    Demasiados elementos en común como para ignorarlo.

    Hay lecciones periodísticas que sacar de esta crisis. Los medios deben frenar la caída en picado que sufre su credibilidad. Es hora de alejarse del activismo y de volver a reivindicar la profesión: su código deontológico como pilar fundamental. Es preciso dejar de contar la historia que se querría que sucediera y volver empezar a contar la que de verdad sucede. Incluir en la redacción equipos propios de periodistas que se encarguen de corroborar las historias, sus datos, las fuentes y contrastar. Un control interno alejado de las agendas políticas.

    Es hora de recurrir a Kant y su imperativo categórico a la hora de informar; que la máxima de la acción valga como una ley universal. No se puede criticar lo que hacen otros y vanagloriarse de… hacer lo mismo. El rigor a la hora de informar debe ser el mismo, se trate del tema que se trate. La laxitud y la mentira crecen mucho más fácilmente en terreno previamente abonado.

    La entrada Lecciones mediáticas de la crisis catalana aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/lecciones-mediaticas-de-la-crisis-catalana/feed/ 1
    Netanyahu prepara su histórica visita a las instituciones europeas http://elmed.io/netanyahu-prepara-su-historica-visita-a-las-instituciones-europeas/ http://elmed.io/netanyahu-prepara-su-historica-visita-a-las-instituciones-europeas/#comments Tue, 21 Nov 2017 08:51:55 +0000 http://elmed.io/?p=24606 Hasta la fecha, ningún jefe de Gobierno israelí se ha dirigido a una institución comunitaria.

    La entrada Netanyahu prepara su histórica visita a las instituciones europeas aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    Según informa Tovah Lazaroff en el Jerusalem Post, se espera que en diciembre Lituania invite al primer ministro israelí a reunirse con los 28 ministros de Exteriores de la UE en un almuerzo previo al encuentro mensual que celebran estos.

    Hasta la fecha, ningún jefe de Gobierno israelí se ha dirigido a una institución comunitaria, y la última visita oficial de un primer ministro del Estado judío a la UE tuvo lugar en 1995, cuando desempeñaba el cargo Simón Peres.

    La entrada Netanyahu prepara su histórica visita a las instituciones europeas aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/netanyahu-prepara-su-historica-visita-a-las-instituciones-europeas/feed/ 0
    Israel: cunde la preocupación por la actitud de la Administración Trump http://elmed.io/israel-cunde-la-preocupacion-por-la-actitud-de-la-administracion-trump/ http://elmed.io/israel-cunde-la-preocupacion-por-la-actitud-de-la-administracion-trump/#comments Tue, 21 Nov 2017 08:37:39 +0000 http://elmed.io/?p=24604 La política mesoriental sume en el desconcierto a buena parte de la opinión israelí.

    La entrada Israel: cunde la preocupación por la actitud de la Administración Trump aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
  • Israel: cunde la preocupación por la actitud de la Administración Trump
  • Eso es lo que sostienen Brian Katulis y Yoram Schweitzer, del Center for American Progress, que acaban de estar en Israel y afirman haber percibido gran inquietud por lo que se percibe como desconcertante imprecisión de la política mesoriental del Gobierno norteamericano.

    Lo que hemos escuchado el mes pasado en Israel sobre Irán tenía menos que ver con el destino del acuerdo nuclear y más con la preocupación suscitada por los evidentes vacíos en la estrategia norteamericana de poner freno a las acciones desestabilizadoras de Irán y al apoyo de Teherán a grupos terroristas en todo Oriente Medio.

    (…)

    (…) la posición poco clara y descoyuntada de la Administración Trump sobre Oriente Medio está desconcertando a aliados clave [de EEUU] como Israel, mientras deja el campo libre a la emergente coalición de Rusia, Irán, Siria y el Líbano. Numerosos israelíes se mostraron consternados cuando el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lávrov, aseveró [la semana pasada] que la presencia de Irán en Siria es legítima y que no forzarían a las milicias chiíes alineadas con Teherán a retirarse de sus posiciones próximas a la frontera sirio-israelí.

    (…)

    En ausencia de un enfoque norteamericano más coherente, las potencias de Medio Oriente seguirán poniendo a prueba los límites de su poder.

    No esperen que Netanyahu vaya a arriesgar la vida de sus soldados en el Líbano porque así lo quiere el nuevo hombre fuerte de Arabia Saudí, el príncipe heredero Mohamed ben Salman, advierte en esta pieza para Foreign Policy Amos Harel. Sí, dice el analista israelí: Arabia Saudí e Israel comparten interés en poner freno a la expansión iraní en la región, especialmente en un país tan importante para ambos como el Líbano; pero eso no quiere decir, añade, que Jerusalén quiera iniciar un nuevo conflicto con su vecino del norte.

    El primer ministro [de Israel], Benjamín Netanyahu, siempre ha sido extremadamente cauteloso a la hora de enredarse en asuntos exteriores. En sus casi 12 años en el cargo, sólo ha emprendido dos operaciones en la Franja de Gaza (…), y sólo tras ser directamente provocado por Hamás. En comparación, su predecesor, Ehud Olmert, fue a la guerra en el Líbano en 2006 y en Gaza en 2008, y se las apañó para bombardear una planta nuclear siria entre medias.

    Es difícil imaginar a Netanyahu, que sólo ha reconocido uno de las decenas de ataques de la fuerza aérea israelí contra convoyes de armas de Hezbolá en Siria, abandonando ahora toda precaución y asumiendo la apuesta saudí. Si Hezbolá no quiere una guerra en este momento, ¿por qué debería iniciarla Israel? Desencadenar una guerra es siempre un asunto especialmente delicado en la arena política israelí, y con Netanyahu soportando una enorme presión por sus problemas legales, sería muy impropio de él que emprendiera ese rumbo.

    En Al Arabiya, el periodista saudí Masari Alzaidi llama a todos los árabes –de hecho, a toda la comunidad internacional– a plantar cara a la República Islámica de Irán, a la que acusa de ser un agente profundamente perturbador de la estabilidad regional.

    La amenaza del proyecto jomeinista no perdona a nadie. Es un golpe en curso contra todos. (…)

    En resumidas cuentas: esto no es sólo una batalla de Arabia Saudí. Es la batalla de todos los árabes y todos los musulmanes, o incluso de todos los seres humanos, contra un régimen que incita a la sedición. Quien no libre la batalla hoy bajo sus propias condiciones será golpeado por los villanos.

    La reciente declaración ministerial árabe de que ha llegado la hora de librar a la región de la amenaza iraní debe traducirse en hechos.

    La entrada Israel: cunde la preocupación por la actitud de la Administración Trump aparece primero en Revista El Medio.

    ]]>
    http://elmed.io/israel-cunde-la-preocupacion-por-la-actitud-de-la-administracion-trump/feed/ 0