Revista de Prensa

Europa: haz caso a Hezbolá

 

desfile hezbolá

El diario español El País publica un artículo del congresista norteamericano Ted Deutch y del exministro israelí Yair Lapid en el que se pide a la UE que se deje de contemporizaciones y declare organización terrorista al peón libanés de la República Islámica de Irán.

La semana pasada, la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó la Resolución 359, por la que pide a la Unión Europea que reconozca el hecho de que Hezbolá, toda Hezbolá, es una organización terrorista. Uno de nosotros hizo la propuesta de resolución y el otro está completamente de acuerdo. Pero los dos estamos asombrados de que fuera necesario llegar a eso. ¿Cómo puede haber alguien en Europa que no crea que Hezbolá es una organización terrorista, cuando la propia Hezbolá lo confirma una y otra vez? No solo de palabra, sino de obra: asesinatos, bombas y ataques con misiles.

(…)

Lo sorprendente es que toda esta información [sobre los crímenes de Hezbolá], fácil de obtener, no basta para convencer a la Unión Europea de que califique de organización terrorista a toda Hezbolá. Su argumento es que la organización tiene un brazo político, separado del brazo militar, con el que es posible mantener relaciones diplomáticas.

Esa es una distinción falsa. Hezbolá ha dejado claro en muchas ocasiones que es imposible separar los dos brazos. Ellos son los primeros en reconocer que son una misma organización bajo una misma dirección y que Nasrallah aprueba personalmente cada atentado terrorista.

(…)

Instamos a la Unión Europea a seguir los pasos de Francia y Holanda y califique a Hezbolá –toda Hezbolá– como una organización terrorista. Necesitamos que nuestros socios se unan a la coalición mundial contra Hezbolá e impida sus actividades en Europa. El terrorismo no se combate con palabras, sino con actos.

David Parsons, vicepresidente de International Christian Embassy Jerusalem, denuncia en esta pieza la campaña palestina contra el célebre documento histórico que sentó las bases del reconocimiento internacional del futuro Estado de Israel.

(…) todas y cada una de las naciones árabes del Oriente Medio actual remiten sus reclamos legales de independencia a la misma serie de decisiones y decisores que crearon el Israel moderno. Todo empezó con la Declaración Balfour, cuando unos estadistas británicos cristianos empezaron a cerrar la puerta de la era colonial, a la que pusieron fin las propias naciones occidentales.

Así que arremeter contra la Declaración Balfour como un acto de colonialismo no sólo es incorrecto históricamente, sino que pondría en cuestión las demandas de soberanía de una serie de naciones árabes.

No es algo en lo que los palestinos debieran afanarse.

En Al Arabiya, la periodista bareiní Sawsán al Shaer se muestra exultante con las reformas que están introduciéndose en Arabia Saudí, y pide a los críticos que cesen en su actitud y compartan su entusiasmo.

Ha llegado la hora de que los escépticos dejen de entornar los ojos, de expresar sus dudas y sorpresas, y empiecen a sumergirse en la ola reformista que está teniendo lugar en el Reino de Arabia Saudí.

Todo el mundo, incluyendo los ciudadanos de los países árabes y del GCC [Consejo de Cooperación del Golfo], debe ser consciente de que el renacimiento saudí [trasciende al propio Reino], y tiene un impacto mayor del que pueda pensarse.

Estamos ante una revolución socioeconómica lanzada por los líderes de un país de líderes, abierta a todo aquel que quiera participar en ella. Este renacer es lo suficientemente grande para dar cabida a todo el mundo.