Revista de Prensa

¿Está barajando Obama derrocar a Bashar al Asad?

 

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.
"Obama podría decidir derrocar a Bashar al Asad como medio necesario para centrarse después en acabar con la amenaza del Estado Islámico"

Según ha informado la cadena CNN en un reportaje especial, el presidente norteamericano ha pedido a sus asesores que revisen la estrategia de Washington en el conflicto sirio, después de determinar que puede que no sea posible derrotar al Estado Islámico sin acabar antes con el régimen de Bashar al Asad. Sin embargo, una fuente oficial del Consejo Nacional de Seguridad de la Casa Blanca ha aclarado que “la estrategia respecto a Siria no ha cambiado”.

La polémica misiva que el presidente norteamericano envió a Alí Jamenei ya ha sido respondida, según fuentes oficiales de Teherán, aunque no se ha aclarado si el autor de la respuesta es el propio líder supremo. En su mensaje, Obama proponía una serie de medidas conjuntas para combatir al Estado Islámico en la región y otras destinadas a avanzar en las negociaciones sobre el programa nuclear iraní.

Mohamed Fneish, ministro del brazo político de la organización terrorista chií libanesa, ha atribuido a la intervención extranjera la prolongación de la guerra de Siria. En una entrevista para la cadena británica BBC, Fneish ha asegurado que la guerra podría acabar en meses si los poderes extranjeros dejaran de apoyar a los rebeldes sirios.

El Consejo de Seguridad de la organización quiere que el Líbano cuente con un nuevo jefe del Estado lo antes posible para garantizar la estabilidad de un país afectado por la guerra en Siria, país con el que comparte frontera.

El Líbano está sin presidente desde el pasado mes de mayo, a causa de los desacuerdos entre los grupos parlamentarios.

Los soldados iban a bordo del navío USS Ross y, aunque desembarcaron sin sus uniformes, fueron identificados por un grupo de manifestantes. Precisamente en ese momento se llevaba a cabo una concentración contra la presencia de la OTAN en Turquía y sus miembros lanzaron pintura a los estadounidenses, incluso les colocaron bolsas de plástico sobre la cabeza al grito de “Yankis, idos a casa”.

Ante el temor de que estas agresiones fueran en aumento, los soldados tuvieron que huir a la carrera por el puerto. Los manifestantes portaban una pancarta de la Asociación de la Juventud, de tendencia izquierdista.

El joven, de 17 años y residente de Ramala, pretendía agredir con un objeto punzante al conductor del vehículo en mitad del trayecto a Jerusalén, a fin de causar una masacre.

Al registrar su mochila, la Policía le confiscó un cuchillo y un destornillador, con los que pretendía apuñalar al chófer para hacer que el autobús perdiera el control y provocar el mayor número de víctimas posible.