Imaginario

España quiere que Israel juegue en una ciudad oficialmente antiisraelí

 

BDS.

Estupefacción en el Estado judío ante la decisión de las autoridades deportivas españolas de que las selecciones de fútbol de ambos países disputen un partido oficial en Gijón, cuyo ayuntamiento se ha sumado al movimiento antiisraelí BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones), que tiene por objetivo aislar internacionalmente a Israel.

“Nos pone enfermos que el equipo tenga que ir y jugar en un lugar que está boicoteando al Estado de Israel”, han declarado funcionarios israelíes a la versión en inglés del diario israelí Yediot Aharonot. “No nos queda claro por qué, de todos los lugares posibles, España ha decidido celebrar el partido en esa ciudad”.

El encuentro, clasificatorio para el próximo Mundial de Rusia (2018), está previsto para el 24 de marzo del año que viene.