Revista de Prensa

Israel acusa a Asad de seguir almacenando armas químicas

 

Bashar Asad.
"El Senado aprobó anoche de forma aplastante los planes de Obama de armar a la oposición siria y prestarle ayuda económica y entrenamiento militar"

Eso es lo que sostienen fuentes de la Inteligencia israelí, las cuales aseguran que Damasco mantiene retenidas diversas partidas de armas prohibidas listas para su uso, tales como misiles y bombas aéreas cebados con gas sarín. Según las fuentes consultadas por The Jerusalem Post, la información sobre las armas químicas escondidas por el régimen de Asad habría sido mantenida en secreto para no perjudicar la entrega de armamento acordada con la comunidad internacional.

Un total de 21 poblaciones cercanas a la ciudad de Ain al Arab, en la provincia de Alepo, han sido tomadas en las últimas horas por yihadistas del EI, lo que ha provocado que las fuerzas opositoras que combaten a los terroristas reclamen la colaboración de los combatientes kurdos para frenar su avance en la región. Los mandos militares estadounidenses presentes en la zona ya habían advertido de que sin la colaboración de los peshmergas será muy difícil derrotar a los yihadistas del Estado Islámico.

Con este último trámite legislativo quedó anoche formalmente ratificada la solicitud de la Casa Blanca de prestar colaboración a la oposición siria al objeto de que se sume a la batalla contra el Estado Islámico. El resultado de la votación fue de 78 votos a favor por 22 en contra, con lo que Obama obtiene la autorización para ayudar con armas y entrenamiento a los opositores a Bashar al Asad como parte de su estrategia para erradicar el yihadismo en Oriente Medio. Además, la Casa Blanca ha comprometido una partida de 500 millones de dólares en la misión, aunque no se ha especificado el armamento concreto en que se empleará.

François Hollande ha accedido a la petición del gobierno iraquí y facilitará apoyo aéreo a las fuerzas que luchan contra el Estado islámico. El presidente francés precisó que los bombardeos franceses sólo tendrán como objetivo las posiciones del grupo yihadista en Irak y no en la vecina Siria. También insistió en que su país, al igual que EEUU, no enviará tropas terrestres.

El Gabinete propuesto por el primer ministro ha sido rechazado por tener más miembros de los que inicialmente había autorizado la Cámara. El Parlamento fijó en un máximo de 10 los miembros del futuro Gobierno mientras que Al Zini presentó un Ejecutivo con 16 carteras, motivo por el cual ha sido rechazado en su totalidad.

La decisión de las autoridades de aviación civil se ha adoptado a causa las revueltas organizadas por la minoría chií de los huzis en su intento por llegar a la capital yemení, Saná. Grupos armados huzis han atacado las instalaciones de la televisión pública y se han enfrentado con el Ejército en distintos choques producidos en la zona noroccidental de la ciudad. Según el comunicado oficial de los responsables de la seguridad aérea «la medida podría extenderse o reconsiderarse en función de la situación».