Revista de Prensa

Erdogan ensaya un acercamiento a Israel

 

El presidente de Tuquía Erdogan
"Kerry intenta preparar el terreno para una tercera ronda de conversaciones de los poderes mundiales sobre Siria"

«Tenemos mucho que ganar, nosotros, Israel, Palestina y la región, de un proceso de normalización«, ha declarado el presidente turco un grupo de periodistas.

«Tenemos tres condiciones», añadió Erdogan: «Una disculpa [por el incidente del Mavi Marmara, en el que murieron ocho ciudadanos turcos y un estadounidense de origen turco], lo cual se ha producido; compensaciones [a las víctimas del referido incidente], lo cual no se ha producido, y el levantamiento del embargo sobre Palestina», referencia esta última al bloqueo que Israel mantiene sobre la Franja de Gaza, controlada por la organización terrorista islamista Hamás.

En el año 2013 hubo un acercamiento entre Turquía e Israel, por mediación de Estados Unidos, a resultas del cual Israel ofreciói disculpas por el asalto al Mavi Marmara y se comprometió a indemnizar a las víctimas, pero el año pasado Erdogan volvió a la retórica incendiaria contra el Estado judío, al que acusó de perpetrar una barbarie en Gaza «que sobrepasa a Hitler».

Moscú ha argumenta que el disparo se realizó a modo de advertencia para evitar una colisión.

Los hechos se produjeron el domingo en el Mar Egeo, 13 millas al norte de la isla griega de Lemnos, y tuvieron por protagonistas a una fragata rusa y una embarcación turca, según un comunicado del Ministerio de Defensa ruso.

El ministro turco de Asuntos Exteriores, Mevlut Cavusoglu, ha anunciado que abrirán una investigación para esclarecer lo sucedido y advertido: «Si percibimos una situación amenazante, vamos a responder en consecuencia«.

Desde Qatar, Jaled Mesal ha elogiado los recientes ataques terroristas contra civiles judíos y ha asegurado que la actual oleada de atentados se debe a que los palestinos han llegado a la conclusión de que el proceso de paz es inútil y que, por tanto, el sendero de «la yihad, el sacrificio y la sangre» es la única vía que dará frutos.

El secretario de Estado estadounidense está ya en la capital rusa al objeto de solventar las diferencias con el presidente Vladímir Putin acerca del papel del dictador sirio, Bashar al Asad, en la salida negociada a la guerra.

Kerry intenta preparar el terreno para una tercera ronda de conversaciones de los poderes mundiales sobre Siria, mientras crecen las dudas de que el encuentro previsto para este próximo viernes en Nueva York vaya finalmente a tener lugar.

Los dos bandos en litigio, que mantienen un conflicto bélico que ya dura nueve meses, han aceptado un alto el fuego coincidiendo con el inicio de las negociaciones entre las partes en Suiza.

Las fuerzas de la coalición liderada por Arabia Saudí han anunciado el inicio de la tregua, pero se reservan el derecho a responder a cualquier ruptura del alto el fuego por parte de las milicias huzis.