Revista de Prensa

El terrorista Barguti, favorito en las elecciones palestinas

 

barguti_Snapseed
"El Líbano se enfrenta a un vacío de poder si antes del domingo no consigue encontrar un candidato de consenso para que el Parlamento lo convierta en el nuevo presidente"

Una encuesta realizada por el Centro Palestino para la Opinión Pública otorga al líder terrorista más sanguinario de Al Fatah la mayoría en los futuros comicios para la presidencia de la Autoridad Palestina.

Barguti, que cumple una sentencia de cinco cadenas perpetuas por haber planeado, dirigido y ejecutado atentados terroristas contra civiles israelíes, recibiría el apoyo del 33% de los votantes, en contraposición al 29% que lo haría por el actual líder palestino, Mahmud Abás. El director del estudio afirmó ayer: “Es hora de que el Sr. Barguti salga de prisión para darle la oportunidad de presentarse a las elecciones”.

El parlamento libanés no consiguió ayer sacar adelante la votación para elegir al sucesor de Michel Suleiman al frente del país ante la falta de quórum por el boicot del Movimiento 8 de Marzo. Se trata de la quinta vez que los parlamentarios libaneses tratan de encontrar una figura de consenso para alzarla a la presidencia del país, que este domingo quedará formalmente vacante con el final del mandato del actual presidente Suleiman.

Fuerzas opositoras sin identificar lanzaron anoche un ataque mortal contra los asistentes a un acto de apoyo del presidente Bashar al Asad de cara a las polémicas elecciones que van a tener lugar el próximo 3 de junio. En el bombardeo, ocurrido en la ciudad de Daraa, murieron al menos 22 personas y otras 30 resultaron heridas, según ha confirmado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Según fuentes oficiales egipcias se trata de Shadi el Amanei, máximo responsable del grupo terrorista Ansar Baytal al-Maqdis (“Los campeones de Jerusalén), que ayer cayó abatido junto a tres de sus colaboradores en un tiroteo cuando viajaba en un vehículo con intención de colocar una bomba en un gaseoducto entre Egipto e Israel.

El grupo terrorista vinculado a Al Qaeda se ha caracterizado por cometer atentados indiscriminados en suelo egipcio e israelí desde sus bases en la península del Sinaí.