Revista de Prensa

El rey Salman sacude el 'Establishment' saudí

 

Egipto, Turquía y Arabia Saudí, la 'vanguardia suní'.
"A principios del mes pasado un informe del Ejército de Estados Unidos alertaba de que Irán está construyendo una flota de 'drones kamikaze' y de que tiene previsto instruir en el manejo de este tipo de aparatos a sus aliados terroristas Hamás y Hezbolá"

El monarca saudí ha decidido designar como su heredero al ministro del Interior, el príncipe Mohamed ben Nayef, en detrimento del que lo era hasta ahora, el príncipe Moqren ben Abdul Aziz ben Saud, que asimismo ha sido destituido como viceprimer ministro, cargo que también ha ido a parar a Nayef.

Moqren es el último de los hijos del fundador del reino, Abdulaziz ben Saud.

Además, Salman ha cambiado de ministro de Exteriores a petición del propio Faisal al Saud, que ha pedido ser relevado por razones de salud. Faisal era el canciller más veterano del mundo, no en vano llevaba en el cargo desde 1975.

Se encuentra unos 10 kilómetros al sur de la aldea libanesa de Hermel, y según Jane’s Defence Weekly no tiene por objeto facilitar el contrabando de armas procedentes de Siria o Irán, dadas sus cortas dimensiones, sino el aterrizaje y despegue de drones iraníes como el Ababil 3 y el Shahed 129.

Precisamente, a principios del mes pasado un informe del Ejército de Estados Unidos alertaba de que Irán está construyendo una flota de drones kamikaze y de que tiene previsto instruir en el manejo de este tipo de aparatos a sus aliados terroristas Hamás y Hezbolá.

El denominado Líder Supremo de la República Islámica ha asegurado que en Estados Unidos los negros son “oprimidos, humillados y ofendidos”, razón por la cual se producirían disturbios como los que en estos días están sacudiendo la ciudad de Baltimore.

Las declaraciones del ayatolá Jamenei se produjeron días antes de un nuevo encuentro entre el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, y el ministro de Exteriores iraní, Javad Zarif, a cuenta de las negociaciones en curso sobre el programa nuclear de Teherán.

Según las autoridades, los cuerpos fueron encontrados cerca de la ciudad de Al Baida, próxima al lugar del secuestro, que tuvo lugar cuando los periodistas viajaban de Tobruk a Bengasi.

Un alto mando militar ha confirmado que los autores del crimen fueron terroristas del Estado Islámico.