Imaginario

"¡El programa republicano es más proisraelí que nunca!"

 

Donald Trump.

Eso es lo que dice Donald Trump en su cuenta de Twitter, donde acto seguido se ha preguntado si el presidente Obama está “tratando de destruir Israel con todos sus malos movimientos”.

Tal y como refiere el diario israelí Arutz Sheva, el citado programa omite cualquier referencia a los dos Estados como solución al conflicto palestino-israelí, define a Jerusalén como capital “indivisible” de Israel y rechaza la noción de que el Estado judío es una potencia ocupante.

Se da la circunstancia de que buena parte del establishment intelectual judío republicano ha manifestado repetidas veces su rechazo a Trump, por entender que tampoco en este asunto es de fiar, y que el aspirante del GOP a la Casa Blanca se ha declarado previamente “neutral” en lo relacionado con el conflicto que enfrenta a israelíes y palestinos.