Revista de Prensa

El Partido de Dios llama a la guerra contra el Estado judío

 

desfile hezbolá
"El llamado de Hezbolá se produce luego de que el Parlamento israelí debatiera en pleno a propósito de la soberanía del Monte del Templo y de que las IDF atacaran el pasado lunes un convoy que transportaba misiles de Siria al Líbano para impedir que llegaran a manos del Partido de Dios"

La organización terrorista chií libanesa de obediencia iraní ha urgido a los palestinos a alzarse contra “el enemigo sionista” en defensa de Jerusalén y del Monte del Templo, que, según denuncia, Israel quiere destruir.

El llamado de Hezbolá se produce luego de que el Parlamento israelí debatiera en pleno a propósito de la soberanía del Monte del Templo y de que las IDF atacaran el pasado lunes un convoy que transportaba misiles de Siria al Líbano para impedir que llegaran a manos del Partido de Dios.

El presidente norteamericano quiere que su par afgano suscriba cuanto antes el Acuerdo Bilateral de Seguridad que estipularía las condiciones de la presencia de tropas extranjeras en el país al acabar 2014, pero Karzai se niega aduciendo que se trata de una decisión de gran importancia que correspondería a su sucesor, pues él abandonará la Presidencia el próximo mes de abril.

El más mortífero ha tenido por objetivo el barrió chiita bagdadí de Karaada, donde un coche bomba se ha cobrado la vida de 14 personas y provocado heridas a 65.

En Ramadi, capital de la provincia de Al Anbar, uno de los bastiones de la minoría suní, tres soldados han muerto y 18 han resultado heridos al hacer explosión un artefacto junto a las oficinas del gobernador.

Ibrahim Mehleb, hasta ahora responsable de Vivienda, fue durante años presidente de la constructora estatal y procede del Partido Nacional Democrático.

Mehleb ha asegurado que la seguridad y la lucha contra el terrorismo serán sus prioridades.

El atentado tuvo lugar anoche en Lehfen, al sur de la ciudad de Al Arish, en el Sinaí. No se produjeron víctimas y, por el momento, no ha habido reivindicación alguna.

Tras el derrocamiento de Hosni Mubarak se han multiplicado los ataques a los oleoductos del Sinaí, lo que ha llevado en ocasiones a la interrupción del suministro a Israel y Jordania.