Revista de Prensa

El líder de Al Qaeda arremete contra el líder del Estado Islámico

 

Aymán al Zawahiri, líder de Al Qaeda.
"El canciller ruso, Serguéi Lavrov, ha aclarado que su país seguirá colaborando militarmente con Damasco, a pesar de las críticas internacionales por la escalada militar de Moscú en Siria"

No reconocemos ese califato. (…) No vemos a Abubaker al Bagdadi como alguien digno del Califato”. Así de contundente se manifiesta el líder de Al Qaeda, Aymán al Zawahiri, en un nuevo comunicado difundido por su organización terrorista, en el que acusa al pretendido califa de imponer su reino “por la fuerza y con explosiones y coches bomba” en vez de por “la decisión de la gente”.

A juicio de Zawahiri, el Estado Islámico ha usurpado el movimiento yihadista.

Según ha informado el Ministerio del Interior egipcio, los hechos se produjeron en la noche del domingo en el Sinaí occidental, cuando las fuerzas de seguridad abrieron fuego contra el referido convoy, que transitaba por una zona en principio vedada a los civiles por su peligrosidad.

Los 12 muertos son de nacionalidad mexicana. Entre los diez heridos se encuentra el guía del grupo.

El presidente Al Sisi ha aceptado la renuncia y encargado al ministro del Petróleo saliente, Sharif Ismaíl, la formación de un nuevo Gabinete.

La caída del Gobierno Mahlab se produce una semana después de que saltara un escándalo sobre corrupción que salpica directamente al ministro de Agricultura.

Ibrahim Mehleb fue nombrado primer ministro el año pasado, después de haber desempeñado el cargo de ministro de Vivienda.

El canciller ruso, Serguéi Lavrov, ha aclarado que su país seguirá colaborando militarmente con Damasco, a pesar de las críticas internacionales por la escalada militar de Moscú en Siria.

“Había suministros militares y los va a seguir habiendo”, ha afirmado Lavrov. Qu ha añadido que se trata de un material militar que “tiene que ir acompañado por especialistas rusos para ayudar en los ajustes y entrenar al personal sirio en [su] uso “.

Los terroristas han atacado la pasada madrugada el principal centro penitenciario de la provincia oriental de Gazni. Según las autoridades provinciales, los talibanes destruyeron la entrada de la cárcel con un coche bomba y posteriormente abrieron fuego contra los oficiales de la prisión, provocando la muerte a cuatro de ellos. En el asalto han sido liberados unos 400 presos.