Revista de Prensa

El Estado Islámico perpetra una nueva matanza de cristianos

 

Terroristas del Estado Islámico se disponen a asesinar a prisioneros etíopes de fe cristiana.
"Un alto mando del Ejército iraní afirma que no permitirán las inspecciones de sus instalaciones militares por parte de extranjeros, sea cual sea el contenido del acuerdo nuclear con Occidente"

El último vídeo difundido por el grupo terrorista islamista muestra el asesinato de un grupo de cristianos etíopes, con lo que el EI amplía el rango de sus atrocidades a otras nacionalidades africanas.

Las imágenes recuerdan el degollamiento colectivo perpetrado por el mismo grupo terrorista en una playa de Libia el pasado mes de febrero, que tuvo por víctimas a 21 cristianos coptos.

De esa manera ha resumido el general de brigada Hosein Salami, segundo en la escala de mando de la Guardia Revolucionaria, la posición de Teherán respecto las garantías exigidas por Occidente para un futuro acuerdo nuclear.

Salami asegura que la visita de inspectores a los centros del Ejército significaría una “ocupación” en toda regla, porque “todos nuestros secretos de defensa están ahí“. Y concluye: “No sólo no permitiremos a los extranjeros inspeccionar nuestras bases militares; no les daremos permiso ni siquiera para pensar en tal cosa”.

El Ejército iraní ha mostrado una imitación propia del sistema de misiles S-300 diseñado por Rusia durante un desfile militar. Debido al embargo del envío de armamento, decidieron desarrollar el Bavar 373, su escudo de misiles, que posee características similares al ruso.

El líder ruso se ha pronunciado sobre cualquier acuerdo de Jerusalén con Kiev en los siguientes términos: “Creo que es contraproducente si de lo que estamos hablando es de armas letales porque solo llevará a un aumento de las víctimas y el resultado será el mismo”.

Estas declaraciones se producen justo después de que Moscú haya levantado el embargo de armas a Irán, por lo que Teherán podría recibir próximamente el sistema de defensa S-300. Putin afirma que éste no es una amenaza para Israel.

Abdul Malik al Huzi, máximo dirigente del grupo chií, afirma en un mensaje televisado que sus combatientes “no evacuarán las principales ciudades ni las instituciones gubernamentales“. En respuesta a las declaraciones de los responsables del Ejército saudí relativas al daño que los ataques aéreos de la coalición árabe suní están provocando en las filas de los rebeldes chiíes, Huzi ha asegurado que “cualquiera que piense que nos vamos a rendir está soñando”.

Las autoridades kurdas aseguran que sus unidades, apoyadas por fuego aéreo de la coalición liderada por EEUU, han ganado a los terroristas islamistas un área de 84 kms cuadrados, ampliando la zona de seguridad alrededor de la principal ciudad petrolífera del norte del país.

El Consejo de Seguridad del Kurdistán ha informado de que al menos 35 terroristas del EI han sido abatidos por los combatientes kurdos en la ofensiva sobre Kirkuk, que comenzó el pasado sábado.

Otras 125 personas han resultado heridas en este ataque en Jalalabad, capital de la provincia oriental de Nangara. Un terrorista suicida hizo explotar la bomba que portaba en la entrada de un banco en el que había numerosos civiles y soldados esperando a cobrar sus salarios.

El presidente Ashraf Ghani ha señalado directamente al Estado Islámico como responsable del atentado. Por su parte, el portavoz de los talibán en Afganistán, Zabiulá Mujahid, rechazó tener relación alguna con el crimen.

El rey Salman ben Abdulaziz ha ordenado el envío de 274 millones de dólares en ayuda humanitaria al país en conflicto. Esta donación se produce precisamente después de que Naciones Unidas hiciera un llamamiento internacional para ayudar al Yemen.

Los fondos recibidos servirán para ayudar a 7,5 millones de personas en los próximos tres meses.