Contextos

El Estado Islámico comanda la lista Forbes del terror

Por Pablo Molina 

Estado Islámico

La organización del califa Al Bagdadi estaba ya considerada como una de las más ricas, a pesar de su relativamente reciente nacimiento. La conquista de campos petrolíferos en Irak y Siria le supone una importante fuente de ingresos, a poco que siga funcionando como hasta ahora el mercado negro del crudo. Si a eso le unimos la conquista de la ciudad de Mosul, donde los terroristas desvalijaron todas las entidades bancarias, es evidente que el grupo de Al Bagdadi tiene vastos recursos a su disposición. Pero a pesar de esas evidencias faltaba cuantificar el flujo de dinero que entra periódicamente en las arcas del grupo terrorista. La edición israelí de la revista Forbes se ha encargado de hacer esta investigación, con el resultado previsible: el Estado Islámico es la organización terrorista que dispone de más fondos. 

Nada menos que 2.000 millones de dólares es lo que ingresa cada año el Estado Islámico (EI), de los que aproximadamente la mitad provienen de la venta del petróleo de los pozos que han caído en sus manos, radicados principalmente en el norte y el oeste de Irak. El resto, según Forbes, corresponde a las donaciones de potentados particulares y Gobiernos del Golfo Pérsico como Qatar, Emiratos o Arabia Saudí.

En segundo lugar se sitúa Hamás, dueña y señora de Gaza. Este dominio de todos los recursos de la Franja y de los flujos monetarios que llegan en concepto de ayuda humanitaria o fondos para el desarrollo explica, a juicio de Forbes, que la organización terrorista que comparte el Gobierno palestino con Al Fatah por decisión de Mahmud Abás disponga de 1.000 millones de dólares anuales para sus actividades. No es infrecuente, añade Forbes, que Hamás obtenga recursos económicos directamente de organizaciones internacionales como la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA, por sus siglas en inglés), con las que en ocasiones comparte filias y fobias, principalmente el odio a Israel.

El podio del terror lo completan las FARC, la narcoguerrilla colombiana que ha hecho del secuestro, la extorsión y el tráfico de drogas sus principales fuentes de recursos y que, según Forbes, ingresa 600 millones de dólares al año.

A continuación se ofrece el listado con las diez organizaciones terroristas con mayor poder económico, ordenadas en sentido decreciente. Como se puede comprobar, ocho de las diez son islamistas. 

 
Nombre Localización Ingresos anuales (mill. $)
Estado Islámico Irak y Siria 2.000
Hamás Gaza y Cisjordania 1.000
FARC Colombia 600
Hezbolá El Líbano 500
Talibán Afganistán y Pakistán 150
Lashkar e Taiba Pakistán y la India 100
Al Shabab Somalia, Kenia y Uganda 70
Nuevo IRA Reino Unido e Irlanda 50
Boko Haram Nigeria y Camerún 25