Revista de Prensa

El Estado Islámico amenaza con ataques más devastadores

 

Estado Islámico
"Netanyahu pide a EEUU que impida una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU a favor del establecimiento unilateral de un Estado palestino"

La organización terrorista liderada por el sedicente califa Bagdadi promete “días oscuros” para los países miembros de la coalición antiyihadista liderada por Estados Unidos. En una declaración hecha pública tras los atentados de Bruselas, de los que se ha responsabilizado, el EI dice que “lo que va a venir es más devastador y amargo”.

El primer ministro israelí ha intervenido vía satélite en el encuentro anual del Comité de Asuntos Públicos Americano-Israelí, para defender, entre otros aspectos, la necesidad de que el Consejo de Seguridad de la ONU no respalde las exigencias palestinas que, a su juicio, “acabarían con las esperanzas de paz por muchos, muchos años”.

Benjamín Netanyahu afirma estar listo para iniciar conversaciones con la parte palestina “inmediatamente y sin precondiciones”, aunque insiste en que Mahmud Abás no es partidario de esa idea.

La organización internacional ha retirado a sus enlaces militares en Dajla, a petición del reino alauita. Marruecos pone así de manifiesto su rechazo a las palabras del secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, que recientemente se ha referido a la “ocupación” marroquí del territorio perteneciente al Sahara Occidental, donde la ONU defiende la necesidad de un referéndum para decidir sobre su independencia desde 1991.

Es el resultado de una encuesta de opinión entre los residentes de la Franja de Gaza y la Margen Occidental. En este estudio, realizado por el Centro Palestino de Investigaciones Políticas, el 52% de los palestinos pide pasar de los apuñalamientos a los ataques con bombas y armas de fuego. Un 65% de ellos considera, además, que los ataques terroristas contra civiles judíos son más efectivos para el establecimiento de un Estado palestino que las conversaciones de paz con Israel.

El ataque aéreo, realizado en una zona montañosa, ha matado a docenas de miembros de la organización terrorista según fuentes del Pentágono. Su portavoz, Peter Cook, ha explicado que el objetivo del bombardeo ha sido un campo de entrenamiento de Al Qaeda, utilizado por más de 70 terroristas.