Contextos

El día en que la CNN 'difamó' a Ruhaní

Por Pablo Molina 

ruhani-cnn
"El régimen iraní se muestra muy ofendido por que la cadena norteamericana pretendiera hacer pasar al presidente del país por un político que condena el Holocausto"

La entrevista que la CNN realizó al presidente de Irán la semana pasada, con motivo de su asistencia a la Asamblea General de la ONU, ha acabado convirtiéndose en un escándalo sonado por la manipulación que la cadena norteamericana realizó de las palabras de Ruhaní, que supuestamente habría condenado el Holocausto.

Las propias autoridades iraníes han protestado formalmente por esta manipulación interesada y exigido a la CNN una rectificación completa, porque no están dispuestas a permitir que se haga pasar al presidente del país por un mandatario que condena el genocidio nazi contra los judíos. El presidente de la Comisión de Seguridad y Política Exterior del Parlamento iraní ha llevado la voz cantante en esta exigencia a la cadena norteamericana para que rectifique la traducción manipulada de las palabras de Ruhaní, amenazando con acciones legales en caso de que su petición no sea aceptada, que podrían llevar hasta la prohibición de la emisión de ese canal en suelo iraní.

Pero ¿qué dijo exactamente Ruhaní?

Para determinarlo hemos de acudir a la agencia iraní de noticias Fars, en cuya página web se desveló en primer lugar esta falsificación de sus palabras en el transcurso de la ya famosa entrevista. A una pregunta de la presentadora, Christiane Amanpour, acerca de lo que el presidente iraní opina sobre el Holocausto, la respuesta exacta de Ruhaní, según Fars, fue la siguiente:

He dicho con anterioridad que no soy historiador y que son los historiadores los que tienen que especificar, fijar y dar cuenta de los distintos aspectos de los hechos históricos, aunque en términos generales condenamos cualquier tipo de crimen cometido contra la humanidad a lo largo de la historia, incluido el crimen cometido por los nazis contra judíos y no judíos, de la misma manera que si hoy se comete cualquier crimen contra cualquier nación, religión, pueblo o creencia, también condenaremos ese crimen genocida. En consecuencia, lo que los nazis hicieron está condenado, pero los aspectos de los que usted habla y su clarificación son deber de los historiadores e investigadores. Yo no soy un profesor de Historia.

Pues bien, la traducción que la CNN sirvió a sus espectadores de las palabras del presidente iraní fue la siguiente.

He dicho con anterioridad que no soy historiador y, en consecuencia, cuando se habla de las dimensiones del Holocausto, son los historiadores los que deben reflexionar sobre ello. Pero, en general, puedo decirle que cualquier crimen perpetrado en la historia contra la humanidad, incluido el crimen de los nazis hacia los judíos y los no judíos, es censurable y condenable. Condenamos sus actos criminales contra los judíos; arrancar la vida humana es despreciable y no hay diferencia si es una vida judía, cristiana o musulmana, porque para nosotros es lo mismo. Tomar la vida humana es algo que nuestra religión rechaza, aunque eso no significa que, por otro lado, se pueda decir que, como los nazis cometieron crímenes contra un grupo, éste en consecuencia tenga derecho a usurpar la tierra de otro grupo y ocuparla. Este es también un acto que debe ser condenado para que el debate sea justo.

El escándalo que ha supuesto el que la CNN, referente informativo mundial, tergiverse de esa manera las palabras del mandatario de un país ha merecido la atención de otros medios, que no han dudado en hacerse eco de la polémica y darle la oportuna relevancia.

El propio régimen iraní, como vimos al principio, se muestra muy ofendido por que la CNN pretendiera hacer pasar al presidente del país por un político que condena el Holocausto o lo compara con la ocupación por Israel de los territorios ganados en sus guerras con los países árabes. Por eso ha exigido a la CNN que corrija la traducción de las palabras de Ruhaní, emita nuevamente la entrevista con la traducción correcta y pida las correspondientes disculpas. Hasta el momento, la cadena norteamericana ha rechazado hacer tal cosa.