Revista de Prensa

El coste de la Primavera Árabe

 

pan-egipto
"Alí Zidan prometió informar de la persona y el partido político responsables de su secuestro en los próximos días"

Es lo que concluye un informe elaborado por el banco inglés HSBC, el primero que se realiza para evaluar el coste que están asumiendo los países que han sido escenario de la denominada Primavera Árabe.

Los expertos del HSBC estiman que entre 2011 y 2014 el PIB de Egipto, Túnez, Siria, Libia, Jordania, el Líbano y Baréin, los siete países más afectados por las revueltas, será un 35% inferior al que tendrían en caso de no haberse producido los levantamientos.

Es lo que aseguró ayer Alí Zidan en una entrevista concedida al canal de televisión France 24.

Ese partido, que no nombró, “sólo quiere derribar al Gobierno, por la fuerza, por mecanismos democráticos, no democráticos o por cualquier otro medio”. No obstante, prometió informar de la persona y el partido político responsables de su secuestro en los próximos días.

Según el ministro de Justicia iraquí, los 42 reos eran responsables de “crímenes terroristas”, que habían supuesto “el asesinato de docenas de inocentes”, así como de “otros delitos como el intento de desestabilizar el país provocando el caos y extendiendo el terror”.

El texto con la declaración del ministro hecha pública ayer incluía la imagen de un nudo corredizo, en referencia al método utilizado en Irak para dar cumplimiento a las penas de muerte.

Los expertos de la ONU dedicados a desmantelar el arsenal químico de Bashar al Asad ya han visitado tres de los veinte lugares en los que se sospecha fueron realizados los ataques, mientras que las fuerzas opositoras acusan al régimen de haber desatado una ofensiva aérea contra varias ciudades.

El objetivo ahora es conseguir que se detengan las acciones bélicas en aquellas otras zonas que los inspectores deben visitar para desarrollar su labor, la mayoría de las cuales se encuentran en áreas controladas por las fuerzas rebeldes.

El crimen se ha producido a las puertas del hogar de la víctima, Seralah Ofer. Su esposa, que consiguió escapar, ha declarado que los criminales eran palestinos, y que utilizaron barras de hierro y hachas.

Ofer es el tercer israelí asesinado en Cisjordania en tres semanas.

Aumenta el número de carteras, de 31 a 39, y las ministras pasan de 1 a 6. Ahora bien, el primer ministro seguirá siendo el islamista Abdelilah Benkirán.

La relevante cartera de Exteriores queda en manos de Salahedín Mezuar, líder de la coalición G8, que concurrió a las legislativas de hace dos años con el objetivo declarado de hacer frente a la formación de Benkirán, el Partido Justicia y Desarrollo (PJD).