Revista de Prensa

El coste de la guerra de Gaza

 

IAF
"A pesar de los 6.000 ataques contra objetivos terroristas en Gaza, los militantes de Hamás siguen teniendo un importante arsenal, advierte el ministro de Defensa israelí"

La cifra la ha aportado el ministro de Defensa, Moshé Yaalón, que además ha informado de que en el transcurso de la misma se atacaron 6.000 objetivos terroristas, 5.000 por aire y 1.000 por tierra y mar.

Con todo, Yaalón advierte de que los terroristas de Hamás continúan poseyendo un importante arsenal.

Esa es la cifra de terroristas abatidos por los militares paquistaníes desde que el pasado mes de junio diera inicio a la mayor ofensiva contra los grupos talibanes presentes en Waziristán, región fronteriza con Afganistán.

Según fuentes del Ejército, 82 soldados han perdido la vida en el desarrollo de la campaña.

Según las fuerzas de seguridad, una bomba que explotó al paso de un convoy militar y causó dos muertes, mientras que las demás víctimas fueron ametralladas cuando trataban de huir del lugar.

El primer ministro, Ibrahim Mehlab, ha condenado el ataque y asegurado que El Cairo proseguirá con su lucha contra el terrorismo. «El mundo es testigo de lo que el terrorismo está haciendo en nuestro país», afirmó.

Entre los arrestados hay 84 saudíes, tres yemeníes y una persona cuya nacionalidad todavía no se ha determinado. Se les acusa de estar vinculados a grupos terroristas y de estar planeando cometer varios atentados. La operación se ha desarrollado durante varios meses tanto en el interior como en el exterior del país.

De entre los detenidos, 59 de ellos habían sido condenados a penas de prisión con anterioridad por delitos similares.

El secretario de Estado norteamericano ha mantenido esta mañana una conversación con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en la que le ha manifestado su protesta por la decisión de Jerusalén de apropiarse de 400 hectáreas en los territorios en disputa.

La llamada telefónica de Kerry aumenta las presiones de EEUU para evitar una decisión que, a juicio de la Casa Blanca, entorpecería el proceso de paz.

Más de 100 personas han irrumpido en el Legislativo, en medio de una sesión, para protestar por lo que consideran la «inacción del Gobierno» ante los ataques del Estado Islámico. Al parecer, la mayor parte de los manifestantes eran familiares de secuestrados por los yihadistas, que se quejan de la escasa información que reciben sobre su estado y denuncian una supuesta matanza perpetrada en Tikrit y que habría costado la vida a muchos de ellos.