Revista de Prensa

"El Corán permite a la República Islámica de Irán destruir Israel"

 

Bandera de Israel en llamas.
"En unas grabaciones filtradas, el presidente egipcio se ríe de algunos de los países que más decididamente le están apoyando (dice que Arabia Saudí, Kuwait y Emiratos tienen más dinero del que necesitan, y que Egipto ha de tomar su parte) y comenta con su ministro del Interior cómo ha de reprimirse a los opositores, y habría evidencias de desvío ilícito de miles de millones de dólares"

Se trata de Mojtaba Zolnur, representante del líder supremo en la Guardia Revolucionaria, que ha declarado que “el noble Corán permite a la República Islámica de Irán destruir Israel” y advertido que, incluso si Teherán abandonara su programa nuclear, “no se debilitará” su “determinación (…) de destruir a Israel“.

En ellas, el rais se ríe de algunos de los países que más decididamente le están apoyando (dice que Arabia Saudí, Kuwait y Emiratos tienen más dinero del que necesitan, y que Egipto ha de tomar su parte) y comenta con su ministro del Interior cómo ha de reprimirse a los opositores, y habría evidencias de desvío ilícito de miles de millones de dólares.

El Cairo ha negado la autenticidad de las grabaciones, pero una firma especializada en la materia dice que hay pruebas “moderadamente contundentes” de su veracidad.

La Unión Europea busca que la ONU le permita emprender acciones militares contra las mafias que se ocupan de la inmigración clandestina, acciones que le permitan incluso hundir embarcaciones en aguas territoriales libias, a lo que se oponen las autoridades libias, que ven los planes europeos confusos y “muy preocupantes”.

Naciones Unidas estima que unas 60.000 personas han tratado de cruzar el Mediterráneo en lo que va de año, y que más de 1.800 han muerto en el intento, veinte veces más que en 2014.

Lo anunció el miércoles el propio jefe de la Policía, Yohanán Danino, después de una audiencia en la que el agente explicó su versión de los hechos; agente que, comunicó Danino, puede enfrentarse a cargos penales.

La difusión del vídeo en que se ve al policía agredir al soldado etíope desencadenó graves disturbios en Tel Aviv y puso sobre el tapete el trato dado a los Beta Israel en el Estado judío.