El Blog

El bigote del 'ladrón' Peretz: cisma en el Partido Laborista israelí

 

amir-peretz

Nuevo terremoto en la política israelí; esta vez, en el seno del legendario pero actualmente marginal Partido Laborista, que ha decidido sumarse a la coalición de Gobierno comandada por el derechista Benjamín Netanyahu y el liberal Benny Gantz.

El viernes, el líder del Avodá, Amir Peretz, llegó a un acuerdo con Gantz que hará del primero ministro de Economía e Industria y a su correligionario Itzik Shmuli titular de Bienestar y Servicios Sociales.

amir-peretz-2019Los laboristas tienen un tercer diputado, Merav Mijaeli; pero esta periodista de 53 años no se sumará al Gabinete Netanyahu-Gantz. De hecho, Mijaeli no sólo se ha opuesto a la entrada de su partido en el Gobierno, sino que ha acusado a Peretz y a Shmuli de cometer “el peor acto de latrocinio político” y “robar el voto a los israelíes que les eligieron”. Es más, ha anunciado que recurrirá a la Corte Suprema la decisión laborista de sumarse a la coalición de Gobierno, adoptada ayer por el Comité Central del partido, y que se está planteando su futuro político.

Como recuerda Bicom en la completa cobertura que ha hecho del escándalo, el muñidor laborista del acuerdo, Peretz, se afeitó su proverbial bigote –que lucía desde hacía nada menos que 47 años– en la campaña de las elecciones del pasado septiembre para dar más fuerza a su gran promesa electoral: “Ahora todo el mundo puede leer mis labios”, decía; “nunca me uniré a un Gobierno comandado por Netanyahu”.

El Partido Laborista, hegemónico durante las tres primeras décadas de existencia del Israel moderno, ahora de hecho pugna por su supervivencia, al punto de que hay encuestas que dudan de que en las próximas elecciones consiga superar el umbral de acceso al Parlamento (Knéset).