Revista de Prensa

Efemérides sangrienta en Egipto

 

plaza-tahrir
"Bashar al Asad permitirá la salida de mujeres y niños de la ciudad de Homs, bastión rebelde cercado por el Ejército desde hace un año y medio, como primer fruto tangible de las conversaciones de Ginebra II"

Es el saldo de los choques ocurridos este pasado fin de semana entre las fuerzas de seguridad egipcias y los manifestantes islamistas que pretendían alcanzar la plaza Tahrir, corazón simbólico de las revueltas que en 2011 desembocaron en la renuncia al poder del Rais.

Además de las refriegas con islamistas en El Cairo, un coche bomba hizo explosión en las cercanías de un centro policial en la ciudad de Suez, según informaron fuentes oficiales.

La ciudad, cercada desde hace un año y medio, se abrirá para permitir la salida de los más vulnerables, tal y como ha anunciado el Gobierno sirio tras los acuerdos alcanzados en la cumbre internacional Ginebra II. Los rebeldes han exigido garantías de que no van a ser detenidos tras su salida.

El ministro de Defensa israelí, Moshe Yaalon, autorizó ayer la entrada de cemento y otros suministros a la Franja, cuyo destino será la reparación de los edificios dañados por el temporal de nieve que azotó el enclave palestino el pasado mes de diciembre, que provocó el desplazamiento de unos 40.000 gazatíes de sus viviendas.

La operación estará coordinada por Israel, la Autoridad Palestina y la comunidad internacional.

Se celebrarán antes que las legislativas, alterando el orden que se había establecido inicialmente, aunque aún no se han precisado fechas. El presidente interino, Adli Mansur, dirigió un mensaje televisado a la nación en el que ha comunicado este anuncio, motivado en buena medida por las muertes violentas ocurridas esta pasada semana.

La principal discrepancia es el rechazo de la oposición al actual ministro del Interior, Lutfi Ben Yedu. No obstante las dificultades para encontrar un político de consenso para ese puesto, el primer ministro en funciones Mehdi Yumaa ha comunicado al jefe de Estado su intención de conseguir el mayor acuerdo posible entre las fuerzas políticas. Según Yumaa «en un día, quizá dos» se podrá conseguir la solución definitiva.

Se trata de Latakia, ciudad costera y el mayor puerto del país en manos de Asad, donde la oposición al régimen de Damasco ha informado de un fuerte estallido, aunque aún se desconocen las causas del suceso. La explosión ocurrió la pasada madrugada en el barrio de Shej Daher de la ciudad.

Mohamed Asghar, un ciudadano británico diagnosticado de esquizofrenia paranoica, escribió unas cartas a un político en 2010 en las que se presentaba a sí mismo como profeta. El proceso judicial se ha seguido en los juzgados de la ciudad de Rawalpindi, con múltiples irregularidades denunciadas por los abogados de Asghar, entre otras la ausencia de los letrados defensores en la parte final del juicio y la exclusión del historial médico del acusado como elemento de prueba.

El teniente coronel Ahmed Amir al Mahzuzi, alto mando de la sección de investigación del aparato de seguridad del Estado, ha sido abatido a la salida de su casa en Hadramut, en el este del país. Las autoridades han atribuido la autoría del ataque a grupos yihadistas, responsables de atentados similares en la región.

Un artefacto, colocado en el arcén de una carretera local de Nangarhar, ha explotado esta mañana al paso de un autobús que se dirigía a una boda en el distrito de Achid. El portavoz del gobierno provincial, Ahmad Zia Abdulzai, explicó que en el vehículo viajaban hombres, mujeres y niños. El atentado ha dejado una víctima mortal y seis heridos.