Revista de Prensa

EEUU acusa a Asad de colaborar con el Estado Islámico

 

El dictador sirio, Bashar al Asad.
"Obama considera que las autoridades israelíes no son sinceras cuando defienden una solución de dos Estados para el conflicto con los palestinos"

La embajada estadounidense en Damasco ha asegurado en las redes sociales que las Fuerzas Armadas de Bashar al Asad han colaborado con el grupo terrorista en la zona fronteriza con Turquía, donde estaba siendo acosado por tropas rebeldes apoyadas por la coalición internacional.

Damasco ha rechazado la acusación como carente de sentido. EEUU suspendió las actividades de su embajada en Siria en 2012, pero sus cuentas en las redes sociales permanecen activas.

El presidente norteamericano ha afirmado en una entrevista para una televisión israelí que la comunidad internacional sospecha que Israel no quiere realmente esa solución para el conflicto con los palestinos. Obama considera que las numerosas condiciones impuestas por Netanyahu para alcanzar un acuerdo hacen que la existencia del Estado palestino sea completamente irreal en el futuro.

El exjefe de las tropas norteamericanas en el país asiático sostiene que al EI sólo se le puede derrotar a través de un enfoque dual: militar y político.

No se puede combatir a los extremistas “solo con la fuerza de las armas”, ha señalado el exjefe de la Inteligencia estadounidense. Durante la guerra de Irak, Petraeus ideó la estrategia de vincular a los miembros de las tribus suníes al Ejército de EEUU en su lucha contra Al Qaeda.

El llamamiento ha sido realizado tras la conferencia celebrada en París, donde se han dado cita los miembros de la alianza liderada por EEUU y el Gobierno iraquí. El primer ministro Haidar al Abadi, ha aprovechado el encuentro para pedir un aumento del apoyo de los socios occidentales a las Fuerzas Armadas de Irak.

Los 15 miembros del Consejo de Seguridad del máximo organismo internacional han solicitado unanimemente una nueva tregua humanitaria, con el fin de atender las necesidades de la población civil afectada por la guerra de los huzis y la alianza de países árabes suníes.

Así mismo, el consejo ha expresado su deseo de que las conversaciones de los dos bandos en Ginebra se retomen cuanto antes sin condiciones, incluso aunque no haya un acuerdo para el cese de las hostilidades.