Revista de Prensa

EEUU acogerá a 10.000 refugiados sirios en 2016

 

Barack Obama.
"El primer ministro israelí ha criticado duramente la resolución del Parlamento Europeo que pretende imponer un etiquetado especial a los bienes procedentes de los territorios en disputa"

El secretario de prensa de la Casa Blanca, Josh Earnest, ha informado de que el presidente Obama ha dado instrucciones para aumentar sensiblemente el cupo de refugiados sirios que está acogiendo el país, y de los poco más de 1.200 de 2015 se va a pasar a 10.000 en 2016. En este último año, EEUU acogerá además a otros 30.000 refugiados de otras procedencias.

La ministra de Asuntos Exteriores, Julie Bishop, ha proclamado el compromiso de su país en la lucha contra el EI y aventurado que la implicación australiana en el conflicto –ya participa en la misiones aéreas que tienen por objetivo posiciones del grupo terrorista en Irak– puede prolongarse durante dos o tres años.

Por otro lado, Australia va a acoger a otros 12.000 refugiados sirios y a destinar 32 millones de dólares para la asistencia a refugiados sirios e iraquíes en los países vecinos (Jordania, Líbano, etc).

Decenas de terroristas y soldados de Asad han muerto en el ataque contra unas instalaciones militares del Ejército cerca de la ciudad de Deir Ezzor, uno de los bastiones del yihadismo.

Los terroristas utilizaron dos coches bomba en el ataque contra la base militar. En las cuatro horas de combate que siguieron murieron al menos 18 soldados y 23 terroristas.

El primer ministro israelí ha criticado duramente la resolución del Parlamento Europeo que pretende imponer un etiquetado especial a los bienes procedentes de los territorios en disputa. Para Netanyahu, se trata de “una distorsión de la justicia y la lógica” que, además, no contribuye al proceso de paz.

Así lo ha anunciado la ONU, que ha pedido también a las partes que participen en el encuentro “de buena fe”. El enviado especial de la organización, Ismail Uld Cheij Ahmed, se ha felicitado por el acuerdo del Gobierno yemení, los huzis y el Congreso General del Pueblo del Yemen de retomar las conversaciones para acabar con el conflicto.