Imaginario

Diálogo de sordos gritones

 

A la izquierda, el abogado islamista Muntasir al Zayat. A la derecha, el periodista Abdel Halim Qandil. En el centro, la moderadora de este debate celebrado el mes pasado en la televisión egipcia Mihwar. Periodista que acaba pidiendo perdón al público por el deplorable espectáculo de sus invitados, rebosantes de furia, islamista la una, antiislamista (y antisemita) la otra.

Véanlo (y léanlo –en inglés–), no tiene desperdicio: uno, saliendo y entrando del plató y proclamándose un guerrero a los gritos. El otro, acusando a los Hermanos Musulmanes de exagerar como los judíos con el Holocausto (“Si no eran seis millones en total, ¿cómo pueden hablar de que murieron seis millones en las cámaras de gas nazis”) y chillando y chillando que los islamistas son traidores al islam.

Al final se calman, como si estuvieran reflexionando sobre lo ocurrido o sabiéndose partícipes de una farsa.