Imaginario

Detectan 1.537 defectos en la central nuclear de Dimona

 

nuclear

Los científicos que han realizado la inspección sostienen que no hay motivos para la preocupación en el corto plazo y que el alto número de desperfectos detectados se debe en buena medida a los altos niveles de exigencia planteados.

La central de Dimona, en marcha desde 1963, tenía prevista una vida útil de 40 años, pero sigue en activo con el visto bueno de las autoridades.

Aunque Israel no es signatorio del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares, y por tanto no es objeto de escrutinio por la Agencia Internacional de la Energía Atómica, ha aceptado voluntariamente operar de acuerdo a las normas de seguridad de la propia AIEA.