Imaginario

Decapitan por error a un aliado

 

decapitacion

El Estado Islámico de Irak y el Levante, una de las franquicias de la red terrorista Al Qaeda, ha pedido disculpas por decapitar a Mohamed Faresh Marús, comandante de Ahrar al Sham, otro de los grupos terroristas suníes que combaten al dictador sirio, de filiación alauita, Bashar al Asad. Al parecer, creyeron que se trataba de un chií iraquí leal al régimen baazista.

El Estado Islámico ha pedido no sólo perdón, sino «moderación y piedad».