Revista de Prensa

¿Cuáles son los países que más reprimen la libertad religiosa?

 

cristo-machado-alejandria (1)
"Birmania, China, Egipto, Eritrea, Irán, Irak, Nigeria, Corea del Norte, Pakistán, Arabia Saudí, Sudán, Tayikistán, Turkmenistán, Uzbekistán y Vietnam son los países que más reprimen la libertad religiosa, según el Congreso norteamericano"

Diez de los quince países que más violan la libertad religiosa son islámicos, según el Informe Anual de la Comisión Internacional de Libertad Religiosa del Congreso de EEUU. Ésta es la lista: Birmania, China, Egipto, Eritrea, Irán, Irak, Nigeria, Corea del Norte, Pakistán, Arabia Saudí, Sudán, Tayikistán, Turkmenistán, Uzbekistán y Vietnam.

En el referido informe se señala que los cristianos son los que más padecen persecución por sus creencias.

Un terrorista suicida hizo explotar su vehículo al paso de un convoy militar, en lo que se trata del peor ataque de este tipo sufrido por EEUU en Afganistán. Entre los 15 muertos hay dos niños y seis soldados norteamericanos.

El grupo terrorista Hezb e Islami, liderado por Gulbudín Hekmatyar, se ha atribuido el crimen.

Cuatro reclutas del Ejército y tres de la Policía han sido capturados en el norte de la Península del Sinaí, cuando regresaban de vacaciones.

El presidente del país, Mohamed Morsi, encabeza las negociaciones para su liberación.

Así lo asegura la organización norteamericana Human Rights Watch, cuyos investigadores pudieron visitar las instalaciones del Ejército sirio en la ciudad de Raqa tras caer en manos rebeldes.

Según HRW, las celdas, salas de interrogatorio y tortura encontradas se ajustan a lo relatado por varios detenidos desde que comenzó la rebelión contra Asad.

El presidente turco, Abdulá Gül, afirmó ayer que la “respuesta global” de la comunidad internacional al conflicto en Siria no está siendo más que simbólica.

En un discurso desde Reyhanli, ciudad fronteriza en la que un coche bomba dejó 51 muertos el pasado fin de semana, Gul pidió a los demás países que aumenten su ayuda a los refugiados sirios, 400.000 de los cuales viven en campos turcos.

El tribunal que los ha juzgado los ha condenado a un año de prisión por insultar al monarca, Hamad bin Isa al Jalifa, y “socavar los valores y tradiciones” del emirato.

Desde que, hace dos años, se iniciaron las protestas contra la monarquía en la pequeña isla, Twitter se ha convertido en el medio habitual de denuncia de los atropellos del régimen.