Imaginario

Cerrojazo al Santo Sepulcro

 

santo-sepulcro-pascua

En una decisión harto inusual, dadas las frecuentes y profundas desavenencias que caracterizan su relación, las distintas confesiones cristianas con presencia en la Iglesia del Santo Sepulcro (en la imagen, antes de su reciente restauración) han decidido clausurar sine die el templo para protestar por una decisión del Ayuntamiento de Jerusalén de cobrarles tributos por aquellas de sus propiedades no destinadas al culto.

“Junto con todos los jefes de las Iglesias de Tierra Santa, nos mantendremos unidos, firmes y resueltos en la protección de nuestros derechos y propiedades”, han afirmado el Patriarcado Greco-Ortodoxo, el Patriarcado Armenio y la Custodia de Tierra Santa por medio de un comunicado conjunto.

Por su parte, el alcalde de Jerusalén, Nir Barkat, tras insistir en que los lugares de culto seguirán exentos de tributación, se ha preguntado:

¿Tiene sentido que una zona comercial con hoteles y tiendas esté exenta de pagar la arnona [el impuesto sobre los bienes inmuebles] sólo porque pertenezca a una iglesia?

“Durante muchos años, el Estado no ha permitido a la Municipalidad colectar esas deudas en esas zonas comerciales… No permitiré que los residentes de Jerusalén corran con ellas”, ha asegurado Barkat.