Revista de Prensa

Cae el hombre fuerte de Hezbolá en Siria

 

Hasán Nasrala, líder de Hezbolá.
"No está clara la liberación del ex presidente egipcio Hosni Mubarak, que ayer fue absuelto de un caso de corrupción, ya que tiene varias causas pendientes, como la muerte de manifestantes en 2011"

Hosam Alí Nisr podría haber muerto en Damasco. Esta muerte se produce tan solo un día después de que el líder de Hezbolá, Hasán Nasrala, hiciera un llamamiento a todos sus seguidores para que participaran en la guerra siria. En ese videocomunicado del líder terrorista, difundido en varias páginas web, Nasrala decía que él mismo irá a la guerra, si es preciso.

La Fiscalía acusa al expresidente y exjefe del Ejército de no haber hecho lo suficiente para evitar la muerte de la ex primer ministro, por lo que ha sido imputado en la corte de Rawalpindi. Los cargos que pesan sobre él, según el fiscal Chaudry Azhar, son los de asesinato, conspiración criminal y colaboración en el asesinato de Bhutto, ocurrido en 2007.

No está clara la liberación del expresidente egipcio, que ayer fue absuelto de un caso de corrupción, ya que tiene varias causas pendientes, como la muerte de manifestantes en 2011, por las que el tribunal considera que debe seguir en prisión. El abogado del exdictador, Farid el Dib, se muestra optimista y asegura que «debería ser liberado a finales de semana«. Sobre Mubarak pesan, además, cargos como los de enriquecimiento ilícito y daño premeditado a los fondos públicos.

Tan solo tres meses después de su nombramiento, Mohamed Jalifa al Sheij presentó su renuncia aludiendo a discrepancias con el Gobierno. En los últimos días su Ministerio ha sido incapaz de contener los disturbios registrados en el país.

Los países en los que más periodistas han sido asesinados son Siria (7), Pakistán (6), Somalia (5) y Egipto (5). Las últimas muertes se han producido en este último país; concretamente el pasado día 14, en el que perdieron la vida Mick Deane, Ahmad Abdel Gawad y Mosab al Shami.

Rimsah Masih fue acusada por el clérigo Jalid Jadún por quemar algunas hojas del Corán. Posteriormente se demostró que Jadún le había preparado una trampa, aunque ahora los testigos contra él se han retirado, por lo que ha sido absuelto. Se da la circunstancia de que Rimsah Masih es una niña cristiana de 14 años con discapacidad psíquica, con lo que su familia argumentó que la adolescente no tenía conciencia de los hechos de los que se la acusaba. Rimsah Masih fue encarcelada y ha tenido que exiliarse a Canadá con su familia.

Los condenados están acusados de actividades terroristas y han sido condenados a la pena capital, vigente en el país pese a las peticiones internacionales de una moratoria. El Ministerio del Interior ha confirmado las condenas, si bien no ha especificado la fecha de la ejecución.