El Blog

Bruce Springsteen: necesito tocar en Israel

 

Qué historia increíble cuenta David Horovitz en el Times of Israel. En los años 80, Amy Kalman hizo aliá desde Toronto y se instaló en Jerusalén, donde sigue residiendo. Kalman, madre de cuatro hijos, fan de Bruce Springsteen de toda la vida, estaba online cuando la librería Barnes & Noble de Freehold, localidad natal del Boss, ofertó un encuentro con el cantante para las primeras 2.000 personas que compraran su flamante autobiografía.

Kalman decidió dar al clic y se fue desde Jerusalén hasta Freehold con el solo propósito de conocer a su ídolo.

Bruce Springsteen, con Amy Kalman en Freehold.

Bruce Springsteen, con Amy Kalman en Freehold.

Una vez allí y con él, le dio cuenta de lo que había hecho y Springsteen le dio un abrazo de admiración.

La cosa no quedó ahí. Al habla Kalman:

En el avión iba pensando sobre cómo decirle… esto… que tocara ya en Israel. Pero no tuve que decir nada porque inmediatamente me dijo: “Realmente necesito tocar allí”. Y yo le dije: “¡Sí, desde luego!”.