Revista de Prensa

"Borrar Israel del mapa es innegociable"

 

Bandera de Israel en llamas.
"El primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, ha asegurado que las fuerzas iraquíes han recuperado Tikrit, de gran valor simbólico porque Sadam Husein decía haber nacido en ella"

El comandante de la milicia Basij (adscrita a la Guardia Revolucionaria), Mohamed Reza Naqdi, ha hecho estas declaraciones mientras los poderes mundiales siguen negociando con Irán un acuerdo sobre su programa nuclear.

Naqdi se ha ufanado del apoyo de la República Islámica a la organización terrorista palestina Hamás y ha amenazado también a Arabia Saudí por su intervención en el Yemen contra la milicia chií huzi, apoyada por Teherán: “Tendrá un destino similar al de Sadam Husein”.

Jaled Meshal cree que la victoria de Netanyahu en las elecciones israelíes llevará a un “mayor extremismo” y, en una entrevista para la cadena británica BBC, ha asegurado que Hamás seguirá atacando a Israel “mientras haya ocupación, agresión, guerra y muertos”.

El primer ministro, Haidar al Abadi, ha asegurado que las fuerzas iraquíes han recuperado la ciudad, de gran valor simbólico porque Sadam Husein decía haber nacido en ella (en realidad nació en una aldea de las inmediaciones).

Tikrit estaba en manos del Estado Islámico desde junio, y se ha recuperado luego de que la coalición internacional liderada por Estados Unidos bombardeara posiciones de los terroristas.

El presidente estadounidense ha cancelado la congelación del programa de entrega de armamento a las Fuerzas Armadas egipcias, ordenada tras el derrocamiento del islamista Mohamed Morsi.

Barack Obama ha informado telefónicamente a su homólogo egipcio, Abdulfatá al Sisi, de que EEUU enviará a Egipto los aviones de combate y el armamento pesado retenidos y de que reanudará el programa de ayuda militar por un monto anual de 1.300 millones de dólares.

Las familias de los tres miembros del Ejército de EEUU han demandado al Gobierno iraní por haber orquestado el ataque contra el cuartel de Kerbala (80 kms. al sur de Bagdad) en el que prestaban servicio.

Las víctimas fueron secuestradas y más tarde asesinadas por agentes de Hezbolá, el grupo terrorista chií libanés, y la red Jazali, ambas organizaciones patrocinadas por Irán.

Veintiséis ciudadanos norteamericanos van a denunciar a la organización terrorista palestina por atacar el aeródromo internacional durante la guerra del pasado verano. Todos ellos fueron usuarios del mismo por esas fechas.

La legislación estadounidense pena con hasta 20 años de cárcel los ataques terroristas contra aeropuertos internacionales.