Revista de Prensa

¿Boicotearán a Turquía los odiadores de Israel?

 

Manifestantes pro BDS.

La represión ordenada por Erdogan tras el intento de golpe de Estado del pasado día 15 ha afectado de lleno al estamento educativo, con el cese de miles de profesores, a los que por lo demás se ha prohibido abandonar el país. El analista Liel Leibovitz se pregunta por qué los que boicotean a Israel no hacen lo mismo con Turquía.

Curtis Marez, el presidente de la Asociación de Estudios Americanos (…) cuando le preguntaron por qué su organización singularizaba en Israel sus calumnias y no, digamos, en Rusia, China o Turquía, respondió: “Por algún sitio se tiene que empezar”. Bien, profesor, ya has empezado por algún sitio, y ahora tienes que seguir. Porque si criticas a Israel solamente, si no hablas cuando los asaltos reales a la libertad de enseñanza están impidiendo a educadores y académicos enseñar e investigar, si reservas tu indignación moral sólo para el Estado judío y no la empleas para exponer a los verdaderos tiranos de todo el mundo (…), entonces tú y tus colegas habréis demostrado no ser más que insignificantes antisemitas que no merecen nuestro respeto ni el dinero de nuestras matrículas.

Tony Badran, de la Foundation for Defense of Democracies, da cuenta del estado de cosas en el conflicto sirio y atribuye a la política de apaciguamiento hacia Irán de Obama con el papel subalterno de EEUU. El panorama en Siria tras la salida de Obama de la Casa Blanca se vislumbra calamitoso.

Para comprender las decisiones del presidente en Siria hay que reparar en su iniciativa señera en política exterior: el acuerdo con Irán. Dado que el dictador Asad es un aliado estratégico de Irán, Obama decidió hace tiempo que no apoyaría los esfuerzos para derrocarlo.

(…)

Los aliados en Europa y Oriente Medio veían, en medio de la confusión y la desconfianza, cómo el presidente privilegiaba constantemente los intereses rusos e iraníes en Siria por encima de los suyos. Mientras tanto, el desastre sirio crecía, así como el número de muertos y de refugiados.

(…)

Los críticos de la política del presidente en Siria lo han acusado a menudo de ser demasiado pasivo. Eso es un error. La Casa Blanca ha estado dando forma activamente al escenario sirio, tanto diplomática como militarmente. Sólo que lo ha hecho de manera que ha socavado y puesto en peligro a los aliados e intereses de EEUU. El peor escenario es el que Obama deja tras de sí.

Las noticias sobre el convulso territorio proceden sobre todo de fuentes oficiales. La periodista Heba Afifi, en cambio, recoge el relato de las personas que viven ahí y que cuentan su realidad principalmente a través de medios amateurs, como la página de Facebook Sinaí News 24.

“Nosotros no somos periodistas, pero nuestra realidad nos ha forzado a informar del sufrimiento de nuestro pueblo”, declaran desde Sinaí News 24, una de las páginas de Facebook que informa desde el norte del Sinaí.

(…)

El administrador explica que Sinaí News 24 depende de una red de reporteros voluntarios, cada uno informando desde su propia área a fin de no atraer la atención como extraños. La página se ha ganado gradualmente la confianza del pueblo a través de un mecanismo de verificación en el que contrastan los hechos con diversas fuentes fiables.

“Creemos que tenemos el papel patriótico de aumentar la conciencia acerca de lo que está ocurriendo en el Sinaí, porque vemos lo que nadie más ve”.