Imaginario

"Benditos piojos"

 

beard

El Tribunal de la Sharia de Alepo ha emitido una fetua por la que se prohíbe matar a los piojos que alberguen las barbas de los musulmanes que se las han dejado crecer «conforme a la doctrina del profeta Mahoma». Debido a la escasez de agua en la zona de yihad en el país, afirma el tribunal, los muyahidines han debido limitar sus baños, lo que ha contribuido a la aparición de «benditos piojos» en sus barbas, «según la voluntad de Dios».

Para remediar los picores, los expertos del tribunal recomiendan a los hombres teñir las barbas con henna, como hizo Mahoma. Ante todo, hay que mantener a los piojos. Quien desobedezca la fetua será condenado a recibir cincuenta latigazos, sin descartar otras posibles medidas.

(En la imagen, el barbado terrorista Jalid Sheij Mohamed, actualmente detenido en Guantánamo).