Imaginario

Asad, dejado en evidencia por un militar ruso

 

El tirano sirio vivió ayer un momento de gran bochorno cuando un militar ruso le impidió seguir a su gran patrocinador, Vladímir Putin, en el curso de una ceremonia celebrada en la base Hemeimín de Latakia en el marco de la retirada parcial de las tropas rusas desplegadas en territorio sirio, ordenada por el propio Putin.