Revista de Prensa

Araba Saudí quiere también su bomba nuclear

 

El rey Abdalá de Arabia Saudí.
"Netanyahu advierte del serio riesgo de llegar a un acuerdo diplomático con Irán sobre su programa armamentístico"

Según un reportaje emitido por la BBC en la noche del pasado miércoles, el reino saudí ha financiado programas de desarrollo armamentístico al Gobierno paquistaní a cambio de que le facilite armamento nuclear.

Los Estados del Golfo Pérsico, gravemente preocupados por la influencia de Irán en la zona, estarían intentando hacerse con este tipo de ingenios antes que el régimen de los ayatolás.

El Grupo 5+1 (los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania) e Irán están avanzando en las negociaciones sobre el programa nuclear del país persa, según informaron ayer los portavoces de la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, quien encabeza el equipo negociador internacional.

Hoy se reanudan las conversaciones en Ginebra en medio de grandes expectativas y con un claro interés de llegar a un acuerdo, sobre todo por parte de EEUU.

Es la frase textual con que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, se refirió a los acercamientos entre Irán y los poderes occidentales para llegar a un acuerdo diplomático sobre su programa nuclear.

Israel es consciente de que hay una propuesta sobre la mesa de Ginebra hoy que rebajaría la presión a Irán a cambio de concesiones que no lo son en absoluto”, aseguró ayer Netanyahu, quien añadió que “esta propuesta permitiría a Irán preservar su capacidad de construir armas nucleares“.

Lo aseguró ayer Jonh Sawers,  jefe de la inteligencia exterior británica (MI6), en referencia a las filtraciones del ex empleado de los servicios de espionaje estadounidense, que “han puesto en riesgo nuestras operaciones (…) y son muy dañinas”. Estas declaraciones se realizaron durante la comparecencia de los responsables de seguridad de Reino Unido ante la Comisión de Inteligencia de la Cámara de los Comunes.

El exceso de burocracia y los trámites farragosos para los candidatos son la nota dominante en las elecciones presidenciales y provinciales afganas, previstas para el 5 de abril del año próximo. Finalizado el plazo para el registro de candidaturas, la Comisión Independiente Electoral ha dejado fuera de la carrera electoral a 17 de los 27 candidatos presidenciales y a unos 400 provinciales. La Comisión Electoral de Quejas, garante de las votaciones afganas, se enfrenta ahora a las reclamaciones de los agraviados que durante horas desfilan ante el comité con tan sólo dos minutos por persona para exponer sus argumentos.

Los forenses del Instituto de Radiofísica de la Universidad de Lausana, responsables del hallazgo de polonio radiactivo en los restos de Arafat a petición de su viuda, no pueden certificar categóricamente que esa fuera la causa de la muerte del rais.

El director del Instituto, François Bochud, confirmó la presencia de este elemento, pero aclaró que los resultados de los análisis no permiten asegurar sin lugar a la duda que Arafat muriera envenenado.