Revista de Prensa

Alemania se suma a la lucha contra el EI en Siria

 

Angela Merkel.
"Si el Parlamento da su visto bueno, será el despliegue militar más importante de los que está realizando Alemania"

Alemania decidió unirse a la lucha contra el Estado Islámico tras el requerimiento del presidente francés, François Hollande, a sus aliados, tras los atentados del 13-N.

Berlín no enviará tropas de combate, pero ha acordado el suministro de aviones de reconocimiento Tornado, una fragata y un contingente de 1.200 hombres.

Si el Parlamento da su visto bueno, será el despliegue militar más importante de los que está realizando Alemania.

Los servicios de seguridad franceses creen que Salah Abdeslam habría llegado a Siria, aunque las autoridades belgas no lo tienen tan claro.

Los últimos datos que se han conocido de este francés de origen belga es que compró diez detonadores en una tienda de fuegos artificiales y varias baterías antes de la matanza, por lo que podría estar en disposición de perpetrar nuevos atentados.

Los reos han sido ahorcados en la prisión de Kohat, donde permanecían encerrados. Todos ellos habían sido sentenciados a muerte como participantes en el ataque terrorista contra la escuela militar en Peshawar, en el que murieron más de 150 personas, la mayoría de ellas niños.

La organización internacional humanitaria ha informado del secuestro de dos de sus responsables cuando iban en coche a su lugar de trabajo en la capital, Saná. Uno de ellos, de nacionalidad yemení, ya ha sido liberado mientras que el otro, oriundo de Túnez, sigue en poder de los secuestradores.

Los dirigentes de la Cruz Roja desconocen qué grupo puede estar detrás de este secuestro.