Revista de Prensa

Alemania no normalizará sus relaciones Irán mientras Teherán no reconozca a Israel

 

Angela Merkel.
"Nasrala ha asegurado que un ataque contra los depósitos de amoniaco de la ciudad israelí de Haifa (norte) tendría un impacto equivalente a un ataque nuclear en términos de mortandad"

Así se manifestó ayer Angela Merkel en la rueda de prensa que celebró junto al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en Berlín.

Asimismo, Merkel ha asegurado que actualmente no se dan las condiciones para avanzar en el proceso de instauración de un Estado palestino.

El líder del grupo terrorista chií libanés de obediencia iraní ha asegurado que un ataque contra los depósitos de amoniaco de la ciudad israelí de Haifa (norte) tendría un impacto equivalente a un ataque nuclear en términos de mortandad.

Con todo, Nasrala ha rechazado las informaciones recientes que apuntan a un posible inicio de las hostilidades contra Israel.

Lo ha anunciado el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigu, después de reunirse con su homólogo iraní, Hosein Dehghán. Ambos se han mostrado “preparados” para reforzar la coordinación entre sus países “en un gran número de asuntos regionales y globales”.

Según Naciones Unidas, la llegada de alimentos a miles de desplazados a causa de los ataques del grupo terrorista vinculado al Estado Islámico refleja la mejora de la seguridad en el país.

La agencia humanitaria de la ONU ha asistido ya a 5.000 personas y trata de hacer llegar ayuda a otras 10.000, pero el acceso a estas últimas es más complicado por la falta de infraestructuras.

Los camiones de suministros de la ONU han podido acceder al centro de la ciudad de Taiz, la tercera ciudad del país, que lleva meses aislada. El convoy ha entregado alimentos y ayuda de emergencia para 1.000 familias.

El Yemen está inmerso en una guerra civil que ha derivado en regional por la implicación en la misma de Arabia Saudí, que apoya al Gobierno internacionalmente reconocido, y las milicias huzis, respaldadas por Irán.