Revista de Prensa

Abás: jamás aceptaré que Israel sea un Estado judío

 

Mahmud Abás
"Informaciones no confirmadas aseguran que el cáncer de próstata que padece el Líder Supremo de la República Islámica se encuentra muy avanzado y se ha extendido al resto del cuerpo. Fuentes médicas estarían diciendo que no le quedarían más de dos años de vida"

En los prolegómenos de una reunión de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), su líder y presidente de la Autoridad Palestina ha reiterado su negativa a aceptar la existencia de Israel como Estado judío. No obstante, añadió: “Si Israel se retirase de todos los territorios árabes ocupados en 1967, los países árabes e islámicos reconocerían a Israel. Si Israel quisiera la paz, podría haber hecho eso. Si reconociera nuestros derechos, viviríamos en paz“.

El presidente iraní dijo ayer: “El único país que está enfadado y molesto por el curso de las negociaciones es un régimen de ocupación que ve su supervivencia a través de la guerra y la invasión”, en referencia a Israel.

Por su parte, el presidente del Parlamento iraní, Ali Lariyani, advirtió de que si Israel se atreve a atacar a Irán con el apoyo del Congreso estadounidense, los americanos verían una “respuesta multilateral y aplastante” que dejaría a “Israel en silla de ruedas”.

Informaciones no confirmadas aseguran que el cáncer de próstata que padece el Líder Supremo de la República Islámica se encuentra muy avanzado y se ha extendido al resto del cuerpo, lo que ha hecho que se desaten las especulaciones acerca de su sucesión. Fuentes médicas citadas por el rotativo francés Le Figaro estarían diciendo que no le quedarían más de dos años de vida.

Jamenei lleva al frente de la República Islámica desde la muerte del ayatolá Jomeini, en 1989.

El Ejecutivo libio ha solicitado autorización por escrito al Consejo de Seguridad de la ONU para importar tanques, aviones y helicópteros, además de armamento menor y municiones, con el propósito de luchar contra el EI y otros grupos yihadistas presentes en el país y asegurar sus fronteras.

El Consejo de Seguridad decidirá el próximo lunes si levanta parcialmente el embargo de armas que pesa sobre Libia.